Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘EC Editora’ Category

El futuro no es nuestroAntonio llevaba un ratito esperando el pedido. Mientras picoteaba unos grisines, un mozo de espeso bigote se acercó a su mesa.

– ¿Puedo ofrecerle una copa de nuestro mejor vino? Cortesía de la casa.

Antonio no reconoció la marca, Locker de Satán, pero confió en la palabra del  mozo y aprovechó la cortesía. Bebió todo lo que le habían servido. Tenía un gustito raro. Descartó pedir una segunda copa.

Los panecillos ayudaron a quitarse el sinsabor de la boca. Otro mozo se acercó con la comida, que ya había tardado un buen rato.

– Su sopa de pollo, nuestra especialidad.

– Justamente por eso fue que vine. Muchas gracias.

Antonio extendió la servilleta sobre su regazo y comenzó a tomar la sopa. Era mucho más rica que cualquier recomendación. Un manjar de los dioses. Ya llevaba más de medio plato cuando algo llamó su atención. El extremo de un pelo se había enredado en la cuchara. Su estómago se revolvió un poquito. Levantó el pelo, para sacarlo del plato en su totalidad, pero parecía no tener fin. Tiró varias veces hasta terminar con un pelo que medía algo más de metro y medio. Indignado llamó al mozo.

Ignacio Alcuri, de Uruguay, escribe “Sopa de pollo”.

ignacio alcuri

(más…)

Read Full Post »

La Voz del Interior publicó el jueves una reseña sobre Porno, de Marcos Bertorello:

pornoLos relatos que componen este libro se proponen ir tras la infinidad de matices que pueden tener los actos humanos, y se de detiene precisamente en aquellos que más incomodan y perturban. Articulando con destreza diferentes puntos de vista, a través de los cuales Marcos Bertorello explora los pliegues de la vida erótica, el deseo e incluso la fe, al tiempo que consigue transmitir esa tensión que se genera frente a un dilema. El deseo ingenuo de una niña durante la pubertad, las contradicciones de un cura, los juegos eróticos entre dos miembros de un matrimonio de muchos años, los problemas sexuales de un profesor de filosofía, la vida de una directora de cine porno o el plan de un poeta nazi para que su obra trascienda hablan aquí de una búsqueda del goce, revelando algo de esa ligereza que para algunas miradas puede parecer inmoralidad pero en la que otras ven un rasgo de humanidad. Ocho narraciones vertiginosas en las que no faltan el morbo, la tentación y el misterio.

Marcos Bertorello nació en Buenos Aires en 1970. Es psicoanalista y docente universitario. Ha cursado estudios de literatura española y latinoamericana y es autor de varios trabajos sobre psicoanálisis y literatura. Porno es su primer libro.

Read Full Post »

Ayer se llevó a cabo la presentación de El futuro no es nuestro. Nueva narrativa latinoamericana. Participaron del encuentro los escritores Juan José Becerra, Oliverio Coelho y Samanta Schweblin, estos últimos son los dos argentinos que participaron de la antología. Diego Trelles Paz -quien estuvo a cargo de la selección de los textos-  envió un texto que se leyó durante la presentación, y que abajo transcribimos.

presentacion-efnen-1

Becerra habló del libro y dejó algunas impresiones:

Nunca participé de una antología, mientras leia el libro me sentía como un cuentapropista entrando en una cooperativa.

La literatura es puro presente, es un acierto el título: no sabemos de quién es el futuro.

Me gusto el cuento de Oliverio y también el de Samanta. Hay un arte del relato breve.

Luego se sumaron Coelho y Schweblin (que cerró el encuentro con la lectura de “Espinazo de pez” del brasileño Santiago Nazarian) e intercambiaron impresiones en un marco íntimo y de cordialidad.

presentacion-efnen-2

(más…)

Read Full Post »

Matías Capelli cuenta Frío en Alaska entrevistado por Débora Covelo para Cuentomilibro.com.

matias capelli en cuentomilibro

Es un poco difícil para mí definir si es un libro de cuentos o una novela; por suerte ese es un problema que queda más en los lectores, así que en ese sentido me gusta que esté ahí en el medio, que genere cierta incertidumbre.

La incertidumbre del libro está potenciada también por la interrelación permanente entre sueño y realidad, que configura la atmósfera del relato.

Ir a Alaska, ¿es alejarse? Y si es así, ¿de qué?

[Ver la entrevista]

Read Full Post »

El futuro no es nuestroNo sabemos si Martínez es mala persona. Tampoco podríamos decir que es un alma de Dios. Ausente, si alguna palabra lo define es esa: ausente. Y nadie conoce sus emociones ni entiende por qué es feliz con una vida tan simple, de figuras de sombra y boxeo.

Martínez no conocía a Orlando el Nica Mojica; no, señor. Habrán intercambiado saludos alguna vez, no más que eso. No tenían por qué odiarse, como han insinuado algunos periódicos. La Sombra Martínez -le he dicho a los reporteros- es incapaz de odiar a alguien.

Hay quien pudiera, viendo la apariencia distraída de Martínez, pensar que es tonto. Tampoco es el caso. No se le puede llamar tonto a quien proyecta figuras en la pared con semejante maestría. Si se me pregunta, les diré que Martínez es sencillamente un libro en blanco. Nada más y nada menos. Y nadie sabe al instante siguiente qué aparecerá en sus páginas. El tipo vive tras sus ojos, y en el momento justo, ¡zas!, sale a la superficie. Entonces es un genio; como cuando exhibe su boxeo matemático. Aún ahora, con los años encima, la manera como planea y desarrolla un combate es ilustre.

Carlos Wynter Melo, de Panamá, escribe “Boxeador”.

carlos wynter melo

(más…)

Read Full Post »

El futuro no es nuestroLa primera en enfermar fue Miranda, la mayor. Nos contrariamos porque significaba no ir al cine el viernes, único día que mi suegro podía cuidar a las niñas. Pese a los estornudos Dina, mi mujer, insistió en que asistiéramos a la posada del kinder. “Es el úlitmo día de clases. Le cuidamos la gripa el fin de semana y el lunes nos vamos al mar”. Habíamos decidido pasar las vacaciones navideñas en la playa para no enfrentar otro año la polémica de con qué familia cenar, la suya o la mía.

En la posada había más padres que alumnos y más tostadas de cueritos y vasos de licor que caramelos y refrescos. “Muchos niños están enfermándose de gripa”, justificó la directora. “Pero como los papás tenían los boletos comprados, pues vinieron”. “Miranda también está enfermándose”, confesamos. “Por eso traemos tan envuelta a la bebé”. Marta, de apenas siete meses, asomaba parte de la nariz y un cachete por el enredijo de manta de lana.

Antonio Ortuño, de México, escribe “Pseudoefedrina”.

antonio ortuño

(más…)

Read Full Post »

Silvina Friera entrevistó a Marcos Bertorello, autor de Porno, para Página 12:

porno

¿Por qué lo obsesiona el porno como género y no tanto la pornografía?

Lo estrictamente pornográfico tiene que ver con la imagen. Hay algo en el trabajo con la palabra que hace imposible escribir pornografía, en el sentido de que las palabras siempre están velando. No es que la imagen no vele, pero tiene una contundencia que tal vez las palabras no tengan. Por más que intentes hacer una escena de sexo explícito, cuando la estás construyendo con palabras todo el tiempo estás ocultando. La pornografía se puede filmar pero no escribir por esta particularidad que tienen las palabras. En el cuento “Stephen”, hubo una intención de rescatar los tópicos de una película porno, las escenas clásicas, repetitivas. Pero lo quería hacer sin usar malas palabras. Me impuse esta limitación con la idea de que el que estuviera leyendo pudiera ver la escena. Ese cuento está al servicio del contraste que hay entre esa experiencia fuerte y, al mismo tiempo, la sensación que les queda a los personajes de si efectivamente vivieron lo que vivieron. Sería como un punto negro: ¿esto fue un recuerdo?, ¿algo que inventamos nosotros?

[Leer la entrevista completa]

Read Full Post »

Hacemos un alto en las entrevistas a los escritores antologados en El futuro no es nuestro, para invitarlos a la presentación del libro, que será el 12 de marzo a las 19 en la librería. Juan José Becerra, Oliverio Coelho y Samanta Schweblin harán los honores y brindarán con el público.

flyer-futuro

Read Full Post »

El escritor Diego Trelles Paz, antologador de El futuro no es nuestro,  fue entrevistado en tres partes (I, II, III) por Catalina Rossini en Hablando del Asunto.

Diego Trelles Paz

Eso es lo que nos interesa como escritores: que nos lean. Que nos debatan, que nos cuestionen, que nos nieguen incluso, pero que primero nos lean.

No estaba buscando descubrir a la nueva gran voz, al nuevo gran genio. Me interesaba la radiografía de un grupo. La idea de que el antólogo pudiera fijar el futuro desde el presente y de la trascendencia premeditada, me resultaba conflictiva.

Si vivir de la escritura significa que el escritor debe entregarse y hacer lo que sea para vender libros, no me interesa. Yo no escribo por eso. Vamos, nadie se mete a ser escritor para ser millonario, eso es una tontería.

Read Full Post »

El futuro no es nuestroDesde el fregadero se puede ver hacia la calle sin ser visto. El vidrio de la ventana es de doble acción, él siempre creyó que las revistas Vanidades dan buenas ideas. Los heliotropos se han marchitado y la niña de las flores hace ya casi una semana que no aparece. Muriel es un hombre maduro pero tiene la piel suave y firme, como las nalgas de un adolescente. Se ha rasurado el pecho para verse más provocativo y se pasea a caballo con la mitad del cuerpo desnudo, sus cabellos teñidos de rubio parecen naturales sobre su piel cobriza. Lo veo desde aquí, desde mi muralla de platos sucios. Conquistar nuevas mujeres, confiando quizá en que nadie puede verlo. No sabe, nunca ha entrado a mi cocina. Muriel vive frente a mi casa. A veces sus amantes se acicalan, como parte del rito furtivo, frente al espejo de mi ventana. Mido sus pechos con respecto a los míos, imagino si caben perfectamente en las manos tibias de Muriel. Observo detenidamente la curvatura de los cuellos sintiendo a veces el temblor tibio de sus besos… él es como un dios perverso que las ama y las desecha como estopas de naranja.

María del Carmen Pérez Cuadra, de Nicaragua, escribe “Sin luz artificial”.

maría del carmen pérez

(más…)

Read Full Post »

La nueva edición -ahora sólo en digital- de Los asesinos tímidos incluye elogiosas reseñas a El futuro no es nuestro y a Recorre los campos azules.

libros

Juan José Burzi dice de Recorre los campos azules de Claire Keegan:

Los milagros a veces suceden… a pesar de que no existen. En un alicaído mercado editorial, donde se publica mucho, pero mediocre, Recorre los campos azules es una señal, un guiño a los descreídos. Hay buena literatura (y digo “buena” y no “novedosa”, o “arriesgada” o “innovadora”, palabras tras las cuales se ha disfrazado más de un bodrio) y hay editoriales argentinas dispuestas a editarla.
[Leer la reseña]

Ariel Gamarra dice de El futuro no es nuestro, antología a cargo de Diego Trelles Paz:

El futuro no es nuestro es un proyecto más relacionado a la literatura que a otras distracciones y vicios a los que nos tienen acostumbrados las antologías ultimamente. Son narradores Latinoamericanos que publican un cuento. No hay temas, no hay camarillas (al menos no lo son groseramente evidentes como en otros casos), y cuando se lee el libro podemos hablar de un buen nivel (algo que se extraña en antologíaz vernáculas) , donde no parece haber habido “menús temáticos” ni cantidades de páginas impuestas. (…) Una vez advertido, potencial lector, de que esta antología no es una más del montón, queda en usted conseguirla (comprarla, robarla, pedirla prestada) para leerla y juzgar. El balance, con toda seguridad, será positivo.
[Leer la reseña]

Read Full Post »

El futuro no es nuestroEra lo que hacían ellos sobre sus rostros, con espuma, con una gruesa brocha de cerdas suaves, y mirándose atentamente al espejo para no cortarse. Pero también nosotras nos mirábamos en el tembloroso espejo del asombro, rasurándonos, las unas a las otras, durante el primer recreo de los lunes y el último de los jueves. Esperábamos a que se sintiera la aspereza sobre la piel para recomenzar el lento ritual que nos desnudaba de ese vello rasposo. No dejábamos ni un rastro de jabón en las axilas; y era tan excitante hacerlo, cada vez más intensa la emoción, que pronto fuimos extendiendo el filo de la gillette por los brazos, por las pantorrillas y los muslos. Nos afeitábamos puntualmente, tan en punto como las llegadas por la mañana a la reja de fierro coronada de puntas; exactas como el timbre que tocaba sin dulzura el dedo duro e insistente de la inspectora. Rasurar era un procedimiento tan matemático como el de copiarnos durante los exámenes de álgebra; las ecuaciones iban siendo resueltas y repetidas en un sonoro cuchicheo a oídos sordos de la vieja de ciencias. Pero no todas nuestras maestras eran tan ancianas ni oían tan mal. Había que proceder siempre entre señas y susurros, guardar para nosotras el secreto.

Lina Meruane, de Chile, escribe “Hojas de afeitar”.

lina meruane
(más…)

Read Full Post »

Gerardo Gambolini entrevistó a Claire Keegan para el suplemento de Cultura de Perfil.

La muy buena escritora irlandesa es por fin traducida en Argentina: la editorial Eterna Cadencia publica “Recorre los campos azules”, un volumen de ocho relatos -que obtuvo el premio Edge Hill al mejor libro de cuentos en Gran Bretaña en 2007- marcado por una interrogación sobre el mundo rural en medio del auge irrefrenable de las grandes urbes y por el amor a la forma clásica del cuento.

recorre los campos azules

Claire Keegan es una de las voces más destacadas de la narrativa irlandesa actual. Nacida en 1968 en County Wicklow, Irlanda, cursó estudios de literatura inglesa y ciencias políticas en Nueva Orleans, EE.UU., y obtuvo posteriormente una maestría en escritura creativa en la Universidad de Cardiff, Gales. Su primera colección de cuentos, Antarctica, fue declarada Libro del Año por Los Angeles Times y premiada con el William Trevor Prize y el Rooney Prize for Irish Literature. La editorial Eterna Cadencia acaba de publicar su nuevo libro, Recorre los campos azules, por el que obtuvo el Edge Hill Prize al mejor libro de cuentos publicado en las Islas Británicas en 2007. Los ocho relatos que componen el volumen indagan con lúcida intensidad diferentes aristas de la vida en la Irlanda rural contemporánea.

-¿Cuándo y cómo comenzó a escribir?

-Empecé en 1994. Cuando terminé mis estudios en Estados Unidos, volví a Irlanda, al país con mayor tasa de desempleo de Europa. Escribí a 300 lugares y recibí 300 cartas de rechazo. Yo estaba viviendo con mi madre, en un pueblito de County Carlow. Una tarde, mientra ella miraba televisión, escuché desde mi cuarto sobre un concurso de cuentos que estaba anunciando, con un premio de mil libras. Como tenía una máquina de escribir que acababa de comprarme para tipear las cartas, decidí enviar un cuento. En ese sentido, podría decir que empecé a escribir por dinero.

(más…)

Read Full Post »

El futuro no es nuestroNi omóplatos ni fíbulas: comencé a escribir este relato hace casi veinte años en La Entrada, un pueblo de baja, bajísima montaña, ubicado apenas a cuatro kilómetros de la Colonia Psiquiátrica de Bárbula y a dieciocho de los huesos derretidos de San Desiderio en el centro de Valencia. Era la tarde de un domingo de junio de 1986 y aún era muy poco lo que sabía de mi padre, Zlatica Didic, y de la lluvia de papas muertas que cayó sobre Netretic el día de su nacimiento.

No intentaré describir cómo eran los domingos de aquellos días. Apenas diré que yo tenía dieciséis años, que la casa en que vivíamos quedaba exactamente al lado de una iglesia dedicada al Corazón de Jesús y que, normalmente, los domingos transcurrían conmigo sentado frente al televisor de la sala. Mientras oía cada quince minutos las campanas que invitaban a la misa de seis, deseaba apenas que el programador de Radio Caracas se le ocurriera reponer aunque sea la mitad de un capítulo de El Hombre Nuclear o que yo mismo me atreviera a romper uno de los tubos que se ocultaban detrás de la pantalla.

Slavko Zupcic, de Venezuela, escribe “Amor que a otro puerto perteneces”.

Slavko Zupcic
(más…)

Read Full Post »

¡Porno!

Voyeurismo, erotismo y pasmo. ¿Qué harías si descubrieras un día que alguien lee tu mente? ¿O si te dieras cuenta de que todos tus actos fueron predispuestos por un extraño? ¿Cuáles son, en la infancia, los límites de la inocencia y la perversión en el juego de la exploración de la sensualidad?

porno

Los relatos de este libro van tras la infinidad de matices que tienen los actos humanos para detenerse en aquellos que más incomodan y perturban. Articulando diferentes puntos de vista, Marcos Bertorello explora los pliegues de la vida erótica, el deseo e incluso la fe, al tiempo que consigue transmitir esa tensión que se genera frente a un dilema.

El deseo ingenuo de una niña en la pubertad, las contradicciones de un cura, los juegos eróticos de un matrimonio de años, los problemas sexuales de un profesor de filosofía, la vida de una directora de cine porno o el plan de un poeta nazi para que su obra trascienda hablan aquí de una búsqueda del goce, revelando algo de esa ligereza que para algunas miradas puede parecer inmoralidad pero en la que otras ven un rasgo de humanidad. Ocho narraciones vertiginosas en las que no faltan el morbo, la tentación y el misterio.

MARCOS BERTORELLO nació en Buenos Aires en 1970. Es psicoanalista y docente universitario. Ha cursado estudios de literatura española y latinoamericana y es autor de varios trabajos sobre psicoanálisis y literatura. Porno es su primer libro.

Read Full Post »

Desde Amores Bizarros, el guatemalteco Ronald Flores -que participa en la antología con su cuento “Una historia cualquiera”- reseña la antología y analiza el prólogo de Diego Trelles Paz:

El prólogo del escritor Diego Trelles Paz en El futuro no es nuestro: Nueva narrativa latinoamericana tiene algo de anti-manifiesto generacional, ofrece una perspectiva amplia del momento histórico-literario que configura la generación emergente de escritores latinoamericanos (nacida entre 1970 y 1980) y de paso abre una polémica crítica importante acerca de la tendencia más cuestionable de la generación anterior: la ávida de generar golpes mediáticos a expensas de la calidad literaria.

[Leer la nota]

Juan Ignacio Orue entrevistó a Diego Trelles Paz para El Cronista Comercial:

“Los autores de El futuro no es nuestro enfocan sus ficciones hacia lo que más los afecta y, en este caso, la violencia y el erotismo, sin tapujos ni pudores, son dos de los temas de fondo más recurrentes. La antología es una manifestación saludable de un grupo de escritores diciendo aquí estamos”, explica Trelles Paz.

[Leer la entrevista]

El diario santiagueño El liberal también se ocupó de El futuro no es nuestro. Mercedes Ezquiaga dijo en su reseña:

Alejados del lugar común que señala que el futuro pertenece a los más jóvenes, los autores de El futuro no es nuestro, nacidos entre 1970 y 1980, contribuyen con sus relatos a una antología que reúne a los escritores más destacados de nuestro continente.

[Leer la reseña]

Read Full Post »

Adelanto marzo (II)

El señor, el amante y el poeta. Notas sobre la perennidad de la metafísica, de Dardo Scavino. Ensayo.

el señor, el amante y el poeta

Diseño de colección: Pablo Balestra

Diseño de tapa: Juan Pablo Cambariere

Read Full Post »

El futuro no es nuestro¿Qué es lo prohibido?: “La sociedad no
prohíbe másque lo que ella misma suscita”.
Claude Lévi-Strauss

No sé en qué momento me comenzaron a interesar las nalgas de los niños. Desde que los curas, los senadores, los políticos exhibían sus miradas huidizas en la pantalla de televisión. Pensaba en la curvatura de sus traseros desde que los diarios de vida infantiles eran pruebas fidedignas en los tribunales. Nunca antes había sentido una palpitación por esos cuerpos incompletos. Pero todo el tiempo bombardeado con “las erosiones de 0,7 centímetros en la zona bajo el ano”. O con la frase en el periódico: “a los chicos reiteradamente violados se les borran los pliegues del ano”. Y en la radio, la brigada de delitos sexuales alertando a la población sobre las conductas cambiantes en los niños y el examen periódico de sus rectos y sus vulvas. Los niños del país con los pantalones y las faldas abajo. Y el servicio médico legal ratificando las denuncias después de los peritajes físicos. Mi hija Teresa miraba de reojo esas noticias y se paraba incómoda. Llevábamos cinco meses viviendo solos desde que su madre se fue. Mi hija no dijo ni preguntó nada. Nunca supe si ambas habían hablado la noche anterior. Nadie que hace sus maletas y cierra la puerta de esa determinada manera, regresa. Cerró tan despacio, apenas insertó la lengüeta en el picaporte y sus pies sigilosos rozaron el piso de baldosas. No quise mirar por la ventana. No quise saber si la esperaba un auto o un taxi o si caminaba sola por la vereda. Teresa tenía nueve años. Quitó todas las fotos de ella y sin que yo le pidiera asumió el rol de dueña de casa. “Que falta esto, lo otro, ya hemos comido demasiada carne”. Lo demás siguió igual: sus amigos, la escuela, sus gustos. Una chica estudiosa, tímida, que dibujaba árboles mirando más allá de las montañas.

Andrea Jeftanovic, de Chile, escribe “Arbol genealógico”.

Alejandra Jeftanovic

(más…)

Read Full Post »

Adelanto marzo (I)

porno

Porno, ópera prima de Marcos Bertorello.

 

Diseño de colección: Pablo Balestra

Diseño de tapa: Juan Pablo Cambariere

Read Full Post »

El futuro no es nuestro“Volver al futuro significa volver a pensar el futuro, volver a poner en crisis ciertas estéticas e intentar abrir el horizonte de nuevos contenidos y, sobre todo, nuevos modos.”

Leonardo Jihad, que ya había leído Frío en Alaska, ahora publicó una larga reseña sobre  El futuro no es nuestro en la que señala el aparente espacio marginal que le dejan los autores  antologados a la reflexión, el presente como preocupación preminente de los textos, el registro oral de las narraciones.

[Leer la reseña completa]

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »