Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/04/09

La Revista Ñ publicó el sábado una breve nota sobre Fabio Morábito, autor que este mes presentamos en la editorial:

la lenta furiaAtención: se viene Morábito

Muchas son las cosas por las que Fabio Morábito es narrador y también poeta. Pero no sería errado pensar que este autor mexicano tuvo su primer encuentro con los libros en un lugar mítico: en esa Alejandría (Egipto) que lo vio nacer a él en 1955 y también vio nacer a una de las maravillas del mundo antiguo como fue la legendaria biblioteca. No podría ser de otra manera: tenía que escribir, o al menos ser un obsesivo lector. Hijo de padres italianos, el joven Morábito pasó su infancia en Milán y luego se instaló en México a los 15 años. Quienes no lo conocían hasta ahora, llegó el momento: salen dos libros. Al tiempo que la editorial Anagrama anuncia que por estos días lanzará su primera novela, Emilio los chistes y la muerte, Eterna Cadencia ya distribuyó La lenta furia, una colección de relatos publicados originariamente en 1989. La novela narra la relación entre un niño de doce años que tiene un exceso de memoria y una mujer de cuarenta que quisiera olvidarlo. Ambos personajes, atención, se encuentran en un cementerio. Deseo, sexo y una bildungsroman que subvierte sus elementos. La lenta furia, en tanto, reúne nueve cuentos en los que la sucesión de imágenes, ideas y la propia musicalidad de su estilo tienden a erizar la piel de quien sostenga en la mano un ejemplar. El primer relato, “Las madres”, resulta una estremecedora pesadilla edípica: madres desnudas de compañeritos de escuela que aprisionan a sus presas entre hambre y sexo. ¿Un Cronenberg hijo de la chingada? Puede ser.

Read Full Post »

Por P.

Luego de una Semana Santa bastante literaria -leí un par de clásicos pendientes (¡qué lista interminable!) y un  par de novedades que quería (¿tenía?)- llegué a las últimas horas del domingo con ganas de leer algo “útil”. Pongo entre comillas esa palabrita porque para significar que en realidad no sé si algún libro es más útil que otro, pero sí quiero decir que necesitaba leer algo que no fuera una novela o un libro de cuentos. Necesitaba leer un libro de historia, algún ensayo, una biografía, algún libro más concreto que los que leo casi siempre.

el vivir y el sentir del camionero

Empecé, entonces, a buscar por mi pobre biblioteca de no ficción. Nada me tentaba. Hasta que un lomo chiquito que sobresalía me invitó a agarrarlo. Casi instantáneamente supe que -salvo que fuera un desastre como estaba escrito-, iba a devorar el libro en un ratito. ¿Qué libro? El vivir y el sentir del camionero, de Rodolfo Ricardo Rodríguez. ¡Sí señores y señoras!, un libro que con ese título no hace falta explicar de qué se trata.

(más…)

Read Full Post »

Esta semana la “recomendación de amigo” es de Matías Capelli. Matías es editor de la revista Los inrockuptibles y autor de la novela Frío en Alaska.

Matías Capelli

Horas-puente, de Ercole Lissardi

El uruguayo Ercole Lissardi es un filósofo de entre casa. Su “trilogía sobre la infidelidad” (Los secretos de Romina Lucas, Horas-puente y Ulisa) desarrolla variaciones en las que se entrelazan la muerte, el sexo y la pareja. Porque Lissardi suele escribir sobre el deseo, el goce y la culpa (el triángulo de todo triángulo), desde el domicilio conyugal, no desde la soledad (tal vez por eso nunca se ponga del todo oscuro). Horas-puente narra la aventura de dos maestros de escuela, casados, que se vuelven amantes. Una novelita sobre las polaridades del sexo, sobre el recalentamiento de las terminales nerviosas, sobre el carácter puramente sexual de ciertas relaciones que son, a su vez, vías de acceso exclusivas a algunas verdades. Esas que entre un Bataille candoroso y un D.H. Lawrence rioplatense reverberan en las páginas de Lissardi, y hacen de él, más que un pornógrafo, un tipo que demuestra haber aprendido un par de cosas de las que importan en serio en lo que va de su vida.
[Ercole Lissardi, Horas-puente, Hum, 2007, Montevideo]

Foto: Roy W.

Read Full Post »