Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Beatriz Vignoli’

Se despide la rosarina de su serie con poemas de Leandro Llull, que acompaña, como en las tres oportunidades anteriores, con un collage de su autoría.

Por Beatriz Vignoli.

Llull

El parrillero

Con el humo velando los rostros

mi padre y yo preparamos el domingo.

Entre pitada y pitada su voz suma me indica el cómo.

Puedo y lo hago, cumplo el destino

del papel en la pira. Él hizo el fuego,

él hizo el viento y el parrillero.

Puesto el ternero de lado

el domingo come de la carne del hijo. Arde,

pierde su sangre,

gime el vapor en la boca del fuego.

Y el papel ardido vuela ominoso,

no quiere ser testigo.

Tampoco yo lo quise. Volé

como aquellos pájaros negros

que se hicieron del viento

y huyeron tras los muros. (más…)

Read Full Post »

Tercera entrega de Beatriz Vignoli, quien trae poemas de Gervasio Monchietti para sumar a su serie de poesía y collages que realiza para acompañarlos.

Por Beatriz Vignoli.

Monchietti

De arranque

I

Nunca aprendí tu oficio,

pero

papel libros biromes abrazos

no me faltan

es

trabajo de mecánico el olvido (más…)

Read Full Post »

Segunda entrega de la serie compilada e ilustrada con collages de Beatriz Vignoli. Hoy trae poemas de Mariano Acosta.

Por Beatriz Vignoli.

Acosta, collage de Beatriz Vignoli

gallina

Acostumbrados a morir, a dar la muerte o a la espera, pero ante todo acostumbrados. Pretendí animales fundacionales dignos de semejantes sacrificios, pero la gallina degollada y el matadero erigieron la magia misteriosa de las criaturas muertas, a mi espalda. Cristo era cordero y beatería, Cristo fue jardín en medio de la pampa, pero acunándome en musgo inconfesable, o en tugurio, de las nocturnas incursiones de mi padre, cuando venía leyendo las memorias donde Paz, Belgrano o Lamadrid, danzaban muertos, haciendo posesiones y haciendas de la Patria.

De reojo rezaba con mi abuela, Sociedad Española de Socorros, señora de patronato, organza y renta. (más…)

Read Full Post »

Comienza hoy la serie compilada, comentada e ilustrada con collages de Beatriz Vignoli, desde Rosario. Para inaugurar, poemas de Eduardo Ainbinder.

Por Beatriz Vignoli.

Collage de Beatriz Vignoli

Mientras armaba esta antología, mi vecino de enfrente no paraba de quejarse. Una queja infinita, inagotable. Puse música para no oírlo, sin evitar preguntarme quién sería el destinatario silencioso del lamento… Hasta que le oí repetir la palabra “viejo”. Al día siguiente, los vi trabajar a los dos en la construcción de un ropero de madera.

Ahora reviso y reescribo este texto mientras suena en mi computadora “Papa was a Rolling Stone”, por The Temptations. Cuando me lo pidieron pensé enseguida en “Song to my father”, de Horace Silver. De Kafka a Pablo Ramos, el tema del padre contado por el hijo ha producido abundante literatura. Los novelistas norteamericanos (Saul Bellow en Seize the Day, Charles Bukowski en Ham on Rye) han sabido narrar padres terribles. Esta relación suele presentarse como conflictiva, ambivalente, densa en amor y odio, cargada de pesados fantasmas. El paradigma es el del ajuste de cuentas. Con suerte el hijo a veces termina por perdonar al padre, o le agradece algún grato recuerdo. (más…)

Read Full Post »

Por segundo año consecutivo se realizó el Felisa, festival de literatura de la ciudad de Santa Fe, en el que participaron Leonardo Oyola, Jorge Consiglio, Gabriela Cabezón Cámara y Beatriz Vignoli, entre otros.

Por Patricio Zunini.

Felisa

La librería Palabras Andantes —nombre bellísimo además de manifiesto tributo a Eduardo Galeano— queda en el Centro de la ciudad de Santa Fe. Está rodeada por zapaterías, bancos y negocios de electrodomésticos. Los dueños son Luis y Eugenia Escobar: ambos profesores, ambos santafesinos adoptivos —él es de San Justo, ella de Córdoba—, ambos con la inmodesta ambición de vivir de lo que les da placer. Palabras Andantes es despojada, casi fría. Un local angosto de paredes blancas, estantes pintados en tonos pastel y luz de tubo. Uno puede imaginarse que la versión actual de la librería no dista demasiado de aquella que, diez años atrás, vio Martín Caparrós mientras viajaba por el país para escribir El interior. Es una librería de izquierda, la definió en el libro: «Los libros, las revistas son lo que deben ser: la andanada de siempre. Se exhiben en una vidriera sin el menor glamour, ningún intento de seducción hacia el cliente: una idea de la estética de izquierda.» Esa estética tiene un correlato coherente en los contenidos: Palabras Andantes, tal como lo comprobó Beatriz Sarlo en una nota para Revista Ñ, no vende bestsellers. Además de libreros, los Escobar actúan como curadores de un proyecto cultural.

(más…)

Read Full Post »