Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/01/09

Citas rulfeanas

Por P.

Aquí me encuentro “en tránsito”, en el aeropuerto del DF mexicano, aún 32 años en este país, ya 33 en el mío. Curiosidades de los cambios de horarios. Estoy sufriendo un cumpleaños bipolar, o algo así. Bah, en realidad, estoy sufriendo un aburrimiento padre en este aeropuerto. ¡Qué aburrido es estar en estos edificios llenos de controles, colas y caras de nadas! ¡Y encima con malestar que no me permite leer con placer!

Terminé de leer El llano en llamas, dejo Pedro Páramo para el avión, aunque en realidad preferiría dormirme, tarea dificil para un fóbico a las alturas. Tal vez, a fuerza de calmantes y alcohol, pueda vencer al miedo.

Realmente me impresionó profundamente la escritura de Rulfo. Con un lenguaje llano -¡qué original lo mío!-, logró internarme en cada historia y hacérmela vivir desde dentro, sufrir con los personajes -casi nunca la pasan bien-, tener calor, miedo, estar loco, lo que sea. Y caminar, mucho, ya sea por huir, para matar. Me hizo conocer la idiosincrasia mexicana de tierra dentro, de la tierra árida, reservada a los pobres. Estuve del lado de los revolucionarios, tuve piedad por un perseguido durante 40 años. En definitiva, me pasó mucho, y le agradezco a Rulfo, gracias Juan. Si bien estuve leyéndolo sin lápiz en mano, alcancé a subrayar algunos pasajes, pidiéndole a azafatas y camareras.

(más…)

Read Full Post »

continuadisimoOsvaldo Baigorria reseñó Continuadísimo, de Naty Menstrual. La reseña salió el sábado pasado en Ñ, pero no está disponible en la versión digital de la revista.

Feos, sucios y románticos

En estos relatos, la autora narra escenas que atraen y repelen, como un Copi pero más guarro.

Por cirugías caseras, uno queda como un freak mezcla de Michael Jackson, Zulema Yoma y Guido Süller, y otra observa con horror sus propias mamas de aceite natural caídas a la altura del ombligo. Por amor loco, una atesora el orín de su novio ausente en botellas de cerveza. Y a otro lo encuentran penetrado por un gran danés en un charco de sangre. Mientras tanto, el camarada Kaposi se lleva a volar una reina moribunda junto a los pájaros pintados en las paredes del hospital Muñiz.

Relatar con humor estas peripecias, corridas, caídas y colapsos es uno de los milagros de Continuadísimo, primer libro de Naty Menstrual. Un humor más que negro, marrón excrementicio. Que convoca al horror, se contagia y lo preña. Que chorrea escenas esperpénticas, vecinas del mal gusto, siempre sorprendentes, incluso tiernas. Los personajes de estos veintitrés relatos puede ser víctimas, victimarios, crueles, patéticos, pirados o violentos pero siempre serán buceadores de amor en las cloacas, románticos del esfínter, capaces de dar la vida por un beso en la cola.

“Literatura travesti trash” es el subtítulo con el que definió la autora a estos textos producidos en cibercafés y locutorios cuando aún no tenía computadora propia, algunos de ellos publicados en su blog y en la revista digital El interpretador, escritos casi sin corrección política ni estilística, literalmente a las corridas, en un lenguaje claro, legible, ameno, extrañamente apto para todo público a pesar de lo obsceno. Se escucha en ellos la voz de la canaleta, del patio trasero, del mundo de abajo, prostibular, drogón, reventado, travesti, marica o chongo, fuera de la ley y de lo gay. Esa voz dice puto, pisa mierda, busca pija y lame culos pero jamás arruga, nunca se doblega ni censura. Su incontinencia verbal cuenta escenas que atraen y repelen, romances delirantes, chabacanos, como un Copi de lengua más negra y más guarra, en puro goce de emporcarse con chistes picantes de café concert: chancho limpio nunca engorda. Una picaresca pesada, de géneros bajos, donde lo trash y lo trans se trituran juntos en la compactadora de basura para reciclarse en broma bisarra.

(más…)

Read Full Post »