Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/05/15

Por segundo año consecutivo se realizó el Felisa, festival de literatura de la ciudad de Santa Fe, en el que participaron Leonardo Oyola, Jorge Consiglio, Gabriela Cabezón Cámara y Beatriz Vignoli, entre otros.

Por Patricio Zunini.

Felisa

La librería Palabras Andantes —nombre bellísimo además de manifiesto tributo a Eduardo Galeano— queda en el Centro de la ciudad de Santa Fe. Está rodeada por zapaterías, bancos y negocios de electrodomésticos. Los dueños son Luis y Eugenia Escobar: ambos profesores, ambos santafesinos adoptivos —él es de San Justo, ella de Córdoba—, ambos con la inmodesta ambición de vivir de lo que les da placer. Palabras Andantes es despojada, casi fría. Un local angosto de paredes blancas, estantes pintados en tonos pastel y luz de tubo. Uno puede imaginarse que la versión actual de la librería no dista demasiado de aquella que, diez años atrás, vio Martín Caparrós mientras viajaba por el país para escribir El interior. Es una librería de izquierda, la definió en el libro: «Los libros, las revistas son lo que deben ser: la andanada de siempre. Se exhiben en una vidriera sin el menor glamour, ningún intento de seducción hacia el cliente: una idea de la estética de izquierda.» Esa estética tiene un correlato coherente en los contenidos: Palabras Andantes, tal como lo comprobó Beatriz Sarlo en una nota para Revista Ñ, no vende bestsellers. Además de libreros, los Escobar actúan como curadores de un proyecto cultural.

(más…)

Read Full Post »

De Pánico al amanecer, de Kenneth Cook (Seix Barral, 2011, traducción Pedro Donoso) a Responso de Juan José Saer.

Por Hernán Ronsino.

Una maldición antigua abre Pánico al amanecer, la notable novela de Kenneth Cook. Esa maldición dice así: “Que sueñes con el diablo y sientas pánico al amanecer”. John Grant es docente en un paraje rural de Australia. Espera, con ansiedad, que termine el ciclo lectivo porque tiene planeado un viaje. Un viaje a Sydney donde se encontrará no sólo con el mar sino también con la mujer que ama. El viaje se inicia en tren y tendrá una escala en una pequeña ciudad minera. Allí Grant, como el gordo Barrios en Responso de Saer, se enfrentará a una noche infernal.

(más…)

Read Full Post »

"Las primeras doscientas películas las vi desde la clandestinidad: haciéndome la rata en la escuela, colándome en las salas sin pagar". Compartimos un extracto del prólogo a la edición de El cuenco de plata de Las películas de mi vida.

Por François Truffaut.

TruffautUn día de 1942, impaciente por ver Los visitantes de la noche, película de Marcel Carné que al fin proyectaban en mi barrio, en el cine Pigalle, decidí faltar a la escuela. La película me encantó. Esa misma noche, mi tía, que estudiaba violín en el Conservatorio, pasó a buscarme para llevarme al cine; había elegido Los visitantes de la noche, y como yo no podía decir que ya la había visto, tuve que simular que la veía por primera vez. Ese día tomé conciencia de hasta qué punto era fascinante conocer íntimamente una obra admirada, al punto que se cree estar participando en su creación.

Un año después estrenaban El cuervo, de Clouzot, que me gustó todavía más: la vi cinco o seis veces entre el estreno (mayo de 1943) y la Liberación, cuando la prohibieron; más tarde, cuando volvieron a autorizarla, la vi varias veces al año hasta saberme los diálogos de memoria, diálogos adultos comparados con los demás films y que además incluían un centenar de palabrotas cuyo sentido iba adivinando de a poco; la intriga de El cuervo gira en torno a una proliferación de anónimos que denuncian abortos, adulterios y corrupciones varias. El film brindaba un panorama parecido a lo que veía alrededor en esa época de la guerra y la posguerra, incluyendo el colaboracionismo, la delación, el mercado negro, el contrabando y el cinismo.

(más…)

Read Full Post »