Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26/03/15

¿De qué manera puede la adaptación al cine de La carretera por el director australiano John Hillcoat acercarnos al texto de la novela de Cormac McCarthy? ¿Puede ayudarnos a apreciarla de una manera más profunda aun que con la lectura del texto en sí mismo?

Por Andrés Hax.

1.

La última novela que publicó Cormac McCarthy, en el 2006, La carretera, fue su décima. A los 81 años, se sabe que está trabajando en por lo menos una más, titulada provisoriamente The Passenger. Pero no hace falta. Su obra está completa. Esos diez volúmenes (además de dos obras de teatro, un teleplay y un guión de cine) trazan una línea narrativa de principio a fin de gran perfección, casi como si hubiera sido premeditada. Arrancan por el mundo rural de Tennessee en el cual protagonistas abyectos cometen actos brutales como necrofilia e infanticidio. En su centro esta la obra maestra Meridianos de sangre (1985) que relata las violentas y psicóticas aventuras de una banda liderada por un ilustrado pero depravado “juez”: cazan nativos americanos como parte del genocidio, promocionado por el mismo gobierno de los EEUU para despoblar la frontera en preparación de su asentamiento. La trilogía de la frontera (Todos los hermosos caballos, 1992; En la frontera, 1994; Ciudades de la llanura, 1998) es un western digno de los grandes novelistas rusos del siglo XIX; mientras que la penúltima novela, No es país para viejos (2005), podría ser leída como un western contemporáneo en el cual el narrador, un sheriff –veterano de la Segunda Guerra Mundial– literalmente ya no comprende el mundo por la intensidad de la violencia de los crímenes que le toca investigar.

(más…)

Read Full Post »

Gentlemen

De Brummell a Bioy Casares, de Thackeray a Warhol y David Bowie. La figura del dandi puede ser tanto la de aquel que practica la insolencia en busca del desafío social hasta la de quien intenta poner cómodo al desigual, aun incurriendo en la autodenigración. Presentamos el prólogo de Cozarinsky a la distinguida antología Gentlemen (Mardulce Editora).

Por Edgardo Cozarinsky.

gentlemen

El que estima las trivialidades por sí mismas es alguien trivial,
el que las estima por las conclusiones que de ellas deriva,
o las ventajas que pueden procurar, es un filósofo.
Edward Bulwer-Lytton: Pelham or The Adventures of a Gentleman (1828)

El idioma inglés conoció, a partir de ese mismo siglo XVIII que vio surgir la “corporación de los dandis”, algunas reflexiones excéntricas sobre la ropa. Borges traza un arco entre A Tale of a Tub (1713) del irlandés Jonathan Swift y Sartor Resartus (1834) del escocés Thomas Carlyle en su “Nota preliminar” a la edición de este último libro (Emecé, 1945).

(más…)

Read Full Post »

Viajar en tren

El tren entre las conexiones del nervio óptico y la velocidad.

Por Valeria Meiller.

Le Mee Sur Seine, 19 de Marzo de 2015

Una amiga que vive en Brooklyn me cuenta que las horas que pasa en los trenes a Bunswich, que es donde está la universidad en la que estudia, son las más valiosas de su semana. “En el tren que me lleva a Rutgers es donde mejor me concentro para estudiar”, me dice. No esperaba esa respuesta: cuando le pregunté por esos viajes, imaginaba una larga catarata de quejas donde el tedio del tiempo muerto se superpusiera al aburrimiento y al cansancio. Otra amiga, que enseña en Princeton pero viaja seguido a Nueva York, me cuenta que los trenes que la llevan de Princeton Junction a Penn Station son su lugar preferido para estar triste. “Siempre lloro en el tren de Princeton a New York”, me dice. Otra vez, no esperaba un comentario así: pero el dramatismo y la belleza de la escena que imagino -todavía es invierno y el trayecto está todo nevado- me fascinan. Una semana más tarde, tengo que viajar a Washington DC y le escribo a un amigo americano para preguntarle cuál es la mejor manera de llegar -me alegro cuando como respuesta recibo un mensaje de una sola palabra: train.

(más…)

Read Full Post »