Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21/08/15

El escritor colombiano William Ospina habla de su novela El año del verano que nunca llegó (Penguin): “Frankenstein y al Vampiro son seres históricos que las generaciones incorporaron a su propio sueño o a su propia pesadilla”, dice.

Por Patricio Zunini.

william ospina
Foto: Cortesía Penguin Random House.

El resultado de lo que pasó cuando Byron, Mary Shelley y el Médico Polidori, entre otros, se encontraron en la Villa Diodati es bien conocido: los escritores románticos le dieron vida a Frankenstein y al vampiro antecesor del Drácula de Bram Stroker. Pero ¿qué sucedió en aquella casa? Y antes: ¿cómo fue que la casualidad los empujó hacia allí? «¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?» La pregunta borgiana tiene sentido ya que Borges —o mejor dicho, la preparación de una conferencia sobre Borges— dispara el misterio gótico de El año del verano que nunca llegó (Penguin), novela del escritor colombiano William Ospina, quien, como un lector-detective, recorre el mundo y los libros en busca de respuesta a aquellas preguntas, para reconocer que sólo consigue abrir nuevos interrogantes. Crónica, memoria, autobiografía, ensayo literario, El año del verano que nunca llegó es un libro para los enamorados de un género que hace centro en la muerte, pero que, sin embargo, cada vez parece estar más vivo.

De paso por Buenos Aires, Ospina habló de su novela con Eterna Cadencia.

(más…)

Read Full Post »

Lo nuevo de Chejfec, Samanta Schweblin, Gandolfo y las cartas entre Auerbach y Benjamin.

Por Ecman.

libros

La semana pasada les hablé de La librería ambulante, de Christopher Morley (Periférica), un libro que me recomendó uno de los libreros muy efusivamente. Lo leí y no puedo evitar volver a mencionarlo: es un libro feliz, especialmente dirigido a, como dicen en España, los letraheridos. Lo cuelo de nuevo acá porque realmente me gustó mucho. No se lo pierdan.

¿Qué leer este fin de semana? Llegó el nuevo libro de cuentos de Samanta Schweblin (el que ganó el premio), también el nuevo ensayo de Sergio Chejfec y el libro que compila las columnas de Elvio Gandolfo en la revista “La mujer de mi vida”. Todos libros breves pero intensos. Y para los que buscan una lectura más académica, les recomiendo las cartas de Auerbach y Benjamin. Acá abajo la info de cada uno.

(más…)

Read Full Post »

El director de “M” y “Tierra de los padres”, autor de Restos de restos y El país del cine estuvo el MAMBA acompañando a Carlos Gamerro, que presentó su traducción de Hamlet (Interzona). Con una lectura irreverente pero profundamente lúcida de la tragedia shakespereana, Prividera, releyó la historia argentina reciente en clave hamletiana.

Por Nicolás Prividera.

Parafraseando a otro inglés en otra ocasión, podemos decir que Hamlet es “un enigma dentro de un misterio”. Según Harold Bloom, “no hay un ‘verdadero’ Hamlet como no hay un ‘verdadero’ Shakespeare: el personaje, como el escritor, es un vasto espejo en el que tenemos que vernos a nosotros mismos” (digamos, de paso, que la metáfora del espejo aparece de modo recurrente en boca del príncipe). Shakespeare y Hamlet son intercambiables, y no solo porque –como dice Bloom– es el único personaje que hubiera podido escribir su propia obra: Hamlet es la pieza en que más trabajó Shakespeare, y fue a la vez su creación más famosa y versionada (basta ver los diversos Hamlets que dio el cine, de Asta Nielsen a Kenneth Branagh). De ahí que Carl Schmitt pueda haber afirmado que “la condición mítica de la figura de Hamlet se conserva en la inagotable abundancia de las nuevas interpretaciones y de las nuevas posibilidades de interpretación”.

(más…)

Read Full Post »

Un largo río

Una pareja rota que vuelve a reunirse cuando no hay tiempo para arreglar nada. Los personajes de Un largo río, de Pía Bouzas (Gárgola) a veces encuentran algún tipo de refugio, a veces quedan en la intemperie, a veces deciden dejarse llevar por la dirección del camino. Presentamos aquí el cuento que da título al volumen.

Un cuento de Pía Bouzas.

un largo ríoSi mi papá no hubiera tenido dos hijas con mamá, probablemente no habría ido a verla a la clínica oncológica. Se habría quedado en su casa, leyendo el diario. De ser un domingo se habría preparado para ir a misa. Quizá jamás hubiera vuelto a saber de ella, que lo dejó por otro hombre, con quien tuvo dos hijos más y que finalmente la abandonó por otra mujer; vaya ironía. Habría sido fiel a la tradición gallega de corte rotundo; que las heridas quedaran como hachazos en el tronco de un árbol, abiertas hasta volverse corteza seca.

(más…)

Read Full Post »