Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 diciembre 2008

Ranking semanal

Lo más vendido la semana pasada:

el discurso vacio
  1. El discurso vacío, Mario Levrero
    Interzona
  2. Llamadas telefónicas, Roberto Bolaño
    Anagrama
  3. El lector, Bernard Schlink
    Anagrama
  4. Intimidad, Hanif Kureishi
    Anagrama
  5. Llamadas de Amsterdam, Juan Villoro
    Interzona
  6. El chino, Henning Mankell
    Tusquets
  7. Bodegones de Buenos Aires, Pietro Sorba
    Planeta
  8. Vagón fumador, Mariano Blatt y Damián Ríos (comp.)
    Eterna Cadencia
  9. After dark, Haruki Murakami
    Tusquets
  10. La novela luminosa, Mario Levrero
    Mondadori

[Ver el ranking anterior].

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. [Primera parte]

la novela luminosa 04

(N. del E.: El siguiente texto fue leído por Luis Chitarroni, a quien agradecemos la gentileza de haberlo cedido para aquí lo reproduzcamos)

Mario Levrero: La novela luminosa,
por Luis Chitarroni

Estamos acá para convocar a un gran maestro de la narrativa contemporánea, del que seguramente ustedes sabrán mucho más que yo. Mi relación con sus libros ha sido tan discontinua que ahora, al tener que hablar de esta novela, no se me ocurre una idea central sino muchos planteos. Planteos a los que se llega sigilosamente. Creo que el sigilo es una de las características de Levrero, y que el sigilo de Levrero es algo difícil de definir. Así que nos encontramos con una primera dificultad: ¿cómo aprehender, como ceñir su sigilo?

Bien, digamos que nunca me gustó ese primer verbo, que usé de una manera impulsiva -sin sigilo-. Y nunca me gustó porque pertenece sobre todo al lenguaje de los pedagogos, que lo enfatizan, lo sobrevaloran, lo vulgarizan, todo a la vez. Me temo que, a causa de mi desconfianza, yo nunca pueda, en esos términos, aprehender. Así que me consuelo con decir ceñir.

(más…)

Read Full Post »

Horarios del 24 y 31

Informamos que los días 24 y 31 de diciembre, la librería permanecerá abierta hasta las 17 hs. En tanto, el 25 de diciembre y 1 de enero estaremos cerrados todo el día.

Read Full Post »

Dos artículos sobre Frío en Alaska, de Matías Capelli:

Pablo Nicotera escribió una reseña para No Retornable.

Damián Selci, a partir de la novela de Capelli y la mesa que compartieron Kohan, Terranova y Oyola, delinea un estado del arte sobre la narrativa argentina.

Con un lenguaje urbano y culto a la vez, Matías Capelli lleva al lector a vivir en ese límite borroso y desconocido, casi sin conciencia en el que cualquier cosa puede suceder y los recuerdos se cruzan con referencias a lecturas de infancia, literatura contemporánea y clásicas (que contribuyen a borrar los límites), dejándonos, al final, con el sabor a soledad con el cual vive el protagonista.
Pablo Nicotera

Con todo lo anterior, quedan esbozadas las líneas maestras que Frío en Alaska presupone y que nosotros querríamos subrayar como otras tantas ideas acaso útiles para la narrativa contemporánea: 1) terror al periodismo, 2) resistencia al cuento, 3) recurso a las formas y tonos de la poesía de los 90. La importancia de Frío en Alaska es equivalente a estas tres afirmaciones. Por supuesto, no se trata de discutir si Matías Capelli escribió o no el libro definitivo; la virtud de Frío en Alaska, si tiene alguna, será la de empezar algo, más que terminarlo.
Damián Selci

Read Full Post »

Los elegidos de Ñ

La redacción de la Revista Ñ confeccionó una lista con los mejores libros del año. Entre ellos destacó tres de los nuestros. Una distinción que nos llena de orgullo. Los libros elegidos son:

Narrativa Argentina:

cuarteto-jpgCuarteto para autos viejos
Miguel Vitagliano
Una novela en la que se desarrollan cuatro historias que se complementan entre sí, o mejor aún, como en una partitura, anotan una serie de variaciones sobre una música recurrente. El autor deja entrever el derrumbe personal.

Ensayo literario:

sexo-y-traicionSexo y Traición en Roberto Arlt
Oscar Masotta
Editado originalmente en los años setenta, este libro de Masotta es una obra fundamental de la crítica literaria argentina. Desde una visión sartreana en la que atraviesa el psicoanálisis, analiza la obra del autor de Los siete locos.

Cuentos:

recorre los campos azulesRecorre los campos azules
Claire Keegan
Historias de abuso familiar. Matrimonios sin esperanza y celibatos rotos. Los cuentos pintan una Irlanda rural y profunda. Los relatos son tensos, de una lírica embriagadora. Parece que no ocurre nada. Pero ocurre.

Read Full Post »

Hoy cumplimos 3 años

Nada más y nada menos. Estamos felices y orgullosos. Empezamos siendo una librería, hoy además somos una editorial. Y sentimos que somos algo más. Que somos parte de un mundo, el mundo de la literatura que tanto amamos. Y seguiremos siéndolo por mucho tiempo más. Es nuestro mayor deseo.

Aprovechamos para desearles un buen fin de año y un mejor comienzo de 2009. ¡Salud!

Read Full Post »

Por P.Z.

Con P. habíamos pensado en hacer una lista para Navidad, qué recomendaría el librero cuando un cliente entra en la librería y no sabe qué llevar. Libros para chicos, libros para adolescentes, libros para leer en vacaciones. Y como yo quiero pensar que todavía tengo un corazón adolescente, quise comenzar por ahí: qué le recomendaría a alguien que busca un libro para un chico de catorce, quince años.

Uno ya no se acuerda, pero los catorce, los quince, los dieciséis pueden llegar a ser decisivos. Se está formando la personalidad. Los buenos libros que se leen a esa edad quedan resonando por muchísimos años. Después de todo lo que leí, todavía sé qué hacía, qué edad tenía cuando leí, por ejemplo, El cazador oculto. Por eso, mi primera recomendación es:

El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger

el guardián entre el centeno(El guardián entre el centeno es otra traducción de El cazador oculto).

Lo leí a los dieciséis. El profesor de Literatura de cuarto año nos lo dio como lectura obligatoria. Lo fantástico, casi milagroso, fue que lo leyó todo el curso, incluso aquel que se llevaba todo a marzo. Nos impactó la aventura de Holden, queríamos que Phoebe fuera nuestra hermana. Lo conversábamos en el recreo, parecíamos un grupo de tragas que no dejábamos de leer. Fue como una psicosis colectiva, una enfermedad preciosa que nos entusiasmó a todos.

Mi ejemplar tenía en la tapa tenía un tiro al blanco con dos balazos. Nunca supe por qué la historia de un alumno que se escapa el fin de semana del colegio para ir a visitar a su hermanita tenía semejante portada. Como si el que el ilustrador nunca hubiera leído la novela. Ese libro fue uno de los pocos que presté, y que finalmente perdí. Más tarde compré la edición española: El guardián entre el centeno. La traducción es más dura para nuestros oídos, pero sigue siendo mágico.

Y esa pregunta “¿hacia dónde van los patos en invierno?”. Cómo golpea todo el tiempo. Veo crecer a mis hijos y pienso en eso. Hacia dónde volarán mis patitos.

Dicen que Mark Chapman tenía un ejemplar de El cazador oculto en el bolsillo cuando mató a Lennon. Dicen, pero no sé si fue así.

El cazador oculto es un número puesto para regalar.

(más…)

Read Full Post »

Silvina Friera, excelente periodista, leyó Vagón Fumador y así lo cuenta en Página 12:

vagón fumadorDe la bronca inicial por el confinamiento en peceras o en mesas al aire libre –congelados en invierno, incinerados bajo el sol en verano–, los fumadores despuntan el vicio, penalizado por una sociedad que sobreactúa su redentora epifanía “libre de humo”, con ese inquietante goce que proporciona “lo prohibido”. Los cigarrillos se disfrutan en los márgenes, en los rincones, a escondidas; un placer emparentado en cierto modo con la soledad del que lee. “Escribir es para mí un acto complementario al placer de fumar”, dijo André Gide. Amantes de la pipa, los puros y la nicotina, muchos escritores han dejado un atado imperdible de relatos humeantes. El peruano Julio Ramón Ribeyro, en Sólo para fumadores, confesó que cuando ya no pudo comprar cigarrillos tuvo que cometer “un acto vil”: vender sus libros más queridos, aquellos que arrastró durante años por países, trenes y pensiones. “‘Este Valéry vale quizás un cartón de rubios americanos’, en lo que me equivoqué, pues el bouquiniste que lo aceptó me pagó apenas con que comprar un par de cajetillas. Luego me deshice de mis Balzac, que se convertían automáticamente en sendos paquetes de Lucky. Mis poetas surrealistas me decepcionaron, pues no daban más que para un Players británico.” Poco a poco, Ribeyro se fue desprendiendo del teatro completo de Chéjov, de Flaubert, hasta que sus libros se habían hecho “literalmente humo”. Vagón fumador (Eterna Cadencia), antología de relatos sobre el tabaco que incluye textos de Mario Bellatin, Daniel Durand, Elvio Gandolfo, Alberto Laiseca, Hebe Uhart, Daniel Link, María Moreno, Alejandro Zambra y Fernando Pessoa, entre otros (compilada por Mariano Blatt y Damián Ríos), pone en escena las relaciones que fumadores y no fumadores tienen con el acto de fumar.

[Continuar leyendo la reseña]

Read Full Post »

Por P.Z.

“Si esta fuera una mesa sobre Bolaño, seguro habrían venido más de 50 personas”. Promediando la charla, Damián Tabarovsky, se animó con una definición sobre el perfil entre perdedor y de culto de Mario Levrero.

la novela luminosa #1

Ayer se presentó en la librería La novela luminosa de Mario Levrero con una charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky. La charla comenzó con media hora de retraso (a las 19.30) empujada en parte por la tolerancia esperable para estos eventos y en parte por la escasa concurrencia. Esto último, que en principio parecía conspirar contra la expectativas, generó un ambiente de intimidad y proximidad, muy agradable. Creo que  se consiguió un diálogo mucho más rico.

Chitarroni comenzó leyendo un texto a modo de disparador un semblante de Levrero. De La novela luminosa afirmó que lleva el costumbrismo al extremo, y que en Levrero se sintetizan los estilos contrapuestos de Kafka y Onetti.

(más…)

Read Full Post »

Diego Vecino reseñó Los Padres de Scherezade para el diario Crítica de la Argentina (el 13/12) y le puso un 6:

los padres de sherezadeLos padres de Scherezade
por Diego Vecino

El que avisa no traiciona: me gustó mucho más Guebel cuando hablaba de sí mismo o cuando hacía esa lectura mortuoria de los ’70 que ahora, en Los padres de Scherezade (Eterna Cadencia, 2008). Ese es su último libro y su segundo de cuentos. De ahí emerge un Guebel tipo flaneur post-indutrial: cínico, erudito, elegante, irónico, con sumarias aptitudes sociales, con un brandy en la mano o practicando bungee-jumping en un paraje exótico. Los cinco relatos que el libro reúne entregan los trazos gruesos de la inapelable bonne littérature. Un finísimo estilo, un poco atildado, que elude todas las marcas personales, humor refinado, sofisticados argumentos, hechos y datos remotos y todos los lugares comunes de ese género oligárquico que es la literatura fantástica: inmortalidad, magia, alquimia, anatomía, referencias a personajes y circunstancias reales que galvanizan con verosímil los afiebrados bandeos de una mente ociosa y lúdica.

El primer relato es el más corto y el más trivial: “La fórmula de los jesuitas” imagina una peregrinación secreta de Lenin a Francia en donde se conecta, a fuerza de diálogos imposibles, a la revolución rusa con el cristianismo primitivo. Ni mal ni nuevo. “La nariz de Stendhal”, en cambio, no disimula tras el floreo verbal una cantidad de buenas ideas acerca de las relaciones posibles entre saber, poder y literatura, foucaultianamente, en la pre-marxista Europa del 1800. El relato que le da nombre al libro recrea sin sobresaltos un clásico de la literatura argentina, Las Mil y una noches, y agrega un mito más al mito, aún cuando esto parecía imposible o innecesario. Los dos que quedan, “Un sueño de amor” y “El secreto de la inmortalidad”, deparan momentos de buena lectura, ni muy relajada ni muy estricta. Digamos, convencional, pero en el buen sentido del término.

(más…)

Read Full Post »

La errata luminosa

Ayer un cliente nos vino a devolver un ejemplar de La Novela Luminosa que tenía un error de impresión (que por un momento temimos que pudiera haber sido más grave): la última palabra de la página 15 es  “inevita-“, la página 16  continúa con “para postergar…..” cuando debería seguir con la palabra “blemente…”

la novela luminosa - pág 15

Chequeamos en la edición anticipada que Mondadori nos envió generosamente y el error se debe a la omisión de un renglón. Como Eterna Cadencia también es servicio, transcribimos el texto ausente:

“blemente sufrir esa operación, primero discutí con el cirujano”.

Eso es todo.

Llamamos a Mondadori para avisarles, y nos dijeron que ya lo sabían, que la errata ya estaba en producción y que en estos días la estaban enviando a las librerías.

Y ya que estamos, recordamos que hoy se presenta en la librería la novela de Levrero con una charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky:

newsletter

Read Full Post »

Ezequiel Alemian entrevista a Claire Keegan para La Capital. Una lúcida entrevista a una lúcida escritora:

recorre los campos azulesEn una entrevista usted dijo que cuando escribía lo hacía partiendo de un sentimiento. En Recorre los campos azules parece haber una insistencia en ciertos sentimientos generacionales: la mayoría de los personajes de más relieve son mujeres de unos 40 años, que atraviesan un momento crítico de su vida. ¿Lo reconoce como tema en sí mismo?

No lo había pensado desde ese punto de vista. Recorre los campos azules es un libro contado desde la perspectiva del hombre, y no de la mujer. No es autobiográfico, pero sí es un trabajo muy personal, y en consecuencia mi vida privada se permea en los cuentos. Me interesa la idea de matrimonio como un presupuesto social que significa que uno se tiene que casar y tener hijos. Ese nunca fue mi sueño, nunca pensé que hubiese una única manera de vivir la vida. El matrimonio es una idea muy poco seductora. Para muchas mujeres, en Irlanda, es una propuesta sin atractivo. Allá, las mujeres tienen demasiados hijos, y además terminan siendo una especie de sirvienta de los hombres, porque el hombre no hace nada. Las mujeres como mi madre, además de cocinar, mantener la casa, criar a seis hijos y presentarlos a la sociedad, tenían que hacer su trabajo duro de granja, con la tierra. Y según recuerdo, mi padre no hacía demasiado. La verdad es que la mayoría de los hombres irlandeses no son precisamente irresistibles.

¿Se está produciendo en Irlanda un cambio en la consideración de las instituciones del matrimonio y de la Iglesia?

Sí, tanto la Iglesia como institución, como las relaciones entre hombres y mujeres, están cambiando en Irlanda. Y lo que más radical y rápidamente se está modificando es la relación de la Iglesia con la sociedad. La Iglesia ha tenido una caída importantísima en su reputación con la difusión de un informe que revelaba todos los casos de abuso sexual a niños. La gente ya no tiene demasiadas razones para creer, si los que eran los guías morales de los chicos se abusaban de ellos. Entre hombres y mujeres los cambios son más lentos. Las mujeres son como ciudadanas de segunda, pueden ser reinas en sus casas pero en la sociedad pierden confianza porque no han sido educadas, ni han tenido la posibilidad de viajar; sólo han vivido una vida doméstica, limitada. Por otra parte, los hombres irlandeses han sido siempre muy apañados por sus madres. Irlanda es el país del mundo donde se toma más té: hay un chiste que dice si uno le pregunta a un hombre cuántas cucharadas de azúcar le pone a su té, el hombre le va a contestar que no sabe, que mejor le pregunten a su madre. También hubo mucha represión sexual ligada a la Iglesia. La verdad, si se me permite la expresión, todo esto era una verdadera mierda. Ahora la situación está empezando a cambiar.

(más…)

Read Full Post »

Soy cuyano

Mañana, luego de la presentación de La novela luminosa, el grupo Soy Cuyano presenta Programatta Inducativa Nuova:

soy cuyano

Read Full Post »

Infidelidad manifiesta

mujeres infieles + the palermo manifiesto

Este viernes a las 19 horas en la librería (Honduras 5582) nos reuniremos los autores, editores y lectores de los libros Historias de Mujeres Infieles y The Palermo Manifesto para brindar por la aparición de los respectivos en Emecé, por el fin del año y por lo que cada uno quiera.

Ojo: no habrá palabras alusivas ni música en vivo. Sí habrá firma de ejemplares y, estimamos, venta de los mismos para quienes no los tengan pero quieran.

Read Full Post »

Libros para el verano

Por P.

Las lecturas para el verano suelen ser, por lo menos en mi caso, las más importantes del año. De hecho, yo me hice lector -lamentablemente en forma tardía- en un verano, y por casualidad.

Me iba a la playa por unos días y para impresionar a las chicas, compré un libro de Kafka, una edición de Andres Bello, con la Metamorfosis, El Castillo y El Proceso. Al único que impresioné fue a mí mismo, recuerdo que volví deprimido de mis vacaciones, sin poder salir de ese mundo kafkiano.

atardecer #1

De más está decir que ese verano terminé más solo que Hitler en el día del amigo, en Israel.

Pero bueno, ese es tema para otro post. Decía que las lecturas de vacaciones son las más importantes del año para mí, y creo que es porque leo de manera más sistemática y menos fragmentaria. Leo mucho mejor. Sin apuros, sin voracidad, aunque por momentos soy una máquina de leer en vacaciones.

(más…)

Read Full Post »

Embellecimiento

Nos estamos embelleciendo:

embellecimiento #1

embellecimiento #2

¡Esperamos el 2009 sin arrugas!

Read Full Post »

Guebel vs. Guebel

Por P.

Quintin y Guebel

Quintín y Guebel

Ayer se produjo un hecho bastante particular, algo que me llamó la atención recién en la presentación: Daniel Guebel presentó 2 libros. Sí: dos, y ninguno era una reedición ni nada que se le parezca. Dos libros nuevos, hechos y derechos. Uno de teatro, Tres obras para desesperar, de Ladosur Ediciones, y nuestro querido Los padres de Sherezade (nunca me sale bien escribirlo o pronunciarlo, si no lo pienso), un libro de cuentos realmente hermoso.

Diciembre es una especie de maratón eventística en la que uno termina con la lengua afuera, ya no sabe más a quien vió, de que habló, cuánto y dónde se divertió. Encima, uno tiene que ir de una punta a la otra de la ciudad soportando a la gente que anda más loca que el resto del año, con un concierto permanente de bocinas, una puteada en cada esquina como decoración.

Daniel Guebel

Daniel, el padre de Sherezade

Pero a pesar de la fecha, unas 40 o 50 personas se acercaron a saludar a Daniel en el nacimiento de estos 2 libros que se suman a la ya extensa cantidad de “hijos literarios” que Guebel ha parido a lo largo de 20 años.

(más…)

Read Full Post »

Ranking semanal

Lo más vendido la semana pasada:

vagón fumador
  1. Vagón fumador, Mariano Blatt y Damián Ríos (comp.)
    Eterna Cadencia
  2. La logia de Cádiz, Jorge Fernández Díaz
    Planeta
  3. El lector, Bernard Shlink
    Anagrama
  4. Amores en fuga, Bernard Shlink
    Anagrama
  5. Chicas bien, Inés Arteta
    Ediciones del dragón
  6. El coleccionista de mundos, Ilija Trojanov
    Tusquets
  7. El viaje del elefante, José Saramago
    Alfaguara
  8. La novela luminosa, Mario Levrero
    Mondadori
  9. Chiquita, Antonio Orlando Rodriguez
    Alfaguara
  10. Continuadísimo, Naty Menstrual
    Eterna Cadencia

[Ver el ranking anterior].

Read Full Post »

Hoy a las 19, Daniel Guebel acompañado por Quintín presenta en la librería (Honduras 5582)  sus nuevos trabajos: Los padres de Sherezade que editó con nosotros [leer un fragmento de “Un sueño de amor”] y Tres obras para desesperar que publicó Ladosur Ediciones.

presentacion

Luego, ¡brindis!

Los esperamos.

Read Full Post »

Inés Garland entrevistó a Claire Keegan para la Revista Ñ de hoy:

recorre los campos azulesA los veintiséis años escribió su primer cuento para mandarlo a un concurso. Nunca antes había pensado dedicarse a la escritura.

“No tenía una dirección en ese momento de mi vida”, dice. “Había terminado mis estudios universitarios y estaba de vuelta en casa, en un país con el desempleo más alto de Europa. Me había presentado a trescientos trabajos y había recibido trescientas cartas de rechazo. Estaba viviendo con mi madre en una casa chica, en una ciudad chica. Leía mucho y, por no estar trabajando, mantenía la hora americana, me quedaba despierta hasta las cuatro de la mañana y dormía hasta el mediodía. Quería estar en la casa sola, sin mi madre, y pasaba muchas horas en mi cuarto mirando el río por la ventana. Me enteré del concurso de cuentos y, en esos días, compré una máquina de escribir en cuotas con la plata de la cuenta de electricidad porque pensé que podría ayudarme con mis cartas para buscar trabajo. Escribí el cuento para el concurso y nunca más dejé de escribir. Me gustó la experiencia. Lo sentí como un juego y ahora dejó de serlo. Ahora sé demasiado sobre escritura aunque a la misma vez sepa muy poco, y estoy demasiado consciente de los obstáculos, de lo difícil que es. En aquel momento simplemente escribí, no pensé mucho en lo que hacía, era una aventura, un experimento. Ahora me importa más que ninguna otra cosa en el mundo.”

[La entrevista completa]

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »