Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/11/15

El crítico venezolano Gustavo Puerta Leisse, que participó en el Filbita 2015, habla del estado literatura infantil: “Un libro para niños refleja de un modo extraordinario la sociedad en la cual surgió”, dice.

Por Patricio Zunini.

puertaleissegustavoSaca de una bolsa un libro ilustrado que es como un catálogo de niños desagradables: uno que no se baña ni se corta las uñas, otro al que le tuvieron que cortar el dedo por no dejar de chupárselo, otro más que se toca el pito hasta que se le cae. Pedro Melenas, se llama. Gustavo Puerta Leisse produjo la edición para Impedimenta en la que diferentes ilustradores acompañan al texto original con dibujos y cuentan sus propias historias de admonición. Puerta Leisse es un crítico venezolano especialista en literatura infantil. Desde su rol plantea romper con la posición tradicional y partir desde una mirada más irreverente que plantea no sólo la transmisión de conocimiento sino también la posibilidad de abrir debate sobre la historia y la ideología de una sociedad.

Hay una metáfora típica de los libros infantiles, que es la del libro alado. Yo creo que es una metáfora que nunca aplicarías.

—Al contrario, es una metáfora que suelo utilizar. En Guía turística del sistema solar, un libro de la editorial Iamiqué, se cuenta que hay uno de los planetas en donde el año tarda mucho menos que el día. Es decir que la traslación sobre su propio eje es más lenta que el viaje alrededor del sol. Esa idea, por ejemplo, transformó totalmente la forma en que mi hija ver el mundo. Le ha generado una relatividad sana, una forma de pensar que hay otros mundos, otras posibilidades, otras cosas. Justamente es la mayor expresión del libro alado.

(más…)

Read Full Post »

Para leer en el 2016

Un panel para conocer a nuevas voces de la literatura argentina.

flyer fabbri-komi-sklar

El próximo martes, 24 de noviembre a las 19, Camila Fabbri (Los accidentes), Mariana Komiseroff (De este lado del charco)y Juan Sklar (Los 14 cuadernos) participan en un panel para hablar de sus primeros libros, sus intereses, la manera en que ven la literatura actual hoy y los probables caminos a seguir.

El encuentro es a las 19. Con entrada libre.

Read Full Post »

El nadador incansable

Con Crawl y Hospital Británico, Héctor Viel Témperley se convierte en uno de esos poetas únicos que establecen una línea divisoria entre un antes y un ahora del que ya no se puede volver.

Por Luciano Lamberti.

Hay muchas clases de escritores, pero por lo menos hay dos clases. Los que se leen desde afuera, desde la racionalidad, desde el cerebro, y los que involucran todo el cuerpo, nos saltan encima con su música, nos transportan, nos devoran como un antiguo dios imaginario y hambriento. A lo mejor Borges sea el ejemplo más remanido del primer grupo, incluso en su poesía; Viel Témperley es el ejemplo perfecto del segundo.

(más…)

Read Full Post »

Heredero del Grupo de Boedo, Bernardo Kordon es uno de los cuentistas más singulares del siglo XX. Presentamos un cuento incluido en el volumen Un poderoso camión de guerra (Blatt & Ríos).

Un cuento de Bernardo Kordon.

bernardo kordonSólo después de jubilarse de maquinista, el viejo ferroviario conoció la sedentaria vida del barrio. Tomó conocimiento del vecindario y de la niña flacucha de la otra cuadra. Supo por su mujer que se llamaba Teresa.

Mientras el maquinista jubilado languidecía en su gastado sillón de mimbre, Teresa se convirtió en moza. Todas las tardes pasaba por la vereda de ladrillos casi sepultados por esa tenaz tierra de la pampa que llega hasta el suburbio. Después de saludar al viejo ferroviario (parecía esperarla todas las tardes bajo el sauce), ella apuraba el paso entre perros tranquilos y mujeres que tejían mientras tomaban el sol del atardecer. Atravesaba el arroyo Maldonado por un viejo puente y, apurándose más, recorría una calle de edificios nuevos hasta enfrentar la Avenida General Paz. La aterraplanada autopista –muralla china de la ciudad– mostraba su túrgida ladera de césped, con empalizadas de tronco al estilo rural. Allí arriba se vislumbraban las fugitivas moles de los autos y de los camiones policromados. Pasaban sin interrupción y silbaban sobre el elevado asfalto como un viento del suburbio, encima de las calles y avenidas del deslinde de la ciudad.

(más…)

Read Full Post »