Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Andrés Felipe Solano’

Vivir con nada

Sobre Salario Mínimo. Vivir con nada, de Andrés Felipe Solano (Colección Mirada Crónica, Tusquets).

Por Mónica Yemayel.

No alcanzó. El equipo de música que les regaló un día de 2007 al despedirse no alcanzó. Seis meses lo habían albergado en esa casa humildísima del barrio de Santa Inés, en las afueras de Medellín, mientras él, Andrés Felipe Solano, fingía ser un operario textil. Compró el aparato con el último dinero que cobró en la fábrica; había conseguido trabajo clasificando prendas durante diez horas al día. Seis meses vivió como si fuera uno de ellos, subsistió con el salario mínimo, todo para después poder contarlo. Al irse de la casa quiso dejarles un recuerdo; lo habían tratado como a un hijo, un hermano, como a uno más de la familia. Una botella de aguardiente fue lo otro que compró. Para olvidar la traición. Nadie sabe cómo terminó esa noche de borrachera, ni cuántas veces habrá pensado en la despedida que ese mismo día, con torta y Coca-Cola, le habían preparado a escondidas sus compañeros de fábrica mientras él -escondiéndose también- seguía tomando notas en el baño para la crónica que escribiría al volver a Bogotá y que Soho publicó pocos meses después.

(más…)

Read Full Post »

El texto que el autor de Tambor de arranque (EMR) leyó en la inauguración del Felisa, Festival de Literatura de Santa Fe 2015.

Por Francisco Bitar. Foto: Pablo Cruz.

bitarfrancisco(c)pablocruz

Soy un escritor de cosas pequeñas.

Llegar a serlo, confesármelo a mí mismo, significó un gran alivio y creo que representó además mi verdadero comienzo como escritor. Lo digo sin orgullo, a la manera de una constatación. Hoy lo pequeño es mi fuerza: mi proyecto y mi estrategia.

(más…)

Read Full Post »

Guerra en Corea

Una lectura de Corea: apuntes desde la cuerda floja, de Andrés Felipe Solano (UDP), de la Colección Vidas Ajenas a cargo de Leila Guerriero.

Por Mónica Yemayel.

solanoSolano da vueltas por la casa en una de esas mañanas en las que no sabe qué hacer. Hace poco se casó con una mujer coreana y allí está él, en un departamento mínimo de un barrio de Seúl. Suena el timbre: su suegra les ha enviado una caja con comestibles y una misteriosa nota escrita en caracteres chinos y tinta roja. Solano no entiende. Su mujer le dice que la madre ha ido a consultar a un chamán para saber qué suerte les espera. Después, sin decir una palabra, guarda el sobre en un lugar secreto como si fuese un ritual. Y entonces él, esa vez, al igual que todas las veces, se queda ajeno a lo que vendrá. «¿Dónde viviré en diez, en veinte años, que me pasará por la cabeza cuando vuelva a ver este retrato». Su mujer, acurrucada y pálida de frío, posa en unas de las primeras fotografías que tomó al llegar a Corea del Sur, en el invierno blanco de 2013. «¿Estaremos aún juntos, todavía escribiré o habré abandonado esta lucha que por momentos me parece tan estéril?»

(más…)

Read Full Post »