Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/06/15

Valeria Meiller continúa su diario de viajes con el recuerdo de cuando subió al auto de un desconocido en Nueva York.

Por Valeria Meiller.

outandaboutVI

New York, 1 de Mayo de 2015

De mi vida en Brooklyn guardo una escena aislada, como un fragmento de una película vista, que es propia pero recapitulo con la distancia con que uno mira la vida de los otros. Una mañana, regresando de la oficina de correo en el frío de diciembre, me subí al auto de un completo desconocido que se ofreció a llevarme porque me vio cargando una caja pesada.

(más…)

Read Full Post »

El Río

Preso en más de 200 oportunidades, custodio de Perón, hijo de una prostituta, abusado por curas, el chileno Alfredo Gómez Morel cuenta su vida en la novela El Río.

Por Hernán Ronsino.

La escritura de Alfredo Gómez Morel se funda sobre una vida negada y perseguida. Gómez Morel tiene algo de “El Niño Proletario” de Lamborghini pero, a diferencia de Stroppani, hará sonar, de a poco, su propia voz. Es el desplazado que cuenta.

Gómez Morel escribe desde la cárcel de Valparaíso su libro más famoso, El Río, publicado en 1962. La solapa, esa forma de reproducir mitos, dice que estuvo preso más de doscientas veces y que fue custodio de Perón en la década del setenta, un dato, por otro lado, incomprobable. Luego de El Río escribió La Ciudad y El Mundo componiendo una trilogía autobiográfica.

(más…)

Read Full Post »

El unicornio, de Iris Murdoch, no tiene tanto una raíz cristiana como platónica. Ignacio Echevarría presenta El unicornio (Impedimenta) a la vez que presenta a su autora.

Por Ignacio Echevarría.

De todas las novelas de Iris Murdoch, quizá sea El unicornio la más singular, la menos representativa de su conducta como novelista. Esta relativa anomalía explica que, entre los adictos a la autora, haya quienes apenas se acuerden de esta obra, en tanto que otros la consideran muy especialmente. Me brindo yo mismo como ejemplo de las dos actitudes, dado que la novela me pareció, en una primera y tal vez impaciente lectura, excesivamente rocambolesca; pero al releerla tiempo después para escribir este prólogo la he disfrutado muchísimo, y me he sentido poderosamente atraído por todo cuanto justifica esa singularidad.

(más…)

Read Full Post »