Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16/10/15

Después de 10 años, desde los relatos de Los Lemmings, Fabián Casas volvió a publicar ficción: una entrevista con la excusa de su novela Titanes del coco. “El escritor que de alguna manera no te permite poner tu propia experiencia como lector, hace publicidad”, dice.

Entrevista y foto: Valeria Tentoni.

fabián casas

Como la fiesta en la que todos se descalzan para fumar en la terraza, escena que aparece y aparece en la novela, Titanes del coco rebota dentro de la cabeza de Fabián Casas desde hace por lo menos veinte años. Es, entre muchas otras cosas, la historia de un periodista joven que es llamado a producir, en secreto, el número cero de un suplemento en el diario en que trabaja.

Primero apareció el título en una nota marginal de su diario (que será publicado pronto). Después como una novela que le contó a Marina Mariasch. Entonces le decía: “La estoy escribiendo al tun tun, se me escapa un poco”, y explicaba que toda la primera parte estaba narrada desde la voz de un nene hidrocefálico que conoció en un viaje, sin signos de interrogación ni de pregunta ni ningún tipo de énfasis. Con ese personaje, después, hizo un relato, el primero de la serie que compondría el cuerpo del total que ahora editó Emecé. Pero no lo incluyó al momento de hacer este compendio, no lo tuvo presente. Titanes del coco fue también una historieta escrita en coatutoría con Mariano del Águila en un hotel de Mar del Plata al terminar una temporada de verano para el diario Clarín, y por eso le dedicó el resultado. Se podría escribir un ensayo sobre los autores que testean varias veces una idea hasta que la plasman y a los que se les puede seguir el proceso creativo a través de esos mojones. (más…)

Read Full Post »

Franzen, Lewis Carroll, Tabarovsky, Urrelo Zárate y más: nuevos libros que llegan a la librería

libros

En nuestra habitual recomendación de los viernes, traemos una lista de propuestas con las novedades que llegaron a la librería esta semana: la nueva novela de Franzen (como siempre, casi una nouvelle… 704 páginas), dos libros que trae la interesante editorial boliviana El Cuervo: los cuentos de Wilmer Urrelo Zárate y la novela de Flor Canosa que ganó el premio X de novela, un clásico de culto de un autor clásico como Lewis Carroll y las contratapas de Tabarovsky reunidas en un compendio que se pregunta si toda literatura es política, y finalmente una versión ilustrada por Liniers de los Crímenes ejemplares de Max Aub. Abajo está la info de cada uno.

Pero además, queríamos contar con orgullo que inauguramos una nueva sección en la librería con libros en portugués: desde Verne a Alice Munro, pasando por Ian McEwan, Kundera y Sábato –entre tantos otros–. Chorar meninos, chorar!

(más…)

Read Full Post »

El jardín

Los cuentos del puertorriqueño Luis Negrón son armas poderosas contra la crueldad del mundo. Presentamos aquí uno de los cuentos incluidos en el volumen Mundo cruel, que acaba de publicar la editorial Páprika.

Por Luis Negrón.

mundocruelSharon aprovechó que lavábamos los platos para decirme que había estado pensando en el día en que Willie, mi amante, ya no estuviera.

—No paro de pensar en eso, Nestito. Lo veo todo el tiempo amotetado y cada vez empeora más. Como si presintiera que se nos va.

Es cierto. Lo presentía desde aquella tarde en que recibió los resultados y los metió en el bolsillo de su pantalón, asumiendo de inmediato su realidad. Yo lo conocí esa misma noche. En una fiesta de lesbianas en Miramar. Cuando nos presentaron traté de establecer una conversación con él, pero al pasar unos minutos pareció aburrido; se excusó y fue a hablar con unas chicas. Me ignoró toda la noche. Era rubio, con brazos bien formados, pecho amplio. Un blanquito (con lo que me mataban y me matan los blanquitos). Hice lo que pude por llamar su atención: me reí duro, hablé alto y hasta pasé los pasapalos de jamón entre los invitados, pero solo miró el plato y dijo con la cabeza que no. En una me senté solo y puse cara de melancólico para ver si le daba pena, pero nada. Hasta que llegó la hora de irme y dije que me iba, que la última guagua pasaba a las once. Él entonces:

(más…)

Read Full Post »