Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Lecturas’ Category

Las primeras líneas

Sobre Un verano, de Damián Huergo (publicada por Notanpuän)

Por Egdardo Scott.

“Alguna vez habrá que hacer la historia de nuestras novelas de educación”, empezaba Ricardo Piglia el prólogo a la reedición de Nanina, de Germán García. Y es cierto, hasta se podría aventurar que después de la “novela política”, la denominada “novela de educación sentimental” –como variante de las “novelas de iniciación”– ocupa un lugar clave en la literatura argentina. Un verano, de Damián Huergo (Notanpuän), se inscribe en esa tradición donde brillan, entre otros títulos, la primera parte de Cicatrices, de Saer, En breve cárcel, de Sylvia Molloy, Crónica de un iniciado, de Abelardo Castillo, La pérdida de Laura, de Martín Kohan, y por qué no, la primera parte de Sobre héroes y tumbas, de Sábato.

(más…)

Read Full Post »

Mundos en venta

La imaginación de Verónica Sukaczer estalla en Mundos en venta y otros cuentos (Galerna infantil).

Por Coni Salgado.

Ya sabemos los lectores que no es lo que se cuenta sino cómo se lo cuenta. En el caso de este precioso libro, la autora logra fundir con armonía ambas: lo imaginario y original del “qué” y el talento del “como”. Podemos hablar subjetivamente si hablamos de gustos o fanatismos, también con objetividad: cuando el encastre entre palabras acaricia la perfección entre la forma y el contenido, un escritor se vuelve maestro.

El titulo es simplemente hermoso: Mundos en venta y otros cuentos. Además, es acertado para hilar los pequeños relatos que lo conforman. El libro, que forma parte de una colección de la editorial Galerna Infantil dirigida por Franco Vaccarini, comienza con una frase de George Bernard Shaw que ayuda a la autora a explicar cómo surgen las historias en su imaginación: “Algunos ven cosas que existen y se preguntan para qué. Yo sueño cosas que nunca existieron y me pregunto por qué no”. Al final de cada relato, y en un bonus track, Verónica Sukaczer nos cuenta qué puntada o gen imaginario o real, lo dio como resultado.

(más…)

Read Full Post »

Matheson parece seguir ese famoso consejo de Vonnegut acerca de hacer pasar a tus personajes por todas las calamidades posibles para comprobar de qué madera están hechos.

Por Luciano Lamberti.

En una edición dominical de La Nación, que leo en un bar mientras mi hijo duerme en su changuito, hay una columna de Carolina Aguirre sobre El Chavo. Dice que en una clase de guión lo nombró, completamente en serio, como su principal influencia. Habla de su éxito, comprobado en los números y especialmente en la práctica, la arena donde se foguean verdaderamente los shows de televisión, y le creo: hice la prueba hace poco y el programa le sigue gustando a los niños, que después me lo pedían como locos. Es una especie de clásico de todas las edades (“humor sano”, como le decía mi viejo) y más allá de sus falencias evidentes es un ejemplo, decía Aguirre, de verosimilitud y creación de un pequeño mundo con sus propias reglas que no necesita para nada de la realidad.

(más…)

Read Full Post »

Una lectura de Polvo de pared (Dakota Editora), el primer libro de relatos de la brasilera Carol Bensimon.

Por Valeria Tentoni.

Polvo-de-pared-Tapa

“¿Cuál de estos lugares se ve más hermoso? ¿Cuál de estos lugares se ve más deprimente? ¿Cuál de estos lugares se ve más vivo?” Como la procrastinación es el tipo de holgazanería más sofisticada que conocemos y entonces nos entregamos a ella con menos culpa y por tanto más ahínco (¡cómo distrae fuerzas la culpa!), las mentes brillantes del MIT aprovechan ese detalle y la convierten en fuerza productiva de datos. Así también funciona, por ejemplo, el Recaptcha, inventado por el guatemalteco Luis von Ahn. Y así, por caso, alguien puede terminar respondiendo esas preguntas ante dos placas de fotos una trasnoche cualquiera y colaborar con su estudio de percepción urbana. Hay varias preguntas pero la gran pregunta detrás de ellas es: dónde preferirías estar. Ningún lugar puede juzgarse sin esa transposición imaginaria, nuestra mente la hace de modo automático, tan automático como las computadoras fallando ante letras distorsionadas. (más…)

Read Full Post »

¿Qué es ser humano?

Antes que novelista, Stanislaw Lem debería ser considerado un filósofo especulativo.

Por Andrés Hax.

La literatura en general, pero la ciencia ficción en particular, es el simulacro de otra vida. Y cuando es el simulacro de una vida o una situación completamente distinta a la nuestra, el efecto puede ser como el de una droga psicoactiva. De golpe, todo que te parecía normal, todas las rutinas y los objetos, los valores y las expectativas que tenías sobre tu cotidianidad, se vuelven profundamente extrañas. Esto pasa, les prometo, cuando leen la novela de Stanisław Lem, Solaris (1961).

Hay autores que, en realidad, son filósofos especulativos. Resulta que por temperamento —u otro tipo de elecciones, que pueden ser estéticas o intelectuales— la novela termina siendo el vehículo por el que presentan, desarrollan y prueban sus ideas. Lem es este tipo de novelista. En este artículo nos vamos a limitar a Solaris (y también a la adaptación del legendario director ruso Andrei Tarkovski, que con una película del mismo nombre ganó el Grand Prix Spécial du Jury en Cannes en 1972).

(más…)

Read Full Post »

Mamá

Mezcla de memoria, autobiografía y crónica, Marta Dillon cuenta en Aparecida (Sudamericana) cómo recuperó los restos de su madre, desaparecida por la dictadura en 1977.

Por Mónica Yemayel.

aparecidaLos ruidos la despertaron. Alguien le dijo al oído que se quedara quieta, había caído la cana, su mamá no estaba herida pero se la habían llevado. Marta Dillon tenía 10 años y al llegar a la ventana apenas pudo ver las luces rojas del auto que se alejaba. Lo que siguió a esa mañana de octubre de 1976 fue un largo silencio familiar, tan impenetrable que llegó a creer que sólo ella recordaba a la madre. Ocho años después, en democracia, comenzó el juicio a los comandantes de la dictadura. Las declaraciones de los testigos se transcribían en el Diario del Juicio que Marta Dillon comenzó a leer. En esas páginas, un día encontró el nombre de la madre y supo que su desaparición “era parte de algo grande, algo de lo que se hablaba en la esfera pública aunque no en su familia”.

(más…)

Read Full Post »

El colapso de la estrella

Clásico moderno, El año del pensamiento mágico (Penguin) es el volumen de memorias de Joan Didion tras la la muerte de su marido. El libro que obtuvo el National Book Award en 2005.

Por Valeria Tentoni.

el año del pensamiento mágicoEl título de esta lectura está tomado de una línea de la “crónica de supervivencia”, como se le han referido, de Joan Didion: no lo entrecomillo porque no es exactamente eso lo que dice en el libro. Dice: “El colapso de la estrella muerta“. Lo dice hacia el final. Didion escribe entonces que solo después de leer los resultados de la autopsia de su marido, John Gregory Dunne, dejó de “intentar reconstruir el choque, el colapso de la estrella muerta”. Esos resultados permanecieron extraviados durante un año en el que también tuvo que cuidar a su hija enferma, reordenar su vida, habitar la casa; ella no había anotado bien su dirección en la planilla, presa de los desórdenes cognitivos propios de quien está en crisis de pérdida, y entonces no se los habían podido hecho llegar antes.  (más…)

Read Full Post »

Cuentos contando cuentos

Sobre Signor Hoffman, de Eduardo Halfon (Libros del Asteroide).

Por Antonio Jiménez Morato.

halfoneduardo(c)adrianabianchedi

Eduardo Halfon lleva repitiendo desde hace años que no ve una diferencia entre los libros que va publicando, que, en realidad, los contempla como un único libro que va cobrando forma ante él mismo. Una unidad, la de la obra, que va aceptando cada incorporación de modo orgánico. Quizás no sea gratuito recordar que Halfon es ingeniero por formación y, si bien no se gana la vida como ingeniero, hay en esa percepción de la obra como un todo que admite sucesivas ampliaciones un diseño que evidencia esa mirada más cercana a la ingeniería que al enfoque tradicionalmente literario. Se da el caso de que, además, la escritura de Halfon ha ido tornándose de modo consciente cada vez más autobiográfica. Todos sus relatos exhiben de modo explícito la mirada de un escritor que estudió ingeniería, guatemalteco pero educado en el exterior, heredero de dos ramas familiares, una judía y otra libanesa, que lo han marcado de modo perpetuo e, incluso en los detalles más anecdóticos –sus becas y residencias como escritor, su afición compulsiva al café y los cigarrillos, sus gustos musicales– pueden encontrar los que lo conocen personalmente más pruebas irrefutables de que el narrador de sus textos esconde muy pocos de sus detalles biográficos.

(más…)

Read Full Post »

Poder decir adios

A un año de la muerte de Gustavo Cerati, se publicó Cerati. La biografía, de Juan Morris (Sudamericana).

Por Irina Ponti.

ceratEmpecemos por lo que tiene de malo porque así ya está, ya pasó, ya nos lo sacamos de encima y podemos hablar de las sensaciones e ideas que produce leer Cerati, la biografía que el periodista Juan Morris publicó en Sudamericana.

El texto fluye, pero por momentos se pone muy desprolijo, tiene repeticiones y redundancias —no lo chequeé, pero tengo la impresión de que repite frases completas palabra por palabra— que le sacan intensidad. Además hay ciertos hechos que conforman el mito Cerati que se mencionan muy superficialmente. Por ejemplo, cuando MTV le dio a Soda Stereo el premio a la trayectoria. Cerati, Bosio y Alberti llevaban años separados, MTV los vuelve a reunir y Morris se limita a transcribir el video que está en YouTube. Si te tomás cuatro años y medio para armar este libro, lo mínimo que espero es que me cuentes qué pasó tras bambalinas en ese encuentro. Quiero decir: se vuelve muy elíptico. Hay temas como la política, la droga, la ambigüedad sexual, la guerra de egos, que se pierden en la bruma. El tercer problema, y freno acá pero podría incluir dos o tres más, es que el devenir de Cerati en el libro parece determinado por una relación causa-efecto demasiado controlada, demasiado consciente.

(más…)

Read Full Post »

El lector modelo

Cada libro crea un autor modelo al igual que un lector modelo.

Por Luciano Lamberti.

Esta es la historia de un fracaso. El protagonista del fracaso soy yo, como no podía ser de otra manera, y la cuestión tiene que ver con un libro que intenté leer y no pude. Las constelaciones oscuras, se llama el libro, y es la segunda novela de Pola Oxariaxac, que con Las teorías salvajes había causado un pequeño revuelo en el mundillo literario local y cosechado elogios de voces tan autorizadas como las de Ignacio Echeverría o Ricardo Piglia. No leí esa primer novela por misteriosos motivos, y cuando pude acceder a la segunda tenía infinitas ganas de ver cómo escribía esa chica. La historia era prometedora; las primeras páginas, ubicadas atrás en el tiempo, también lo eran. La prosa es extraña pero divertida. Se nota que la autora es inteligente. El libro tiene todo para ganar, pero después de varios intentos decidí dejarlo. Ya está, no puedo más.

(más…)

Read Full Post »

¿Por qué, Isabel, por qué?

Una lectura moderna de un clásico sin tiempo.

Por Florencia Scarpatti.

Leí Retrato de una dama con el mismo entusiasmo con el que mi mamá vio “Las mil y una noches” por televisión. Durante dos semanas esperé que terminara el día para seguir la vida de Isabel Archer, su protagonista, y también para tratar de entenderla. “¿Cuál es tu Onur, Isabel?” me pregunté durante la primera mitad del libro y en la segunda, ¿por qué Isabel, por qué?

Henry James escribió la primera versión de la novela a los 37 años y a los 65 hizo una revisión por lo que –cuenta Harold Bloom– hubo casi dos Isabeles Archer. Pero yo diría que son más, porque el retrato va cambiando a lo largo de la obra como un personaje de Shakespeare.

(más…)

Read Full Post »

La vida de Catherine M.

Catherine Millet, autora de La vida sexual de Catherine M. y de Celos (de los que acaban de salir nuevas impresiones por Anagrama), es una de las invitadas al Filba Internacional. 

Por Valeria Tentoni.

Catherine Millet por Yann Revol

Se fue de la casa de sus padres a los 18 “para seguir a un hombre”: “No tenía ganas de estudiar, sentía una gran impaciencia por entrar a la vida activa y ganarme la vida. Trabajé en un supermercado, en una editorial… Luego hubo un período en que trabajé sin ganar dinero. Eran los comienzos de Art Press”, el medio francés sobre arte contemporáneo que dirige desde hace más de cuarenta años. Eso le contó a Milagros Belgrano Rawson en una entrevista en la que también respondería a la etiqueta de “literatura erótica” que se impuso a la autoficción que publicó en 2001, La vida sexual de Catherine M., donde narra con detalle total las fantasías y el despertar de su vida sexual y su biografía de cama, participando en partouzes y demás encuentros concurridos: “Hay dos maneras de encarar la multitud, ya como una muchedumbre en la que los individuos se confunden, ya como una cadena en la que, al contrario, lo que les distingue es también lo que les une”. El anonimato del sexo grupal aliviaba su timidez, la dificultad social que, según narra, se le presentaba. (más…)

Read Full Post »

El pasado

Sobre La desaparición del paisaje, de Maximiliano Barrientos (Periférica).

Por Patricio Zunini.

El argumento de La desaparición del paisaje, del escritor boliviano Maximiliano Barrientos (Ed. Periférica), es sencillo de resumir: tras 12 años de vida errante por los Estados Unidos, Vitor Flanagan vuelve a su Santa Cruz de la Sierra natal. Es una novela “del regreso”, género clásico desde los tiempos de Homero. ¿Qué la vuelve, entonces, tan singular?

En una entrevista del año pasado, Barrientos decía que siempre vuelve a Raymond Carver, Richard Yates, John Cheever, Joan Didion. Los estilos de aquellos bien pueden funcionar como marco del suyo. En esta novela —al igual que en los cuentos de Fotos tuyas cuando empiezas a envejecer; en el blog está disponible “Las horas”— hay un tono calculadamente frío, destilado, que impone el drama de lo no dicho, se avanza a través de escenas con un lenguaje directo y cinematográfico —está escrito en pasado, pero tiene el efecto de leerse en presente—, una devastación solitaria atraviesa la vida de cada personaje. Dosis de violencia a destiempo y alcohol completan el cuadro. Sería interesante preguntarse la manera en que Iowa y las residencias en Estados Unidos rompen las tradiciones locales en América latina: por qué Barrientos se relaciona tan bien con Federico Falco y Alvaro Bisama, y en cambio queda tan lejos de Braulio Choque y Augusto Céspedes.

(más…)

Read Full Post »

El silencio de los pescadores

Una lectura del libro del Premio Príncipe de Asturias italiano Claudio Magris, El conde y otros relatos (Sexto Piso).

Por Valeria Tentoni.

Magris

Un hombre destruye por error de obediencia y para siempre la oportunidad del amor que le había sido asignada. Un Conde extirpa cuerpos de un río en una barca sin mascarón —esto es, sin alma. “A él siempre le gustó cuando flotaban hinchados a punto de estallar o incluso carcomidos por los cangrejos, listos para ser atrapados y entregados. ¿Escucha usted la lluvia? Cuando es tan fuerte y continua uno termina por no oírla y tampoco el río y el mar que se estrellan uno contra otro”. Los dos hombres, “pobres bestias asustadas en el arca de Noé”, se mueven lentamente sobre ese aceite mortecino en el relato que abre y da nombre a esta breve y exquisita compilación de Claudio Magris, traducida por María Teresa Meneses y editada por Sexto Piso. (más…)

Read Full Post »

Un auténtico tesoro

El libro álbum Los pájaros, de Germano Zullo y Albertine (Libros del Zorro Rojo), nos lleva a un paseo por el cielo agitando los ojos y las alas.

Por Coni Salgado.

Este es uno de mis libros ilustrados favoritos. El comienzo es una travesía de páginas con una secuencia de imágenes que tienen el ritmo de un corto cinematográfico. Aún no hay texto: un camión rojo atraviesa montes desérticos y frena ante el abismo. Entonces llegan las primeras palabras.

Algunos días son diferentes.

En las ilustraciones que siguen a esa breve oración, observamos a un hombre, posiblemente un granjero, que gira alrededor del camión para abrir la gran puerta de atrás. Uno a uno, pájaros de todos los formatos y colores comienzan a salir. Liberados. Felices. Majestuosos.

El hombre mira al cielo mientras los ve alejarse y una sonrisa se le dibuja en el rostro.

Días que podrían ser parecidos a los demás.
Y sin embargo poseen algo…

que los otros no tienen.

El hombre se asoma y mira en el interior del camión. Un par de ojos bien abiertos lo miran fijo. Es un diminuto pájaro negro que el hombre mira con compasión. Le señala que debe volar, pero no pasa. Hombre y pájaro se sientan a esperar y comparten alimento.

Porque los pequeños detalles no están hechos para ser advertidos.
Están hechos para ser descubiertos.
Y cuando dedicamos un tiempo a buscarlos aparecen.

Más seguro de sí, el pájaro ensaya sus primeros aleteos y consigue volar. Hombre y pájaro se despiden.

Poco importa la teoría sobre la estructura de un libro cuando el recorrido es un placer capaz de llegar a las emociones más profundas, pero suele decirse que un libro álbum conserva en su estructura el ensamble entre el texto y las imágenes, y que esto es lo que le ofrece al lector una apreciación diferente. Si algunas de las partes faltara, el producto literario y el visual tendrían otro impacto. Para expresarlo con sencillez: el texto solo no me alcanzaría y las imágenes solas no me darían la información necesaria para volar. Sin embargo, ambas partes podrían funcionar perfectamente por separado, pero la lectura final no sería la misma.

De conocida trayectoria en el mundo de los libros ilustrados para niños, la dupla Zullo-Albertine ha creado varios títulos con una genialidad admirable y profunda. Sus libros son diferentes, sus mensajes significativos y la estética variada y en ocasiones expresiva de un humor exquisito. Los pájaros es un libro para lectores de todas las edades.

En lo personal, a lo largo de mis días de feria en el stand de Libros del zorro rojo, me he sorprendido junto a lectores desconocidos en una emoción compartida que no puede explicarse con palabras y que más de una vez terminó en lágrimas. Es la última frase la que me produce un quiebre en la voz: es esa imágen en donde el cielo parece infinito y solo se ve la figura de un pájaro negro que regresa en agradecimiento al hombre. Y son todos esos pájaros llevándolo a volar. En ese ideal ilustrado se pronuncia la belleza de lo posible.

Atesorar los pequeños detalles como auténticos tesoros. Y cambiar el mundo.

*

Germano Zullo nació en Ginebra en 1968. Estudió economía y administración. Sin embargo, en 1996, su carrera dio un giro y comenzó a dedicarse a la escritura de cuentos infantiles.

Albertine nació en Dardagny en 1967. Es diplomada en la Escuela Superior de Artes Visuales de Ginebra. Compagina la labor editorial con la realización de exposiciones, animaciones y diseño gráfico. En 1999, Zullo y Albertine obtuvieron el Golden Apple de la bienal de ilustración de Bratislava. En 2008 consiguieron ingresar en la lista de honor del IBBY. Los pájaros recibió en 2011 el Premio Sorcières, otorgado por la Asociación de Bibliotecarios Franceses y Librerías Especializadas.

Read Full Post »

El director de “M” y “Tierra de los padres”, autor de Restos de restos y El país del cine estuvo el MAMBA acompañando a Carlos Gamerro, que presentó su traducción de Hamlet (Interzona). Con una lectura irreverente pero profundamente lúcida de la tragedia shakespereana, Prividera, releyó la historia argentina reciente en clave hamletiana.

Por Nicolás Prividera.

Parafraseando a otro inglés en otra ocasión, podemos decir que Hamlet es “un enigma dentro de un misterio”. Según Harold Bloom, “no hay un ‘verdadero’ Hamlet como no hay un ‘verdadero’ Shakespeare: el personaje, como el escritor, es un vasto espejo en el que tenemos que vernos a nosotros mismos” (digamos, de paso, que la metáfora del espejo aparece de modo recurrente en boca del príncipe). Shakespeare y Hamlet son intercambiables, y no solo porque –como dice Bloom– es el único personaje que hubiera podido escribir su propia obra: Hamlet es la pieza en que más trabajó Shakespeare, y fue a la vez su creación más famosa y versionada (basta ver los diversos Hamlets que dio el cine, de Asta Nielsen a Kenneth Branagh). De ahí que Carl Schmitt pueda haber afirmado que “la condición mítica de la figura de Hamlet se conserva en la inagotable abundancia de las nuevas interpretaciones y de las nuevas posibilidades de interpretación”.

(más…)

Read Full Post »

Un santo estúpido

Caja Negra compiló las crónicas, artículos, reflexiones y notas de Jack Kerouac acerca de la escritura, el deporte, la ruta, la fotografía y su propia generación, textos que se habían publicado, en su mayoría, originalmente en revistas.

Por Valeria Tentoni.

jack kerouacEn ciertas oportunidades, Jack Kerouac compraba rollos de papel para teletipo en vez de resmas. Y tipeaaaaaba. “Hay también que escribir con excitación, velozmente, con calambres”, decía. Evitaba, así, que se detuviera su caudal de escritura, que se interrumpiese eso a lo que se refería como “pensamiento narrativo”. “Soñar en trance con el objeto que se tiene delante”, aparece en el punto 12 de su “Credo y técnica de la prosa moderna”. Kerouac se derretía en la hoja. “Lo mejor es escribir desde el fondo del espíritu como si no hubiera fondo”, en el punto 8.

…hay que escribir hacia delante, nadar en el mar de la lengua hasta ganar la costa de la liberación periférica y la extenuación (…) la mejor escritura es siempre la más dolorosamente personal, aquella que fue arrancada por la fuerza de los cuidados de la cuna –hay que cantar por uno mismo la canción de uno mismo.

(más…)

Read Full Post »

En Conferencia sobre la lluvia (Interzona), Juan Villoro propone un recorrido por la relación entre la literatura y la lluvia.

Por Patricio Zunini.

Invitado a escribir la primera obra que inauguraría el teatro de la Biblioteca de México, pero con la restricción de que debía ser un monólogo, ya que el presupuesto sólo alcanzaba para contratar un actor, Juan Villoro (México, 1956) preparó una Conferencia sobre la lluvia (Interzona), con la propuesta de tomar como eje la relación entre la lluvia y la literatura: «entender el agua imaginada por los poetas».

Villoro parte de una frase de Octavio Paz: «Óyeme como quien oye llover, ni atenta ni distraída», y decide que su personaje va a dejarse llevar en la dispersión: «Perdí los papeles», empieza el conferencista, un bibliotecario de entre 50 y 70 años, y tras revolver sin suerte la mesa sigue: «Las mejores conferencias son improvisadas aunque el que diserta sin guion se mueve en la línea del vértigo». Así, con una digresión controlada, el texto ensaya pequeñas disquisiciones –muy generales– sobre el discurso literario, la soledad, el amor.

(más…)

Read Full Post »

Una lectura de El piloto y el principito, la vida de Antoine de Saint-Exupéry, escrita e ilustrada por Peter Sís (Sexto Piso ilustrado).

Por Coni Salgado.

Era muy chica cuando una tarde de lluvia, me subí a una silla para trepar los estantes y revolver lo más alto de la biblioteca de la casa. Encontré un libro sin portada. Estaba ilustrado por el autor, pero también estaba intervenido con mamarrachos de lapicera, que, según me contaron, había hecho yo misma cuando apenas sabía caminar. El libro se llamaba El principito y nunca imaginé que al abrirlo lo leería de un tirón. Después de aquel día volví a abrirlo muchísimas veces más. Todas las lecturas fueron nuevas, diferentes, todas pudieron hacerme volar, pudieron hacerme cuestionar el mundo desde distintos puntos en el espacio.

La editorial Sexto Piso ha publicado El piloto y el principito, una obra del ilustrador, escritor y cineasta Peter Sís. Se trata de una biografía ilustrada, de quien fuera el autor de uno de los textos más amados y apreciados del universo literario. En este libro, pequeños secretos y curiosidades se develan para dejarnos como sorpresa algunos descubrimientos sobre la vida de Antoine de Saint-Exupéry.

Hace mucho tiempo en Francia, en el cambio del último siglo, un niño nació para ser aventurero. Era una época apasionante de descubrimientos en el mundo. Se estaban inventando cosas con las que las personas sólo habían soñado, incluyendo máquinas voladoras. El chico se convertiría en piloto. Escribiría sobre vuelos osados, pero también sobre lugares a los que uno acabaría por llegar si viajase durante el tiempo suficiente y lo suficientemente lejos. ¿Qué encontró en la tierra? ¿Qué encontró en el cielo?
Antoine de Saint-Exupéry nació con el cabello dorado. Su familia lo llamaba el Rey del sol. Cuando tenía cuatro años, su padre murió repentinamente. El niño se preguntaba a donde habría ido.

Las ilustraciones, que son protagonistas del libro, contienen notas y descripciones acerca de los distintos hechos que se vivían en el mundo. Detalles que complementan y enriquecen el relato sobre la vida del autor de El principito con tanto encanto, que la lectura se hace pausada y la propuesta se transforma en una interesante investigación histórica. Como si fuera poco, la forma en que se cuenta la vida de Saint-Exupéry provoca una emoción similar a la que se atraviesa al leer aquel libro que lo llevaría al recuerdo eterno de sus lectores.

Mapas, retratos, un árbol genealógico. Fechas, datos, invenciones, paisajes. Y el protagonista del libro se convierte finalmente en un piloto reconocido y en un escritor famoso. Dueño de un ángel especial, conoce el mundo, la soledad, la guerra y la calma. En abril de 1943 se publica el libro. Una carta abierta, su perro favorito, la dedicatoria. Volar por debajo de las nubes para poder ver. Domesticar animales, mirar barcos. Atravesar océanos para entregar correspondencia. Escribir, casarse, tirarse en paracaídas desde la Torre Eiffel. El trabajo de Peter Sís es brillante. Es imposible de abarcar en una primera lectura. Todo esto es apenas el principio de una maravillosa vida ilustrada y reflejada en un gran libro.

Atravesar el cielo. Estrellarse. Vagar por el desierto. Ser pionero de la aviación. Contar historias, leer manuscritos. Escribir guiones. Trabajar para Air France. Tener un amigo escritor llamado León Werth. El mundo a sus pies. Hacer aviones de papel. Sentirse perdido en Nueva York y comprar una pequeña caja de acuarelas para trabajar en un libro ilustrado sobre un niño de pelo dorado. Llegar al mundo. No volver a casa. Trascender.

Peter Sís (Brno, Checoslovaquia, 1949) es ilustrador, autor y cineasta. Comenzó su carrera en el cine al ganar el premio Golden Bear en el Festival de Cine de Berlín Occidental en 1980. Desde 1984 se dedica a los libros, con los que ha ganado siete veces el premio otorgado por The New York Times Book Review al mejor libro ilustrado del año. En 2012 obtuvo el premio Hans Christian Andersen, máximo reconocimiento mundial de la literatura infantil. Sexto Piso ha publicado también El coloquio de los pájaros (2012).

***

Read Full Post »

Se publicó El Hermano alemán, de Chico Buarque (Penguin) y El mundo no es chato, de Caetano Veloso (Marea).

Por Mónica Yemayel.

«¿Podremos parar de pensar en Chico?», se preguntaba Caetano Veloso en una columna que era tributo y admiración. El autor de El hermano alemán es una leyenda viviente. Tanto, que su vida real parece importar más que la novela que acaba de publicar. Nos empeñamos en saber de los morros y el mar que se ve a través de la ventana de su casa en Río de Janeiro; si el amor y los labios y los cuerpos se le siguen entregando a sus ojos grises; si sigue pateando la pelota de fútbol a los 70 años, si el entusiasmo por el gobierno de Dilma Rousseff sigue en pie. Nos empeñamos en hablar de su música y el jazz y la bossa nova, en lugar de hablar de sus novelas Estorbo, Benjamín, Budapest y Leche Derramada; nos preguntamos si le gusta más escribir que componer; qué tan idéntica era su casa y qué tan parecida su vida a la que cuenta ahora en su nueva novela; por qué nunca le preguntó al padre por aquel hijo alemán que nació antes de que se casara con la madre y que toda la familia conocía y callaba; por qué esperó docenas de años para ir tras él. ¿Así que su hermana mayor tiene el mismo nombre que la madre de su hermano alemán? ¿Así que su hermano alemán se llamaba como su padre y otro de sus hermanos? Se parecían tanto padre e hijo alemán… Los dos murieron de cáncer de pulmón, cortaban el cigarro del mismo modo, tenían la misma voz. En cada entrevista, con la elegancia de una paloma que se presta a un juego de magia, el hombre leyenda responde ofreciendo generosos detalles de su vida real. Hasta que en algún momento desliza: «Hay quienes se sienten incómodos porque invento lo que ya existe», tratando de zambullirse en la galera del mago para desaparecer del mundo concreto y anclar en su ficción.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »