Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/02/09

Por P.Z.

La literatura, como la geografía, es caprichosa: los mojones que delimitan territorios, zonas de exclusión, grupos de interés son arbitrarios. Y en el caso de la literatura, se instituyen a posteriori: sólo luego de un tiempo prudencial, se puede señalar el carácter fundacional de un hecho (el lanzamiento de un libro, la reunión de un grupo de escritores que abrazan una nueva corriente,  la realización de un festival).

En 2005, Maximiliano Tomas convocó a veinte escritores para una antología de relatos.  Los criterios de selección eran pocos y claros: “haber nacido en la Argentina a partir de 1970 (es decir, contar como máximo con 35 años a la fecha de publicación de la antología), tener una obra publicada (o en proceso de publicación) en cualquier editorial, grande o pequeña, comercial o independiente; y, sobre cada una de ellas, la fundamental: sin distinción de corrientes, escuelas ni estilos, que los textos tuvieran la calidad literaria para su publicación”. El resultado fue La joven guardia.

la joven guardia

Las expectativas, probablemente, fueran moderadas. Desde el prefacio, Abelardo Castillo oficiaba como padrino. El prólogo de Tomas hacía hincapié en el reflorecimiento de la literatura argentina. El libro fue una apuesta.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

El futuro no es nuestro“Es mi decisión. Mía y sólo, y no pienso discutirla con nadie. Estoy en mi derecho, ¿no? La tomé a fines de los noveta, cuando tenía unos veintidós o veintitrés años, no recuerdo bien. Lo que sí se es que lo hice en pleno ejercicio de mis facultades mentales, que no estaba borracha ni bajo el efecto de ninguna droga. Claro que suele dudarse de las facultades mentales de alguien que toma ‘en frío’ una decisión de tal naturaleza, aparentemente sin motivos. Justo por eso no quiero discutirla con nadie. Ya estoy aburrida de que me tilden de loca.

La primera oportunidad se me presentó en octubre de 2001, cuando el huracán Michelle. Para ese entonce ya mamá había fallecido (el corazón, los disgustos…). Gracias a las gestiones de no sé cuál organización internacional de derechos humanos, papá había salido por fin de la cárcel… directo hacia el avión. Ahora vivía en L.A., California. A mi hermano el Nene, el mayor, le habían descerrajado un tiro en la nuca, sabrá Dios por qué. Algo inconcebible. Porque el Nene, que yo sepa, nunca tuvo nada que ver con nada. Ni política ni narcotráfico ni la mujer del prójimo. Solo era un poco distraído, como ausente, igual que mamá”.

Ena Lucía Portela, de Cuba, escribe “Huracán”.

Ena Lucia Portela

(más…)

Read Full Post »