Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/05/09

Sobre la conferencia de Henning Mankell en la Feria del Libro.

Por P.G.

Aunque tentado, me rehusé al aparatito para escuchar la traducción, como invitando a mi acrisolado inglés a pedir una carta más. Joven, bella y sueca muchacha me tiende un pequeño volante de la embajada. Ella sonríe y pienso que me va a decir que “el asesino es el negro”, citando al “Bocha”, que era acomodador del viejo cine del pueblo y se vengaba de los que no dejaban propina. Pero no del todo descartada la anécdota, me permití una sonrisa para Mankell, que por esa hora bebería café detrás de una cortina, respirando cenizas de oxígeno que no cabían en los pulmones del séquito de asistentes de la embajada sueca.

Estado modelo, admirado en el mundo por su habilidad, convicción y sus altas aspiraciones. Conocido por su pasado forjado por feroces guerreros, fue una gran potencia europea en el siglo XVII, famoso por sus recursos minerales y forestales, sus inventos geniales, artículos eléctricos, coches, camiones y más artículos eléctricos indestructibles, todo lo inventaron los suecos. De los nueve millones de suecos, el ochenta y dos por ciento, pertenece a la Iglesia Evangélica Luterana. Y todo es hermoso, colorido, buenas aguas y buenas nieves.

Mientras esperábamos nos pasaron un videíllo con obras del fotógrafo suequito de moda y se me ocurrió que Mankell, tendría motivos más que suficientes para no vivir allí todo el año, donde el frío es realmente siniestro y hay cuatro horas de luz en invierno, la tasa de suicidios es casi la más alta de la Europa occidental y el índice de alcoholismo es tal, que uno debe lavarse la cara dos o tres veces antes de salir de la casa. Y hasta tal vez a esta altura a Wallander le hayan amputado ya sus miembros porque su jubilación no le alcanzaba para comprar medicinas y Linda sea una gorda empleada del registro civil de Ystad, ¿qué más? Todo más.

(más…)

Read Full Post »