Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Presentaciones’ Category

El autor de Una muchacha muy bella acompañó a Facundo Gerez en la presentación de Samsara.

Por Julián López.

samsara

A pocas páginas de empezar la lectura de esta novela comencé a preguntarme dónde estaba el libro, Samsara cuenta la historia de una pareja que emprende un viaje corto pero no es en esa trama donde reposa la historia que se propone contar. Ese misterio que se plantea es lo que más me entusiasmó de la novela de Facundo Gerez, que despliega sin ansiedad un mecanismo que va acumulando sentido, como un tetris que encaja sus piezas a medida que aparecen en la lectura.

(más…)

Read Full Post »

El autor de Hospital Posadas acompañó ayer a Ricardo Romero en la presentación de La habitación del Presidente.

Por Jorge Consiglio. Foto: Rodrigo Ruiz Ciancia.

ricardo romero

Hay textos cuya apuesta se cifra en la eficacia de su estructura cerrada. Desde la primera oración se construye una perspectiva con sustracciones y certezas. Se acuña una fórmula, una química, una expresión que rebota contra sus propios márgenes y muestra su grado de efectividad al final del relato. En este caso, el vigor del cierre se relaciona con lo sorpresivo y lo cancelatorio. La consumación del texto ofrece la ilusión de lo definitivo; es decir, el juego radica en plantear el punto final como clausura del universo narrativo, sin ecos posibles. Estos relatos —como todos los relatos— diseñan un tipo de relación con su lector. Lo incluyen, lo amparan a partir del volumen y del carácter. Hay otros textos de tramado más abierto, que guardan relación con esa idea de “literatura potencial” que Ricardo Piglia le adjudica a los borradores. Son textos que se ofrecen desde el dinamismo más absoluto, están siempre en proceso. Rehaciéndose. “Se trata de una poética que encuentra en las versiones y variantes un modelo de la potencialidad del lenguaje”. La habitación del presidente tiene que ver con este tipo de ficciones. La trama de esta novela parece no fijarse nunca, se plantea a partir de una zona de inestabilidad, del perpetuo cambio. Dice el narrador en una de las entradas: “La casa cambia por las noches. Mientras mi familia duerme, a veces, la recorro. No es algo que tenga que ver con la oscuridad. Tampoco tiene que ver con la temperatura. Es como si la casa cambiara su relación con lo que está afuera, y entonces estar adentro significa otra cosa. Apoyo el oído en las paredes, las puertas, los pisos, la terraza. Camino descalzo. Nunca entro en la habitación del Presidente. Hay en la casa, por las noches, más habitaciones de las que hay durante el día”. Desde ese lugar se construye sentido, se organiza una lógica propia, un ideario con el que poner en crisis —o simular poner en crisis— la noción de discurso inmóvil.

(más…)

Read Full Post »

El texto que el autor de La habitación del presidente leyó en la presentación de la última novela de Jorge Consiglio, Hospital Posadas.

Por Ricardo Romero.

Hospital PosadasAmplio espectro. “Antibióticos de amplio espectro”. Esta es una frase que me llamó siempre la atención, y que al releer Hospital Posadas, me vino una y otra vez a la cabeza, quizás como un eco del oficio que porta el narrador. “Amplio espectro”. Frase extraña. Con una resonancia afantasmada desconcertante, porque aparece en el contexto más operativo de nuestra corporeidad, en el prospecto de un medicamento, donde la enfermedad y la salud son las únicas variables posibles. Frase extraña, sí, y que, como decía, me hizo pensar en Jorge. En sus textos. En Hospital Posadas, particularmente. Y es que creo que la escritura de Jorge es una “escritura de amplio espectro”. Además de curar orzuelos, gripes y empachos espirituales, esto podría interpretarse de varias maneras. (más…)

Read Full Post »

La semana pasada, Jorge Consiglio presentó en la librería su novela Hospital Posadas, junto a Ricardo Romero, Liliana Herrero y el autor de esta nota.

Por Gabriel Bellomo.

hospital posadasUna tarde de hace más o menos tres años, en la confitería Los Galgos, que ya no existe, Jorge Consiglio me habló de la posibilidad de esta novela. Con esa especie de pudor tan propia de él, casi en el tono de las confidencias, me dijo con entusiasmo más bien contenido que tenía una historia entre manos. Escuché la historia, le dije tenés que escribirla. En ese punto en que el texto a ser escrito no es más que un esbozo, una representación fantasmal, uno sabe que en adelante y por un lapso incierto e impredecible, al otro le esperan meses, años de una tarea por momentos luminosa, pero que en otros será de desaliento.

Lo cierto es que aquella historia mínima que me relató en el bar, hoy es esta novela. Una gran novela. Basta leerla. Finalmente la verdad y la prepotencia de la obra están únicamente en la misma obra. Por lo que me reservo el privilegio de referirme brevemente a la prosa de Jorge, a las marcas personales de su prosa, o sea a la calidad y originalidad de toda su ficción.

(más…)

Read Full Post »

El viernes pasado, Dardo Scavino presentó el ensayo Las fuentes de la juventud acompañado por Héctor Pavón que le hizo una entrevista pública.

El viernes pasado, Dardo Scavino presentó Las fuentes de la juventud en la librería, acompañado por Héctor Pavón, que fue el encargado de hacerle una entrevista pública. El trabajo de Scavino es una aguda reflexión que repasa y renueva los argumentos de una discusión política tan fascinante como pertinente, de cara a un escenario donde las cuestiones del hombre nuevo y de la producción del hombre por el hombre que apasionaron al siglo XX parecerían haberse desplazado al terreno de la ciencia y de la ingeniería genética. Aquí algunos pasajes del encuentro.

(más…)

Read Full Post »

Una serie de iluminaciones se ordenan formando una constelación de sentidos que vinculan el Cuaderno VIII, de Mario Ortiz, con la serie “El tunel del tiempo” y los procedimientos de Paolo Santarcangeli, Umberto Eco y Robert Zemeckis. Christian Kupchick, Jorge Consiglio y Luis Sagasti acompañaron a Mario Ortiz en la presentación de Cuadernos de Lengua y Literatura en Bahía Blanca.

Por Christian Kupchik.

presentacion3

Es mi obligación confesar cierta debilidad por algunos nombres propios, patronímicos o topónimos. Una inevitable fascinación me inspira el sonido de Samarcanda, Turkestán o Purmamarca. Bahía Blanca, por supuesto, está en esta lista. Y nada tiene que ver con el vocativo, sino con el perfume de su musicalidad. Quizá todo se trata de eso, de nombres desconocidos y a la vez añorados. Al plantearse la posibilidad de participar en la presentación de los libros de Luis Sagasti y Mario Ortiz, dos enormes escritores a la vez que exquisitos ejemplares humanos, el enorme entusiasmo que dicho honor despertaba no me permitió pensar cuál de las dos obras me correspondería. El tema es que, más allá de reconocer tanto en Mario como en Luis universos particulares, una sensibilidad y una estética personal en cada uno de ellos, no podía evitar verlos sino como un Jano bifronte. Una suerte de Mario Sagortiz o Luis Ortigasti, capaces de fundir sus mundos. No. Sería un error. Hablaría del Cuaderno de Lengua y Literatura VIII, de Mario Ortiz.

(más…)

Read Full Post »

“En Maelstrom, como en muy pocos textos contemporáneos, se mezcla magistralmente una estética del parpadeo constante, que sin duda es deudora de las nuevas tecnologías”. Jorge Consiglio, Mario Ortiz y Christian Kupchick acompañaron a Luis Sagasti en la presentación de Maelstrom en Bahía Blanca.

Por Jorge Consiglio.

presentacion4

En la novela Maelstrom se conjugan dos vertientes que ya son una marca (por apropiación, por el uso personal que hace de estos recursos) de la poética Sagasti. La primera es el empleo de un flujo narrativo sinuoso, lleno de esquinas y de potentes aristas, un flujo por el que se concilian opuestos, porque pervive en él una trasparencia absoluta —que, creo, está sostenida por un coloquialismo de fuerte verosimilitud— y, al mismo tiempo, una opacidad notable, porque, por lo general, lo más importante queda no dicho o, mejor, formulado a partir de una elipsis. En torno a esta primera vertiente de la poética Sagasti se estructuran dos de sus novelas: El canon de Leipzig y Los mares de la luna. La segunda vertiente se plantea con claridad en Bellas Artes. Allí el sentido —no el significado, el sentido— se abre a partir de la contigüidad de escenas que se organizan teniendo en cuenta un principio —llamémosle— lírico. Hay un corrimiento del orden ortodoxo, de la lógica argumental de la prosa. Lo que se pone en juego aquí es el contacto de nodos del relato que hacen sistema sin perder singularidad y autonomía. Se trata de un chispazo entre uno y otro, una discontinuidad, un hiato, un programado hilo de interrupciones. Y, justamente, en este punto se cifra la belleza de la novela. Esa fricción entre elementos del mismo orden pero emancipados de la totalidad hace que en el texto comience a circular una tensión de deseo que involucra al lector. Porque a partir de Barthes sabemos que: “es la intermitencia, como bien ha dicho el psicoanálisis, la que es erótica: la piel que centellea entre dos piezas (el pantalón y el pulóver), entre dos bordes (la camisa entreabierta, el guante y la manga); es ese centelleo el que seduce, o mejor: la puesta en escena de una aparición-desaparición”.

(más…)

Read Full Post »

“A diferencia del tratamiento que recibe en el policial, donde el enigma ya está dado y lo que el relato hace es desentrañarlo, acá lo interesante reside en el hecho de que el relato consiste en la composición de ese enigma”. El texto que la autora de Inclúyanme afuera leyó en la presentació de Maelstrom, la nueva novela de Luis Sagasti que publica Eterna Cadencia Editora.

Por María Sonia Cristoff.

maelstromMientras leía Maelstrom, debo haber levantado la vista de la novela –una novela que captura al lector, adelanto, con potencia de maelstrom- un par de veces, a lo sumo tres. Una de esas veces fue para ver si por casualidad, o por homenaje, Google había sido capaz de guardar un mail antiguo, un mail que Luis Sagasti me había mandado hace unos cinco años, cuando pasé unos meses en Leipzig. Ocurrió que de pronto, leyendo esta novela de resemblanza epistolar, estructurada a partir de una correspondencia virtual entre dos amigos –uno en viaje, otro en casa– en la que más de una vez se hace referencia a una catedral, me surgió una intriga absurda, fetichista, por encontrar ese mail en el que, mientras yo estaba de viaje, Luis hacía referencia a una catedral, la Thomaskirche más precisamente, porque había hecho de la biblioteca de esa iglesia una locación central de su primera novela, El canon de Leipzig. Increíblemente, el mail –-en realidad eran una serie– estaba todavía en mi bandeja de entrada, y en el primero Luis me pedía unas fotos. Quedaba ya entonces claro que no se trataba de un pedido de tipo documental-– hasta el último recodo de esa iglesia se ve en miles de páginas de internet; El canon de Leipzig ya estaba publicada hacía más de una década– sino más bien una invitación a sumarme a la deriva, a la proliferación. Sacando esas fotos yo volvía a leer pasajes de su novela, volvía a hacer un agregado, un comentario. Al releer ese mail me di cuenta de que algo de la obra de arte proliferante y colectiva que está en Maelstrom, la posibilidad de la serie infinita que esta novela postula estaba ya funcionado entonces.

(más…)

Read Full Post »

El autor de Bellas artes presenta su nueva novela este viernes, acompañado por Luis Chitarroni y María Sonia Cristoff.

Maelstrom

Este viernes a las 19 se presenta en la librería (Honduras 5574, Palermo) la nueva novela de Luis Sagasti: Maelstrom. Del autor de Bellas artes llega este libro en el que, como en ese, pone a orbitar alrededor de una trama pequeños mundos a la velocidad de la luz. Acá podés leer la entrevista que hicimos, donde cuenta cómo lo escribió.

Lo acompañarán Luis Chitarroni y María Sonia Cristoff. La entrada es libre y gratuita, ¡los esperamos!

Read Full Post »

Por P.Z.

El viernes pasado Marcos Bertorello presentó Porno, su primer libro de cuentos. Lo acompañaron Juan Martini y Silvia Hopenhayn.

En todas las presentaciones se da un juego íntimo entre autor, acompañantes y público, y esta vez no fue la excepción. Lo destacable fue que en esta oportunidad se dió, venciendo todo nerviosismo, con un escritor que “inaugura” su obra literaria. Tal vez sea el tema del libro, tal vez la proximidad. Tal vez, simplemente, que por un momento, sentimos que nos adueñamos de un escritor y su obra.

Porno no solamente es un gran libro de cuentos -abrió la charla Leonora Djament, directora editorial de Eterna Cadencia-, sino un primer libro de cuentos. Por eso creemos que la literatura está doblemente feliz”.

martini - bertorello - hopenhayn

Juan Martini destacó que Porno “se hace cargo de una pregunta antigua y contemporánea: cómo se cuenta una historia”. Y dijo que “uno de los grandes méritos de este libro es que no respeta las formas canónicas del cuento. En todos los cuentos hay temas comunes: el erotismo es un tema central, las cuestiones filosóficas, las cuestiones religiosas y sobre todo, las cuestiones morales. Este libro es una enorme interrogación acerca de la cuestión moral. Los textos hacen explícito que la pregunta moral es constante.”

(más…)

Read Full Post »

Ayer se llevó a cabo la presentación de El futuro no es nuestro. Nueva narrativa latinoamericana. Participaron del encuentro los escritores Juan José Becerra, Oliverio Coelho y Samanta Schweblin, estos últimos son los dos argentinos que participaron de la antología. Diego Trelles Paz -quien estuvo a cargo de la selección de los textos-  envió un texto que se leyó durante la presentación, y que abajo transcribimos.

presentacion-efnen-1

Becerra habló del libro y dejó algunas impresiones:

Nunca participé de una antología, mientras leia el libro me sentía como un cuentapropista entrando en una cooperativa.

La literatura es puro presente, es un acierto el título: no sabemos de quién es el futuro.

Me gusto el cuento de Oliverio y también el de Samanta. Hay un arte del relato breve.

Luego se sumaron Coelho y Schweblin (que cerró el encuentro con la lectura de “Espinazo de pez” del brasileño Santiago Nazarian) e intercambiaron impresiones en un marco íntimo y de cordialidad.

presentacion-efnen-2

(más…)

Read Full Post »

Por P.Z.

Ayer, en el marco del ciclo “No hay ciudad sin poesía”, llevado adelante por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fuimos los anfitriones de un bellísimo encuentro en el que participaron Fernando Noy, Susana Villaba, Gabriela Franco y Máximo Simpson.

no hay ciudad sin poesia

Minutos después de las siete y media de la tarde, y con una gran convocatoria de público, Washington Cucurto ofició de presentador y dio paso a Máximo Simpson.  Con voz pausada, con una marcada cadencia musical, como un patriarca, Simpson cautivó con un recorrido de casi 50 años de su obra poética.

[Más de Máximo Simpson]

(más…)

Read Full Post »

Este jueves, 5 de febrero, seremos los anfitriones del tercer encuentro del ciclo “No hay ciudad sin poesía” llevado adelante por la Subsecretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Leen sus poemas: Susana Villalba, Gabriela Franco, Máximo Simpson y Fernando Noy.

La cita es a las 19.30 en la librería, Honduras 5574.

[Ver el programa completo]

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. Cuarta y última parte. [Leer la tercera parte]

la novela luminosa #2

Luis Chitarroni: Pero es muy increíble también cómo absorbe cada uno de los temas. Porque el tema de la beca Guggenheim, uno podría pensar que si alguien lo agarra, lo banaliza inmediatamente o lo convierte en un acto de pleitesía un poco asqueroso, ¿no? Pero él sabe tratarlo, como vos decís, como si fuera un libro de autoayuda, de bálsamo, que le devuelve la posibilidad de escribir acerca de la imposibilidad de escribir.

Damián Tabarovsky: Ese “Gracias, Señor Guggenheim”, extraordinario. ¿Quiénes habrán sido los padrinos de Levrero para la Beca Guggenheim?

Luis Chitarroni: Es una buena pregunta.

[Intervención del público]: El habla en la novela de alguien que lo presenta, que lo postula en el ’78.

Damián Tabarovsky: Son cuatro los que lo tienen que presentar.

[Intervención del público]: Una pregunta. Yo la novela no la leí, pero la abrí al azar y apareció una frase que decía que a él le gustaría quedarse en la cama y no levantarse más. Le gustaría hacer lo que hizo Onetti: quedarse en la cama y no levantarse más. Pero la única diferencia es que Onetti tenía quien lo cuide. Parecería que ahí hay una especie de antagonismo implícito, ¿no?  “Onetti puede hacer esto porque tiene quién lo cuide, a mí no me cuida nadie”.

[Intervención del público]: Me parece que la gran diferencia es el humor. Lo que lo distingue a Onetti de Levrero es el sentido del humor. Levrero es una persona con sentido del humor, a Onetti no me lo imagino con una carcajada.

Damián Tabarovsky: Salvo que son uruguayos, no los pondría en una serie a Onetti y a Levrero.

Luis Chitarroni: Salvo por ese placer horizontal. No sé si cabría Levrero con esa agüita de Onetti que era siempre un whiscacho, ¿no? Como el que tengo aquí. Es rara también esa lucidez de Levrero, aunque uno encuentra también en escritores como Osvaldo Lamborghini -quien uno sabía que estaba escribiendo probablemente con muchas pastillas encima y con mucho alcohol- una sobriedad esencial cuando escriben, ¿no?

Pero también en este libro hay una cuestión del coleccionismo, el coleccionismo de literatura policial, sobre todo de la literatura que supuestamente los escritores no leen, y de ese raro prodigio que es Rosa Chacel. Curiosamente menciona, para mí, lo menos interesante de Rosa Chacel. Rosa Chacel tiene un libro que se llama Icada, Nevda, Diada, que para mí es uno de los cuentos más increíbles que se haya escrito en español. No lo recuerdo claramente pero es como que hay una asociación de lingüistas que sólo pueden producir el término cero, y el término cero a su vez, produce, estas tres palabras, que son “icada, nevda, diada”. Es un libro acerca de la generación de la palabra, como creo que La novela luminosa es. Porque creo que un hombre que estaba acostumbrado a la rutina de sequía, de poco estímulo, por lo menos de Levrero, generar una página u obligarse a escribir una página tiene también eso de generación de la palabra…

A mí me hizo acordar -perdoná por la referencia-, porque el tema de La novela luminosa es también el tema de muchas primeras novelas. Me hizo acordar a la primera novela de Damián Tabarovsky, que se llama Fotos movidas, que trata de este tema.

(más…)

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. Tercera parte. [Leer la segunda parte]

la novela luminosa #3

Damián Tabarovsky: Pero lo que yo te quiero preguntar, que me llamó mucho la atención, en la página 4 del texto que leí mientras lo leías vos, decís la palabra costumbrista. “Examen costumbrista”. Nunca había escuchado sobre Levrero la palabra costumbrista.

Luis Chitarroni: Yo creo que en eso tiene el gran peso, y el bello peso, de la tradición costumbrista uruguaya, de la que no se aparta ni Felisberto. Hay un libro de Felisberto que para mí es extraordinaria, que es Por los tiempos de Clemente Collins, que es una semblanza costumbrista. Que después uno podría pensar que en Felisberto ocurre lo contrario, que él le da una dimensión fantástica a lo que es un registro de escritor de semblanzas, de reseñas, ¿no?

Damián Tabarovsky: Vos sabés que es increíble lo que estás diciendo, o por ahí lo sabías, pero Gandolfo, que lo trató mucho, dice que ese era uno de los libros favoritos de Levrero.

Luis Chitarroni: ¡Qué bueno! No lo sabía. Ahí cuenta una cosa absolutamente maravillosa, que solo la percepción de Felisberto puede transmitir y es un cuento corto en muy pocos renglones. El dice que Clemente Collins, su profesor de piano, que era negro, dormía con la ropa puesta. Entonces él llega una mañana temprano a la casa y ve que tiene los zapatos resplandecientes y piensa “qué noche terrible habrá tenido Clemente Collins”. Porque esos zapatos se los han lustrado evidentemente las sábanas. [Risas] Pero bueno, esa es la percepción única de Felisberto. Como tiene una percepción también Levrero. Yo no sé si, como se decía antes, un poco peyorativamente, es más retórico.

Damián Tabarovsky: Sí, yo no sé si lo veo a Levrero en esa línea. Sí en otra línea, como a Felisberto y otros, porque hay una excentricidad uruguaya. Hay como un mundo de excéntricos uruguayos.

Luis Chitarroni: ¿No tenés latidos a la noche “¡Quiero ser uruguayo, quiero ser uruguayo!”? “¡Quiero ser oriental!”

(más…)

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. Segunda parte. [Leer la primera parte]

la novela luminosa

Damián Tabarovsky: Yo recibí un flyer que decía “charla abierta” (o diálogo privado, terminó siendo) [Risas] No preparé nada por escrito, pero sí dos o tres interrogaciones. Dudas que me genera Levrero. Sobre Levrero hay cosas que pueden ir más allá de Levrero. Son dos o tres preguntas casi sobre… ¿la esencia? ¿Sería la palabra? La esencia de la literatura, o algunos problemas muy específicos de la literatura. Y que tiene que ver con dos preguntas que se hace Barthes. Cómo Levrero logra salir airoso de una serie de problemas que generalmente fracasan los escritores. Uno es el tema de la relación entre neurosis y literatura.

Luis Chitarroni: Claro.

Damián Tabarovsky: La literatura es una forma de neurosis y cuando la trata como tema se convierte casi en una cosa redundante. Ahí hay una frase de Barthes, que para mí explica un poco a Levrero, que dice “loco no quiero, cuerdo no puedo, solo sé siendo neurótico”. Una condición de imposibilidad. Levrero no es que no relata una historia: relata la historia de que no se pueden relatar historias. Ahí está la neurosis, el proceso recursivo. Cuenta la historia que ya no puede contarse una historia.

Y la otra es una cosa más personal, para mí es el otro autor que está detrás de Levrero, -aunque uno, obviamente es Kafka, como acaba de decir Luis, aunque Luis le dio una vuelta de tuerca a ese casi lugar común Levrero-Kafka; está demasiado dicho-, que es Proust. Por lo menos en La novela luminosa y en El discurso vacío, hay guiños proustianos. También me acuerdo de otra frase de Barthes que es una frase, que para mí toca dos puntos sensibles como lector, e inclusive como escritor, que es la relación entre vida y obra. El gran tema de la literatura, para alguien como yo que menosprecia la vida. Y también la obra, que es una categoría fetichista y pequeñoburguesa en función de algo que también fue muy mitificado que en algún momento en los setenta y los ochenta se llamaba “texto”. Entonces me gusta defender el texto. Vos que sos de la revista Sitio.

(más…)

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. [Primera parte]

la novela luminosa 04

(N. del E.: El siguiente texto fue leído por Luis Chitarroni, a quien agradecemos la gentileza de haberlo cedido para aquí lo reproduzcamos)

Mario Levrero: La novela luminosa,
por Luis Chitarroni

Estamos acá para convocar a un gran maestro de la narrativa contemporánea, del que seguramente ustedes sabrán mucho más que yo. Mi relación con sus libros ha sido tan discontinua que ahora, al tener que hablar de esta novela, no se me ocurre una idea central sino muchos planteos. Planteos a los que se llega sigilosamente. Creo que el sigilo es una de las características de Levrero, y que el sigilo de Levrero es algo difícil de definir. Así que nos encontramos con una primera dificultad: ¿cómo aprehender, como ceñir su sigilo?

Bien, digamos que nunca me gustó ese primer verbo, que usé de una manera impulsiva -sin sigilo-. Y nunca me gustó porque pertenece sobre todo al lenguaje de los pedagogos, que lo enfatizan, lo sobrevaloran, lo vulgarizan, todo a la vez. Me temo que, a causa de mi desconfianza, yo nunca pueda, en esos términos, aprehender. Así que me consuelo con decir ceñir.

(más…)

Read Full Post »

Por P.Z.

“Si esta fuera una mesa sobre Bolaño, seguro habrían venido más de 50 personas”. Promediando la charla, Damián Tabarovsky, se animó con una definición sobre el perfil entre perdedor y de culto de Mario Levrero.

la novela luminosa #1

Ayer se presentó en la librería La novela luminosa de Mario Levrero con una charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky. La charla comenzó con media hora de retraso (a las 19.30) empujada en parte por la tolerancia esperable para estos eventos y en parte por la escasa concurrencia. Esto último, que en principio parecía conspirar contra la expectativas, generó un ambiente de intimidad y proximidad, muy agradable. Creo que  se consiguió un diálogo mucho más rico.

Chitarroni comenzó leyendo un texto a modo de disparador un semblante de Levrero. De La novela luminosa afirmó que lleva el costumbrismo al extremo, y que en Levrero se sintetizan los estilos contrapuestos de Kafka y Onetti.

(más…)

Read Full Post »

Soy cuyano

Mañana, luego de la presentación de La novela luminosa, el grupo Soy Cuyano presenta Programatta Inducativa Nuova:

soy cuyano

Read Full Post »

Infidelidad manifiesta

mujeres infieles + the palermo manifiesto

Este viernes a las 19 horas en la librería (Honduras 5582) nos reuniremos los autores, editores y lectores de los libros Historias de Mujeres Infieles y The Palermo Manifesto para brindar por la aparición de los respectivos en Emecé, por el fin del año y por lo que cada uno quiera.

Ojo: no habrá palabras alusivas ni música en vivo. Sí habrá firma de ejemplares y, estimamos, venta de los mismos para quienes no los tengan pero quieran.

Read Full Post »

Older Posts »