Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/04/09

Julián Gorodischer recupera Fantasmas de Malvinas en Página/12:

“¿Se puede volver a un lugar donde nunca se estuvo?”. La primera línea de Fantasmas de Malvinas, de Federico Lorenz, anuncia una prosa libre de barniz didáctico, no alcanzada por la efemérides que se cumplió el jueves (ocasión siempre proclive para canonizar sucesos o personajes). Este cronista que vuelve no está legitimado por la experiencia del ex combatiente, pero pretende para sí su pasión al narrar. Tendrá que poner el cuerpo en presente a riesgo de pasar por anacrónico. Será arqueólogo desafiado a emocionarse con los restos perdidos de una guerra. “Viajar es volver a aquellas luchas”, dice, sin haber peleado. El relato sobre Malvinas, entonces, se enrarece; desconoce la frontera del pasado; vincula lo real y lo imaginario, arrojándonos a un agujero en el tiempo en el que las luchas siguen ocurriendo incluso en el banal encuentro del cronista con el empleado inglés de aduanas. En ese contexto, el no ex combatiente podrá ser “tocado” por su objeto.

(…)

El libro de Lorenz trasciende a Malvinas en la medida en que convierte en reflexión nuestro modo de relacionarnos con el pasado y con el presente. Sus preguntas van más allá del suceso puntual y nos llevan a cuestionarnos qué consumimos en los museos y cómo articulamos nuestros saberes sobre el mundo. Explicita las dificultades de la concreción exitosa de la crónica, y pone en cuestión el modo en que nos acercamos a lo real, cómo conocemos, qué verdades asumimos como relatos oficiales.

[La nota en Página/12]

Foto: P.Z.

Read Full Post »

pornoDesde Barcelona, Maximiliano Tomas escribe su columna en Perfil donde se ocupa de Porno de Marcos Bertorello:

“Pero dejemos las antologías y hablemos de Porno. Desde un blog, el crítico Alejandro Soifer leyó los ocho relatos del primer libro del escritor y psicoanalista Marcos Bertorello (Buenos Aires, 1970) a la luz de la historia del cine pornográfico. Lo hizo guiado por referencias presentes en los textos (hay un poeta que se llama Gerardo Damiano, en alusión a Gerard Damiano, director de Garganta profunda; hay también una directora de cine para adultos llamada Malena Irigaray, por la feminista francesa Luce Irigaray), lo que no es una mala idea, aunque es probable que no sea la más fiel a la propuesta de Bertorello. Porque en las páginas de Porno (evidentemente el malentendido lo genera el título, cerrado y concreto) hay más diálogo con el psicoanálisis, la crítica, el ámbito universitario y la tradición literaria que con la industria pornográfica.

El comienzo con “Tío” y “Cura” (y también los breves y posteriores “Lección” y “Vestuarios”), más allá del hábil recurso de las conversaciones y los niveles discursivos interrumpidos y superpuestos, no hace esperar el sorprendente desvío que Bertorello exhibe por primera vez en “Stephen”, el tercer texto. Y que alcanza su punto máximo en los tres cuentos centrales del volumen: Las paredes oyen (asombroso relato fantástico), Porno y tal vez el mejor de todos, Autor. Estos dos últimos asumen y actualizan la herencia de las biografías ficcionales que va de las Vidas imaginarias de Marcel Schwob a La literatura nazi en América de Roberto Bolaño, pasando, por supuesto, por la Historia universal de la infamia de Jorge Luis Borges y las Siluetas de Luis Chitarroni.

[La nota en Tomas Hotel]

Read Full Post »