Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22/01/09

Presentamos nuestra primera novedad del año, El futuro no es nuestro, una antología de la nueva narrativa latinoamericana, con selección y prólogo de Diego Trelles Paz.

El futuro no es nuestro ok (en curvas)

Mi futuro, tu futuro, el futuro

Alejados del lugar común que señala que el futuro pertenece a los más jóvenes, los autores de El futuro no es nuestro, nacidos entre 1970 y 1980, contribuyen con sus relatos a una antología que reúne a los escritores más destacados de nuestro continente. Asumiendo con madurez esa premisa, los cuentos aquí reunidos recorren un universo narrativo vastísimo -en el que nada de lo que el mundo pueda ofrecer resulta ajeno- para apropiarse de esa cultura del mestizaje, de la inmigración, de la mezcla que es propia de América Latina como de ningún otro continente. Despojados de ese futuro entendido como esperanza, el único futuro que en verdad les pertenece es el literario.

Autores: Oliverio Coelho y Samanta Schweblin (Argentina), Giovanna Rivero (Bolivia), Santiago Nazarian (Brasil), Juan Gabriel Vásquez y Antonio Ungar (Colombia), Ena Lucía Portela (Cuba), Lina Meruane y Andrea Jeftanovic (Chile), Ronald Flores (Guatemala), Tryno Maldonado y Antonio Ortuño (México), María del Carmen Pérez Cuadra (Nicaragua), Carlos Wynter Melo (Panamá), Daniel Alarcón y Santiago Roncagliolo (Perú), Yolanda Arroyo Pizarro (Puerto Rico), Ariadna Vásquez (República Dominicana), Ignacio Alcuri (Uruguay) y Slavko Zupcic (Venezuela).

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Por P.

Tenía pensado dejar de escribir acerca de Levrero, y si podía, también dejar de leerlo por un tiempo. Pero cualquier excusa es buena en lo que a mi respecta para internarme en el mundo del gran Mario, y un comentario a un post de ayer, firmado por Bella-tin, me “forzó” a releer Dejen todo en mis manos, una novelita corta que había leído un par de veces, y a pesar de ello, no recordaba tan bien para poder dar una respuesta a su pregunta, que por otro lado no era tan compleja. Él/ella -a Bella-tin me refiero- afirmaba que con el final de la novela sintió que Levrero le estaba mintiendo. Debo decir que el final me pareció un tanto apurado, bastante irreal para lo que la novela venía contando, por lo que si a eso se refería, coincido con su comentario; el final no me gustó, y también sentí que no era real -no me animo a afirmar que Levrero me mienta, me da miedo que se enoje!

Cuando ayer por la noche agarré Dejen… y hoy la terminé, la leí con el convencimiento que Bella-tin había sentido que Levrero le mentía en toda la novela y ahí sí que no coincidía con nuestro/a comentarista. Creo poder afirmar que en esta novela hay, como en casi todos sus escritos, un Levrero puro y duro. Como en casi toda su obra, la novela está escrita en primera persona, y no tengo ninguna duda que el protagonista -un buen escritor sin éxito- es el mismísimo Mario Levrero, obviamente ficcionado. Podemos ver el pensamiento de Levrero en la primera página, cuando en una reflexión del protagonista, leemos:

Podía habérmelo imaginado, porque sé desde hace unos cuantos años que mis novelas pertenecen a esa clase; buenas, pero…. Los críticos se esfuerzan por clasificar mi literatura como perteneciente a tal o cual categoría, pero los editores son más realistas, y unánimes; hay una sola categoría posible para mi literatura: buena, pero……

 dejen1

(más…)

Read Full Post »