Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/01/09

Por P.

Ya está terminando mi excursión por tierras aztecas y la nostalgia me invade. Nostalgia de volver a mi Buenos Aires querida, de reencontrarme con “mi vida”. También siento nostalgia prematura de dejar este bellísimo país, poblado de gente amable, alegre y mucho menos violenta de lo que dicen. Lleno de misterios, de capas para explorar y lleno, sobretodo de vida, aquí la cosa late güey, realmente. Pero el tiempo pasa y los viajes terminan, inexorablemente. Si no terminaran, perderían ese gusto, creo yo.

Pero bueno, no es el tema de los viajes y sus sensaciones lo que me convoca a escribir, sino más bien hablar de mis lecturas en estos días. Debo decir que leí mucho menos de lo que esperaba, mis lecturas han sido pocas, salteadas y desprolijas. Pero no por ello poco satisfactorias.

Decidí no traer ningún libro. (Bueno, en realidad traje La Novela Luminosa, por si las moscas, ¿vió?) Cuando desembarqué en la primera ciudad que visité, lo primero que hice fue preguntar donde había una librería, de la cual era cliente a los cinco minutos, y donde en mi cuarta visita era saludado efusivamente.

En esos cuatro días que permanecí en Oaxaca, ciudad bellísima y llena de color, mi valija fue pidiéndome que no comprara más libros, primero con calma y luego severamente. No es que comprara tanto (o tal vez sí), pero a un ritmo de 7 u 8 libros por día y con un peso estimado de 250 grs. cada uno, la capacidad de carga de la misma se iba agotando rapidamente. Por suerte para ella, y para mi bolsillo (tanto en la librería como en el aeropuerto por sobrepeso) me fui para una zona de playas en donde ni siquiera hay librerías.

(más…)

Read Full Post »