Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Alejandro García Schnetzer’

Alejandro García Schnetzer habla de su nueva novela, Quiroga (Entropía): “No sabría escribir con el habla del presente, aunque, por otra parte, es imposible ser antiguo”, dice.

Por Patricio Zunini.

garciaschnetzeralejandroAlgunos datos permiten suponer que la novela transcurre a fines de la década del ‘30. En esta entrevista Alejandro García Schnetzer va a precisar el año: 1937. Ese fue el año en el que Borges comenzó a trabajar en la biblioteca de Almagro; también fue el año que se suicidó Horacio Quiroga. Y la novela tiene justamente ese apellido por título: Quiroga llega después de Requena y Andrade —todos de siete letras, como los libros de Juan Filloy. El Quiroga de García Schnetzer es un empleado de una biblioteca que se queda sin trabajo y empieza a contrabandear para un mafioso que lo manda a Montevideo. Con un tono épico en sordina, rebajado por lo cotidiano de una travesía que sabía ser extraordinaria, el tiempo de la novela sucede en uno de aquellos viajes entre “la Nueva Troya y la Atenas del Plata”.

(más…)

Read Full Post »

Entrevista a Alejandro García Schnetzer
Por P.Z.

Alejandro García Schnetzer vive en Barcelona, donde se desempeña como director de colecciones en Libros del Zorro Rojo. Durante un breve regreso a Buenos Aires -que encontró tan cambiada desde la última vez que la visitó, hace cuatro años-, pudo presentar su libro Requena (Entropía, 2008) en el Centro Cultural Pachamama. El lunes pasado tuve la oportunidad -y el placer- de conocerlo y entrevistarlo.

Dueño de una voz porteña en la que se filtra cierta entonación ibérica -en especial cuando pronuncia la jota-, Alejandro habla despacio y sin exabruptos, saboreando cada concepto.

Alejandro García Schnetzer

¿Qué es Requena?

Entiendo que es consecuencia de algunas lecturas heterogéneas, en muchos casos sin punto alguno de conexión: la literatura de principios del siglo XX, el humor absurdo, los clásicos de Grecia y Roma, la filosofía y la historia de la filosofía. En lo que respecta a la figura del personaje, no es otra que la del santón de barrio. Su estampa es pretérita, cada barrio, cada café de Buenos Aires, contaba con el suyo. Por lo general era hijo de madre viuda, no solía trabajar, era un vecino instruido al que rodeaba, y apreciaba particularmente, un grupo de gente algo más joven que él. Al igual que Sócrates, “pervertía a la juventud”. Su naturaleza, por supuesto, no es exclusiva del Río de la Plata, algunas de sus variaciones nos llevarían a evocar a Gombrowicz, a Pessoa, a los maestros zen; en el orden de la ficción, y en un grado mayor de erudición, quizá también lo fue Juan de Mairena. Debo a Antonio Machado la rima del nombre y la estructura narrativa hecha de fragmentos, de recuerdos. En lo que atañe al habla, pretendí remedar cierta dicción y entonación propia de los criollos cultos de entonces. Pienso por ejemplo en Marechal, en Martínez Estrada.

(más…)

Read Full Post »