Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Recomendaciones’ Category

Los libros infantiles son esos libros que convierten a cada lector en un chico, tenga la edad que tenga. Acá, cinco posibilidades para que nadie se aburra en febrero, mientras se acerca el año escolar.

Por Valeria Tentoni.

Willy y Hugo, de Anthony Browne

 

Willy el soñadorWilly el soñador, de Anthony Browne
Fondo de Cultura Económica, 1997

O cualquier otro libro del mismo autor, como Willy el tímido Willy y Hugo, pero también los que están fuera de la serie de Willy y sus maravillosos gorilas colorinches, como Cambios, El libro de las formas, o Ramón preocupón. Browne lleva publicados más de cuarenta títulos, hay para elegir, y todos están escritos y dibujados con una belleza extraordinaria. El autor fue el primer ilustrador británico en ganar el  Premio Hans Christian Andersen, en 2000, y es mundialmente reconocido en su labor de confección de libros álbum.

(más…)

Read Full Post »

Esta semana la “recomendación de amigo” la da Jorge Lafforgue, que aprovecha este momento para recordar a tres afectos uruguayos: Idea Vilariño, Salvador Puig y Mario Benedetti.

antología poética de mario benedetti

Este año la poesía uruguaya anda mal: en marzo murió Salvador Puig, que acuñó un verso justamente famoso: “las palabras no entienden lo que pasa” (habían matado al Che); ahora ha muerto Mario B., uno de los escritores de la lengua de mayor popularidad, como lo hemos podido apreciar en sus funerales. Entre ambas muertes, la de Idea Vilariño, eximia traductora y aguda crítica, pero ante todo una de las voces más desoladas, profundas y conmocionantes de la poesía oriental. He vuelto a comprobarlo en estos días releyéndola en las cuidadas ediciones montevideanas de Cal y Canto, también -y más fácil de conseguir en las librerías porteñas- en una bella antología que la propia Idea realizó para Editorial Colihue.

Read Full Post »

Selección y textos: P.G.

En nuestra recorrida semanal de búsqueda de nueva literatura por cien pesos, hoy buscamos entre las novelas históricas.

buena literatura por 100 pesos

(más…)

Read Full Post »

Esta semana, la “recomendación de amigo” es de Elsa Drucaroff.

ED es escritora, crítica literaria, periodista y docente. Publicó las  novelas: La patria de las mujeres (1999), Conspiración contra Güemes (2002) y El infierno prometido (2006) y los ensayos Mijaíl Bajtín, la guerra de las culturas (1995) y Roberto Arlt, profeta del miedo (1998). Actualmente trabaja en un ensayo sobre la narrativa argentina actual, posterior a la dictadura.

El muchacho peronista
Marcelo Figueras

marcelo figuerasNunca es tarde para descubrir una novela. Diecisiete años después de publicada, leo El muchacho peronista, vorágine exquisita de relato, historia picaresca, mágica, inteligente y atrapante, universo cerrado y seductor. Es la novela de iniciación que, aunque transcurra en 1938, sólo puede escribir un escritor joven y lúcido de los años ’90: novela de iniciación al menemismo, a las traiciones, mentiras, ficciones, estafas, manipulación. Iniciación cínica en un sentido, fascinante en otro, donde diversos juegos hijo – padre construyen casi una alegoría de lo que a las generaciones de postdictadura les ocurre con los padres que les tocaron en suerte. Es la novela de un hijo que no se deja devorar por Saturno, que enfrenta a su padre atroz, lo traiciona, lo vence y lo llora. Varias manchas temáticas que atraviesan hoy la nueva narrativa argentina aparecen en esta obra precursora: el filicidio, el silencio de los adultos sobre un pasado reciente, vergonzoso y traumático. Una novela “histórica” que es pura “memoria falsa” (para citar el título de la notable novela de Ignacio Apolo que salió en esos mismos años): invención y trabajo libre sobre mitos de la historia argentina, un pasado narrativo y picaresco, con la libertad creativa de una generación a la cual se le ha impedido pensar histórica y libremente el pasado argentino. El muchacho peronista es ficción pura, deliciosa y atrapante, pero también dramática, densa, sustanciosa y humana, sin esa “libertad” inane, intrascendente, que veo en cierta narrativa a la moda, fría y “moderna” que reivindica la ficción autónoma para alejarse todo lo posible de los conflictos vitales.

Read Full Post »

Por P.Z.

Con P. habíamos pensado en hacer una lista para Navidad, qué recomendaría el librero cuando un cliente entra en la librería y no sabe qué llevar. Libros para chicos, libros para adolescentes, libros para leer en vacaciones. Y como yo quiero pensar que todavía tengo un corazón adolescente, quise comenzar por ahí: qué le recomendaría a alguien que busca un libro para un chico de catorce, quince años.

Uno ya no se acuerda, pero los catorce, los quince, los dieciséis pueden llegar a ser decisivos. Se está formando la personalidad. Los buenos libros que se leen a esa edad quedan resonando por muchísimos años. Después de todo lo que leí, todavía sé qué hacía, qué edad tenía cuando leí, por ejemplo, El cazador oculto. Por eso, mi primera recomendación es:

El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger

el guardián entre el centeno(El guardián entre el centeno es otra traducción de El cazador oculto).

Lo leí a los dieciséis. El profesor de Literatura de cuarto año nos lo dio como lectura obligatoria. Lo fantástico, casi milagroso, fue que lo leyó todo el curso, incluso aquel que se llevaba todo a marzo. Nos impactó la aventura de Holden, queríamos que Phoebe fuera nuestra hermana. Lo conversábamos en el recreo, parecíamos un grupo de tragas que no dejábamos de leer. Fue como una psicosis colectiva, una enfermedad preciosa que nos entusiasmó a todos.

Mi ejemplar tenía en la tapa tenía un tiro al blanco con dos balazos. Nunca supe por qué la historia de un alumno que se escapa el fin de semana del colegio para ir a visitar a su hermanita tenía semejante portada. Como si el que el ilustrador nunca hubiera leído la novela. Ese libro fue uno de los pocos que presté, y que finalmente perdí. Más tarde compré la edición española: El guardián entre el centeno. La traducción es más dura para nuestros oídos, pero sigue siendo mágico.

Y esa pregunta “¿hacia dónde van los patos en invierno?”. Cómo golpea todo el tiempo. Veo crecer a mis hijos y pienso en eso. Hacia dónde volarán mis patitos.

Dicen que Mark Chapman tenía un ejemplar de El cazador oculto en el bolsillo cuando mató a Lennon. Dicen, pero no sé si fue así.

El cazador oculto es un número puesto para regalar.

(más…)

Read Full Post »

Por P.D.

“¡Con razón!”, esa es la primera frase que me surgió al buscar información sobre esta editorial española, que es tan hermosa. ¿Por qué? Porque sus fundadores, en octubre de 2005, fueron nada más y nada menos que Jacobo Siruelaalma mater de la editorial homónima-, y su esposa, la periodista Inka Martí. Así que era de esperarse el resultado de sus ediciones: catálogo selecto, traducciones exactas y textos maravillosos. No hay más que hojear cualquiera de sus libros para darse cuenta de su calidad, no sólo por lo que eligen para editar, sino también por el diseño y forma de sus libros. Hasta el modo en el que están divididas las colecciones es conceptualmente envidiable. De este modo, Atalanta (denominación creada a partir del antiguo mito griego), está representada por tres colecciones que simbolizan la brevedad, la memoria y la imaginación.

 

(más…)

Read Full Post »

Por P.D.

Volviendo un poquito a las fuentes de nuestra literatura argentina (impulsada por las lecturas de P. sobre el tema), me reencontré con esta novela iniciática de 1881. En pocas palabras: es la historia de Pablo, un joven rico que viaja a París, y conoce a Loulou, una prostituta que se enamora de él. Pero Pablo seduce a una condesa, y Loulou, como buena mujer despechada, le cuenta al marido engañado. Así, se llega a un duelo entre ellos (y sí, ¡eran otras épocas!) en el cual Pablo mata al conde. El joven queda herido y termina destruido a causa de la sífilis. Y Loulou vuelve a prostituirse. Fin.

musica-sent

Debo reconocer que las novelas naturalistas (como ésta) no son mis preferidas, sin embargo es un gran relato de aprendizaje. Así, presenciamos cómo se derrumba el mundo convencional del protagonista, producto de sus fallas morales y éticas, en estrecha relación con su enfermedad física. ¿Por qué? Porque hay cuerpos que se compran y se venden, como ocurre con el físico prostituido de Loulou. Y hay cuerpos sometidos a una doble degradación, como le sucede a Pablo: afectado por la sífilis, y constituyendo una pareja ilegítima -opuesta al matrimonio criollo típico de la época. De ahí que el carácter fatalista del relato sea inevitable, ya que no hay forma de controlar el azar. Paradójicamente, la prostituta termina siendo la portadora de la verdad, y rompe así con lo que era previsible. Por último, me pregunto si Loulou hubiera aceptado entregar su vida por ese amor que consideraba el único motor de su existencia. Incluso dudo cuando dice que “…ayer como hoy, daría mi vida por Pablo”.  Y si una vez muerto éste, termina siendo sólo “un recuerdo en su alma”, y retoma su vida anterior tal cual era.  No se. Tal vez ella pudo “olvidar” su pasión por él, del mismo modo que él pudo “transformar” su odio en amor por ella.  Quizás sean dos expresiones de un mismo destino, o simplemente dos sentimientos que no convergen en un mismo tiempo y lugar.

Read Full Post »

Un gran narrador

Por P.

Cuando me enteré que Horacio Castellanos Moya venía al FILBA, el Festival de Literatura que se desarrollará del 12 al 16 de noviembre en el Malba, me dije: “P., ha llegado tu hora de leer a este autor que te han recomendado tanto y que siempre pospusiste”.

Así que puse manos a la obra, con la suposición de que me iba a encontrar con una escritura árida y difícil y con tramas con mucho contenido político que no iba a entender del todo bien por no estar muy al tanto de la historia política centroamericana.

Castellanos Moya

Pero desde las primeras páginas de Insensatez, la primera novela que leí de Castellanos Moya, me di cuenta que mis suposiciones estaban erradas. Su prosa es ágil, sus novelas están llenas de ritmo, y no es necesario ser un erudito en política para poder disfrutar de las historias que narra.

Luego leí Tirana Memoria y Desmoronamiento y confirmé lo que me decían quienes me lo habían recomendado, que Castellanos Moya es un gran autor. Por suerte me queda por leer El Asco, en la que muchos coinciden que es su mejor novela.

En unos días pienso ir a disfrutarlo en sus 2 participaciones en el Filba. El jueves 13 integrará la mesa Paisajes políticos, junto a William Ospina, en tanto el domingo 16, junto a Villoro y Pauls, disertará acerca de Bolaño.

PD: Una entrevista para conocer más al escritor.

Read Full Post »