Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/01/09

Por P.Z.

amalia-sacerdoteTodos los que hemos leído una novela del Comisario Montalbano, rápidamente nos dejamos seducir por la saga. Los crímenes que Montalbano debe resolver son generalmente burdos: atolondrados mafietas, mujeres engañadas -parece que en Italia ellas son mucho más vengativas que ellos-, extraños misterios sin solución.

Pero ese ambiente italiano alcanza el paroxismo en aquellas novelas en las que  no aparece el comisario. Camaleónico, Camilleri consigue llevarnos a través de diferentes Sicilia que, sin embargo, coinciden siempre en la pasión de la sinrazón. La concesión del teléfono relata la búsqueda desesperada por un hombre de conseguir… que le instalen un aparato. (Cualquier semejanza con Entel y el plan Megatel, pura coincidencia). Por supuesto, lo inconcebible es la razón secreta por la que espera el teléfono y el desenlace abrumador. Más disparatada es la La línea de humo, que narra auge y caída de un productor de azufre.

Ahora llega una nueva novela, La muerte de Amalia Sacerdote. Camilleri arriesga doble: por un lado se mete en un policial sin Montalbano, por otro abandona el tono de comedia absurda. Basada en un hecho real, parece un tiro por elevación dirigido al “ubicuo Berlusconi” (paradójicamente, editor de Camilleri en Italia).

Así comienza: un director de la RAI se niega a que el noticiero de la tarde comience con el procesamiento de su hijo por el asesinato de la novia. El resultado es un policial negro que se expande en la corrupción política y en el manejo mafioso de los medios de comuncación.

Anuncios

Read Full Post »

Por P.D.

dedalus #1

La primera colección de esta editorial independiente (que nació en 2006) es la Biblioteca bilingüe, cuyos libros son clásicos de la literatura francesa: Cuentos escogidos de Guy de Maupassant, La desaparición de Honoré Subrac de Guillaume Apollinaire, y Pantagruel de François Rabelais.

dedalus #2

Son ediciones que hacen hincapié en la importancia de la traducción y el lenguaje en su idioma original.  Así, el lector tiene la posibilidad de acceder a un texto cuidado en castellano, y también de ir siguiendo el original francés para una mejor comprensión de ciertas expresiones idiomáticas. Todos hemos sido víctimas alguna vez de las traducciones. No sólo de las malas o incomprensibles, sino de aquellas que hasta son capaces de cambiar el sentido o arruinar una obra. Por eso nos complacen este tipo de apuestas literarias.

Y un plus: además de tener una edición muy coqueta son bastante económicos.

Read Full Post »