Feeds:
Entradas
Comentarios

Para leer en el 2016

Un panel para conocer a nuevas voces de la literatura argentina.

flyer fabbri-komi-sklar

El próximo martes, 24 de noviembre a las 19, Camila Fabbri (Los accidentes), Mariana Komiseroff (De este lado del charco)y Juan Sklar (Los 14 cuadernos) participan en un panel para hablar de sus primeros libros, sus intereses, la manera en que ven la literatura actual hoy y los probables caminos a seguir.

El encuentro es a las 19. Con entrada libre.

El nadador incansable

Con Crawl y Hospital Británico, Héctor Viel Témperley se convierte en uno de esos poetas únicos que establecen una línea divisoria entre un antes y un ahora del que ya no se puede volver.

Por Luciano Lamberti.

Hay muchas clases de escritores, pero por lo menos hay dos clases. Los que se leen desde afuera, desde la racionalidad, desde el cerebro, y los que involucran todo el cuerpo, nos saltan encima con su música, nos transportan, nos devoran como un antiguo dios imaginario y hambriento. A lo mejor Borges sea el ejemplo más remanido del primer grupo, incluso en su poesía; Viel Témperley es el ejemplo perfecto del segundo.

Seguir leyendo »

Heredero del Grupo de Boedo, Bernardo Kordon es uno de los cuentistas más singulares del siglo XX. Presentamos un cuento incluido en el volumen Un poderoso camión de guerra (Blatt & Ríos).

Un cuento de Bernardo Kordon.

bernardo kordonSólo después de jubilarse de maquinista, el viejo ferroviario conoció la sedentaria vida del barrio. Tomó conocimiento del vecindario y de la niña flacucha de la otra cuadra. Supo por su mujer que se llamaba Teresa.

Mientras el maquinista jubilado languidecía en su gastado sillón de mimbre, Teresa se convirtió en moza. Todas las tardes pasaba por la vereda de ladrillos casi sepultados por esa tenaz tierra de la pampa que llega hasta el suburbio. Después de saludar al viejo ferroviario (parecía esperarla todas las tardes bajo el sauce), ella apuraba el paso entre perros tranquilos y mujeres que tejían mientras tomaban el sol del atardecer. Atravesaba el arroyo Maldonado por un viejo puente y, apurándose más, recorría una calle de edificios nuevos hasta enfrentar la Avenida General Paz. La aterraplanada autopista –muralla china de la ciudad– mostraba su túrgida ladera de césped, con empalizadas de tronco al estilo rural. Allí arriba se vislumbraban las fugitivas moles de los autos y de los camiones policromados. Pasaban sin interrupción y silbaban sobre el elevado asfalto como un viento del suburbio, encima de las calles y avenidas del deslinde de la ciudad.

Seguir leyendo »

Escritores, periodistas y editores señalan cuáles son los libros que mejor reflejan la época kirchnerista.

libros

Este domingo, el ballotage definirá al próximo presidente de la Argentina. ¿Cómo reflejó la literatura los períodos de Néstor y Cristina Kirchner? Periodistas, escritores y editores eligen los tres libros que dan mejor cuenta de los doce años de kirchnerismo.

Gabriela Cabezón Cámara, escritora:

  • Diario de una princesa montonera, Mariana Eva Pérez (Capital Intelectual)
  • Distancia de rescate, Samanta Schweblin (Penguin Random House)
  • La aventura de los bustos de Eva, Carlos Gamerro (Norma)

Seguir leyendo »

Facundo Gerez habla de Samsara (Eterna Cadencia Editora), que se presenta mañana a las 19 en la librería. “Samsara puede ser leída como una novela conceptual”, dice.

Por Patricio Zunini.

Foto Gerez

“Quería escribir el viaje de una pareja joven en crisis”, dice Facundo Gerez sobre Samsara, ópera prima que este mes publicó Eterna Cadencia Editora. El samsara es, según el hinduismo, el ciclo de nacimiento, vida, muerte y encarnación, que concluye al alcanzar la iluminación del nirvana. La palabra samsara no se dice nunca en la novela, pero es la tónica que marca la narración. “Puede dar la impresión de que no pasa nada”, dice Gerez, “pero hay tensiones subterráneas que explotan después de terminar la novela”.

Es un fin de semana. Manuel y Clara viajan a Carhué a visitar la familia de ella: los tíos, la abuela, a quienes él hasta entonces no conoce. Con una narración en tiempo presente y muy visual como una roadmovie, Manuel es un ojo que todo lo mira y controla —incluso la respiración de ella mientras duerme en el asiento del acompañante— y, con una obsesión casi perequiana, hace listas de lo que ve: «Las vacas y los toros se amontonan en las sombras que proyectan los carteles metálicos, montados sobre vigas de hierro, que promocionan hoteles, campings, maquinaria agrícola, municipios, políticos, fertilizantes, empresas automotrices y multinacionales productoras de alimentos».

Seguir leyendo »

La editorial Edhasa ha publicado La invocación y otras historias una antología de cuentos seleccionados por Matías Serra Bradford del autor de El curso del corazón que demuestran por qué ha sido calificado como un escritor ineludible y, como dijera el suplemento literario de Times, «un visionario». Presentamos aquí el prólogo de Serra Bradford a este nuevo volumen.

Por Matías Serra Bradford.

Con la rapidez con la que cualquiera se pierde en un sueño, un relato de M. John Harrison empuja al lector hacia un vacío en el que flota a la deriva, sin tener de dónde sostenerse, dónde hacer pie. En un cuento de Harrison se oye a alguien decir: “Cada sueño es una cueva cerrada. La paradoja de los sueños –y de hecho de la magia– es que para encontrar la llave debes estar adentro de antemano”. Podría decirse que la ficción de este narrador británico empieza y termina con el relato titulado “Egnaro”, solo que como otros que llevan su firma éste es un límite de doble fondo. Vacilante frontera entre lo visible y lo invisible, Egnaro “está a la vez adentro de uno y afuera”. Egnaro sería una versión más sensorial, más contemporánea, más glosada, del Tlön de Borges. Al igual que otros espacios intermedios inventados por el autor –el Pleroma en “El gran dios Pan” y “La invocación”– se trata de una grieta, un intersticio, que vuelve posible entrar y salir del mundo bajo ciertas condiciones, favorables o desfavorables.

Seguir leyendo »

Apunte sobre la lectura

«Se puede enseñar a leer. Se puede, incluso, y con horrendos resultados, obligar a leer. Pero el placer de leer se adquiere solo. Se ama o no se ama leer.»

Por Virginia Cosin.

No sé cuándo compré ese librito. Sé que fue hace mucho, yo tendría unos veinte años. En ese momento y a pesar de que es verdaderamente breve, solo leí las primeras páginas. Después fue a parar a la biblioteca conyugal de donde lo rescaté y, esta vez sí, leí completo. Como muchos de los libros que luego formaron parte del desembalaje post separación éste ostenta distintos tipos de subrayados. Unos están hechos con lápiz y el trazo es leve, como si quien presionó la mina contra el papel hubiera sobrevolado el texto mientras subrayaba. Otros –los míos, claro- están hechos con fibra o lapicera, mucho más irregulares y desprolijos.

Seguir leyendo »

Todas las semanas le pedimos a un escritor que nos cuente sus diez libros de cabecera. El autor del reciente libro de cuentos Aguante (Notanpuän) cambia la consigna y propone diez bloques de lecturas.

Selecciona Horacio Convertini.

convertinihoracioMe asusta un poco esto de elaborar una lista de libros «imprescindibles» porque me suena a que estoy transfiriendo a otros la obligatoriedad ciertas lecturas. ¿Y quién soy yo para señalar con el dedito? No tengo formación académica y mi biblioteca está formada por textos que llegaron a mí sin ton ni son, muchas veces por un impulso comprador ante las mesas de saldo o por pasiones efímeras o por recomendaciones a tres bandas. Permítanme, entonces, bajar un escalón y proponerles algunos libros que son «tan buenos». Apenas eso.

1. Relatos: Cuentos completos, de Juan José Manauta (¡Charito!), Cuentos completos, de Abelardo Castillo (¡La madre de Ernesto!).

2. Historia para entender los últimos trescientos años: La era de la revolución, La era del imperio, La era del capitalismo, Historia del siglo XX. Todos de Eric Hobsbawm.

Seguir leyendo »

Continuamos nuestro dossier sobre la edición en Argentina con la entrevista a Fernando Fagnani, editor de Edhasa: “Es un mito que en las cadenas sólo se venden los bestsellers”, dice. Cabe señalar que la entrevista se realizó antes del incendio del depósito de Riverside por lo que el tema aquí no se aborda.

Por Patricio Zunini.

fagnanifernando

A mediados de los ’90, Fernando Fagnani trabajaba como freelance haciendo colaboraciones para Clarín, La Razón o El Cronista, y leía originales para Sudamericana. Pero cuando la editorial colombiana Norma firmó con Roa Bastos la publicación de Contravida, fueron a buscar a Fagnani para que se ocupara de la relación con los medios y él quedó a cargo del área de Prensa y Comunicación. Roa Bastos viajó a presentar la novela en Buenos Aires, la visita fue un éxito, pero Fagnani se quedó sin obligaciones. Iba a la oficina y se ponía a leer mientras esperaba nuevas tareas que no llegaban. Un buen día se dio cuenta de que si no encontraba en qué ocuparse, no tenía sentido seguir trabajando allí. Así fue que buscó un catálogo y marcó algunos títulos de literatura que la editorial no traía al país. “Hay que traer estos libros”, le dijo a su jefe: fue un acierto, los libros se vendieron bien. Entonces, además del área de prensa, le dieron el área Literatura y Ensayo. Por esa época Norma y Kapeluz se fusionaron, Fagnani pudo dejar la prensa y, después de mucho insistir, consiguió que abandonaran el modelo exclusivo de importación y empezaran a editar en la Argentina. Con él se inauguró el catálogo argentino de Norma.

Seguir leyendo »

Vivir con nada

Sobre Salario Mínimo. Vivir con nada, de Andrés Felipe Solano (Colección Mirada Crónica, Tusquets).

Por Mónica Yemayel.

No alcanzó. El equipo de música que les regaló un día de 2007 al despedirse no alcanzó. Seis meses lo habían albergado en esa casa humildísima del barrio de Santa Inés, en las afueras de Medellín, mientras él, Andrés Felipe Solano, fingía ser un operario textil. Compró el aparato con el último dinero que cobró en la fábrica; había conseguido trabajo clasificando prendas durante diez horas al día. Seis meses vivió como si fuera uno de ellos, subsistió con el salario mínimo, todo para después poder contarlo. Al irse de la casa quiso dejarles un recuerdo; lo habían tratado como a un hijo, un hermano, como a uno más de la familia. Una botella de aguardiente fue lo otro que compró. Para olvidar la traición. Nadie sabe cómo terminó esa noche de borrachera, ni cuántas veces habrá pensado en la despedida que ese mismo día, con torta y Coca-Cola, le habían preparado a escondidas sus compañeros de fábrica mientras él -escondiéndose también- seguía tomando notas en el baño para la crónica que escribiría al volver a Bogotá y que Soho publicó pocos meses después.

Seguir leyendo »

Poemas leídos II

Segunda entrega de la serie curada por el autor de Fiel a una sombra, que comenzara con Allen Ginsberg y sigue, aquí, con la chilena Violeta Parra y su pacto con lo verdadero.

Selección y notas de Osvaldo Bossi.

Violeta Parra

Referente absoluto de la música popular en Latinoamérica, pintora, escultora, bordadora, ha logrado, en cada una de sus obras, algo muy difícil para cualquier artista: un pacto ineludible no con la verdad sino con lo verdadero. Sus letras de canciones, en muchos casos, son extraordinarios poemas, coplas que pueden ser cantadas o recitadas en voz alta, sin perder en ningún momento musicalidad ni belleza. También supo decir, en alguna entrevista, tajante: «Hay una voz herida y una voz académica, yo creo que a mis canciones la voz herida le va mejor». Al menos le ha servido para celebrar y para maldecir como pocos.

Creo que este poema, «Volver a los 17», es una de las cosas más hermosas que se hayan escrito sobre la inocencia, que está en nosotros, pese a todo. Cada estrofa nos da una prueba de esa «pureza original» que está en esta canción, en este poema, y en todos los poemas que escribió. Seguir leyendo »

La escritora y periodista, autora de Rusos, elige sus citas favoritas de Niveles de vida del inglés Julian Barnes.

Selección de Hinde Pomeraniec.

Barnes

“Juntas dos cosas que no se habían juntado antes. Y el mundo cambia. La gente quizá no lo advierta en el momento, pero no importa. El mundo ha cambiado, no obstante”.

*

“Vivimos a ras del suelo, en lo llano, y sin embargo aspiramos a elevarnos. Terrestres, a veces ascendemos tan alto como los dioses. Algunos se elevan por medio del arte, otros con la religión; la mayoría, con el amor”.

*

“Cada historia de amor es en potencia una historia de aflicción. Si no al principio, más tarde. Si no para uno, para el otro. A veces para ambos”. Seguir leyendo »

El viernes pasado, en el Centro Cultural Kirchner, Federico Falco, Mario Ortiz y Carlos Busqued leyeron y conversaron acerca de la escritura y sus lugares de nacimiento. Tres audios imperdibles.

Por Valeria Tentoni.

CCK

En el marco de la muestra “Los lugares de la ficción. Territorios culturales argentinos” del Centro Cultural Kirchner, se realizó una lectura en vivo bajo el denominador común «En los pueblos», en la que Carlos Busqued, Federico Falco y Mario Ortiz fueron convocados a compartir textos vinculados con sus localidades de procedencia. La mesa, coordinada por Soledad Quereilhac, comezó con tres lecturas y terminó con una ronda de preguntas: «Más que a pueblos, creo que los textos respondieron a esos lugares que uno llama ‘pago’: esos pequeños o acotados espacios de experiencias propias, espacios donde uno fija un recuerdo y arma una marca que es subjetiva», redondeó. Seguir leyendo »

Gerez presenta Samsara

Este viernes a las 19.

FLYER SAMSARA

Eterna Cadencia Editora invita a la presentación de Samsara, primera novela de Facundo Gerez, este viernes, 20 de noviembre, a las 19. Acompañan al autor Julián López y Damián Ríos. Con entrada libre.

La nueva novela de Emmanuel Carrère, lo más llevado de la semana.

IMG_0038

La semana que viene Emmanuel Carrère visita la ciudad de Buenos Aires. El autor de Limónov, De vidas ajenas y Una novela rusa, entre otras, participa de una entrevista pública en la Fundación Osde a cargo de Silvia Hopenhayn. Esta semana, su nueva novela, El reino (Anagrama), quedó primera en la lista de los libros más llevados. Completan el top 3 Marina Mariasch con Estamos unidas (Mansalva) y Samanta Schweblin con (¿el libro del año?) Siete casas vacías (Páginas de espuma).

De haber tenido en cuenta los libros de Eterna Cadencia Editora, Romance de la negra rubia de Gabriela Cabezón Cámara habría quedado en el 7° lugar.

Estos son los diez libros más llevados de la semana:

Seguir leyendo »

Entrevista a Cecilia Pavón, autora de Un hotel con mi nombre y Los sueños no tienen copyright, con la excusa de Pequeño recuento sobre mis faltas, libro de relatos que acaba de editar Overol.

Por Valeria Tentoni.

Cecilia Pavón

Está a punto de granizar, pero nadie lo sospecha. Mientras tanto hace calor y el patio de Cecilia Pavón —poeta, narradora, traductora y fundadora, junto a Fernanda Laguna, de la editorial y galería de arte Belleza y felicidad— acaba de deshacerse de las espinas. Las ramas de la Santa Rita descansan como un animal vencido al costado de los canteros donde se agitan, apenas, manchas violetas, naranjas, corales y amarillas. Hay unas calas erguidas en el centro que parecen cisnes.

Su selva privada es un enclave en pleno barrio de Once, Buenos Aires. A esta ciudad llegó para estudiar Cine (que abandonó) y Letras (que terminó), desde Mendoza. Los veranos de la familia Pavón transcurrían en las playas del país en cuyas librerías reposa este pequeño conjunto de exploraciones de lo real por caminos inesperados, como dice Francisco Garamona en la contratapa. Era más cómodo cruzar la cordillera y congelarse los pies en el Pacífico a cambio de paisajes de película que atravesar el país para apelotonarse en la barriga porteña.

La autora de Pequeño recuento sobre mis faltas, libro de relatos que acaba de editar el joven sello chileno Overol, fumará dos (2) cigarrillos, tomará un (1) café y aceptará un (1) chicle de menta durante la conversación que sigue.

Seguir leyendo »

Cuatro recomendaciones de nuestros libreros para el fin de semana.

libros

Para la selección de hoy traemos: Frenesí del conejo universal, de Diego Materyn, que ganó el premio Indio Rico elegido por un jurado compuesto por Luis Chitarroni, Reinaldo Laddaga y Mario Bellatin; también los cuentos del gran Bernardo Kordon; la nueva y recontrasúperesperadísima novela de Minae Mizumura; y last but not least, una maravilla de la literatura: la correspondencia entre Levrero y Gandolfo. Este fin de semana no hay excusas para no leer.

Seguir leyendo »

La marca en la pared

El primero de los Cuentos completos de Virginia Woolf, tomo que acaba de editar Godot y que sorprende la actualidad de su escritura. Un diamante publicado por primera vez en 1917.

Un cuento de Virginia Woolf.

woolf por man ray
Retrato de Man Ray (1935) Colección del Museo Reina Sofía

Creo que fue a mediados de enero de este año cuando levanté la vista y vi la marca en la pared por primera vez. Para indicar una fecha primero debo recordar lo que vi. Así que ahora pienso en el fuego, en la luz amarilla fija sobre la página de mi libro, en los tres crisantemos en el florero redondo sobre la chimenea. Sí, seguramente era invierno, y recién habríamos terminado de tomar el té, porque recuerdo que estaba fumando un cigarrillo cuando levanté la vista y vi la marca en la pared por primera vez. Miré por entre el humo del cigarrillo y mi vista se detuvo un instante en el carbón ardiendo; se me vino a la mente aquella vieja imagen de la bandera roja flameando en la torre del castillo, y pensé en los caballeros rojos ascendiendo por la ladera de la roca negra. Para mi alivio, ver la marca en la pared interrumpió el pensamiento, pues es una imagen vieja, una imagen automática, que construí de niña tal vez. La marca era pequeña y redonda, negra sobre la pared blanca, situada a unos quince centímetros sobre la chimenea.

Seguir leyendo »

Socios en la soledad

¿Por qué tantos sociólogos se destacan en la literatura?

Por Patricio Zunini.


Biblioteca Nacional. El director es el sociólogo Horacio González.

Fogwill y Tabarovsky usaban lenguaje castrense para hablar de sus estudios universitarios: se decían sociólogos con retiro efectivo. Algunos meses atrás, Hernán Vanoli (su novela más reciente es Cataratas) publicó un muy buen artículo en el que planteaba una serie de malentendidos con respecto a la relación entre la literatura y la sociología: “Se habla de «literatura sociológica» como si alguna literatura pudiera estar por afuera de condiciones de producción, de condiciones de lectura, de circulación, por fuera del sistema de relaciones sociales que componen a la literatura”, decía. Lo cierto es que a un nivel más epidérmico, no deja de ser llamativo la presencia de los sociólogos en el ambiente literario argentino actual. ¿Por qué tantos sociólogos se destacan en la literatura? Eugenia Zicavo, Diego Grillo Trubba, María Pía López, Gustavo Ferreyra y Hernán Vanoli buscan responder a este interrogante.

Seguir leyendo »

Apología del discreto

Martín Kohan acompañó ayer a Leila Guerriero, que presentó Zona de obras (Anagrama) en la librería.

Por Martín Kohan.

Kohan+Guerriero

No podría decirse, creo yo, que Leila Guerriero sea como esa clase de maestro que definió Jacques Rancière: el que enseña lo que no sabe. Pero sí, en todo caso, y con manifiesta convicción, es la que enseña que no sabe, la que enseña que no se sabe. Porque el supuesto auge de la crónica o del periodismo narrativo (digo supuesto porque ella misma fundamenta sus fuertes dudas al respecto), y su indudable condición de referente en la materia (hay varios factores que lo prueban; mencionaré uno, el que más relevante me resulta: sus libros) la han colocado en el lugar de quien se espera que pronuncie su lección, que revele su fórmula, que explique cómo se hace, que enseñe. Y así requerida, una y otra vez, Leila Guerriero enseña, efectivamente enseña, pero otra cosa: enseña que “en el fondo, dar consejos es oficio de soberbios” (13). Esta es su declaración de principios, que parece una confesión, a primera vista, pero admite leerse también como una reivindicación posible: “yo soy periodista, pero no sé nada de periodismo. Y cuando digo nada, es nada” (93). Basta leerla, al mismo tiempo, basta leer Los suicidas del fin del mundo o leer Una historia sencilla, para advertir que lo sabe todo. Lo que ocurre es que ese todo responde a una premisa socrática, o a la señal que en una entrevista le desliza un determinado mago y que apunta a ese mismo punto de partida, el de saber que no se sabe. Que no hay ni tiene que haber instrucciones, sino en todo caso algunas pistas; un recorrido necesariamente propio que cada cual habrá de procurarse, y no un discurso del método que alguien habrá de establecer y de impartir.

Seguir leyendo »