Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27/03/09

Entrevista a Alejandro García Schnetzer
Por P.Z.

Alejandro García Schnetzer vive en Barcelona, donde se desempeña como director de colecciones en Libros del Zorro Rojo. Durante un breve regreso a Buenos Aires -que encontró tan cambiada desde la última vez que la visitó, hace cuatro años-, pudo presentar su libro Requena (Entropía, 2008) en el Centro Cultural Pachamama. El lunes pasado tuve la oportunidad -y el placer- de conocerlo y entrevistarlo.

Dueño de una voz porteña en la que se filtra cierta entonación ibérica -en especial cuando pronuncia la jota-, Alejandro habla despacio y sin exabruptos, saboreando cada concepto.

Alejandro García Schnetzer

¿Qué es Requena?

Entiendo que es consecuencia de algunas lecturas heterogéneas, en muchos casos sin punto alguno de conexión: la literatura de principios del siglo XX, el humor absurdo, los clásicos de Grecia y Roma, la filosofía y la historia de la filosofía. En lo que respecta a la figura del personaje, no es otra que la del santón de barrio. Su estampa es pretérita, cada barrio, cada café de Buenos Aires, contaba con el suyo. Por lo general era hijo de madre viuda, no solía trabajar, era un vecino instruido al que rodeaba, y apreciaba particularmente, un grupo de gente algo más joven que él. Al igual que Sócrates, “pervertía a la juventud”. Su naturaleza, por supuesto, no es exclusiva del Río de la Plata, algunas de sus variaciones nos llevarían a evocar a Gombrowicz, a Pessoa, a los maestros zen; en el orden de la ficción, y en un grado mayor de erudición, quizá también lo fue Juan de Mairena. Debo a Antonio Machado la rima del nombre y la estructura narrativa hecha de fragmentos, de recuerdos. En lo que atañe al habla, pretendí remedar cierta dicción y entonación propia de los criollos cultos de entonces. Pienso por ejemplo en Marechal, en Martínez Estrada.

(más…)

Read Full Post »

Esta semana recibimos un pedido muy completo de la editorial Anagrama, lo que realmente nos alegra. Había varios títulos que extrañábamos, ¡y llegaron!

Mencionamos algunos -más abajo, el listado completo-: El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (Oliver Sacks), Espera a la primavera, Bandini (John Fante), La mesa limón (Julian Barnes), Loco afan (Pedro Lemebel).

compactos anagrama

(más…)

Read Full Post »

Por Clara Levín

la cabeza en la bolsaSiempre pensé que hay tal miscelánea de cosas adentro de mi cartera que no debería sorprenderme si un día encuentro ahí un jardín, una heladera o un número cuatro. Y como estoy segura de que lo mismo le sucede a la mitad de la humanidad -la mitad que usa cartera-, a ustedes les digo: “Carteristas, ¡éste es nuestro libro!”

La cabeza en la bolsa, de Marjorie Pourchet, cuenta la historia de cómo Adela, una mujer que es tan tímida que siempre que sale de su casa esconde la cabeza en una bolsa, logra superar su timidez y aprende a caminar con la frente en alto.

La autora, nacida en 1979 en Besançon, Francia, es una reconocida ilustradora. Ésta obra, publicada originalmente en francés por Rouergue en 2004, es su primer trabajo como autora también. La traducción al español es de Francisco Segovia y FCE lanzó la segunda reimpresión en 2008.

La cabeza en la bolsa es un libro fuera de lo común. Para empezar, la protagonista es una mujer adulta, cosa más bien inusual en literatura para niños de tres a siete años, como ésta. Pero además de eso, que es un detalle tal vez trivial, hay algo que no lo es, y es que el libro es perturbador porque su protagonista sufre una angustia que no está motivada por algo externo tangible (como un trueno, una madrastra o un fantasma) sino por algo impreciso y existencial. Adela le tiene miedo a los otros, a todas las personas que no son ella y de quienes Pourchet ofrece bizarras y maravillosas ilustraciones (niño con orejas de burro, mujer con duchador portátil, hombre con torre de sombreros, etc.). Tal es el miedo de Adela que Pourchet la protege incluso de la mirada del lector. Aunque nos permite espiar su casa, nos muestra los brazos de Adela pero jamás la cabeza, y así nos invita a cuestionarnos si no seremos nosotros los lectores partícipes de aquello que tanto la angustia.

(más…)

Read Full Post »