Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Damián Tabarovsky’

¿Por qué tantos sociólogos se destacan en la literatura?

Por Patricio Zunini.


Biblioteca Nacional. El director es el sociólogo Horacio González.

Fogwill y Tabarovsky usaban lenguaje castrense para hablar de sus estudios universitarios: se decían sociólogos con retiro efectivo. Algunos meses atrás, Hernán Vanoli (su novela más reciente es Cataratas) publicó un muy buen artículo en el que planteaba una serie de malentendidos con respecto a la relación entre la literatura y la sociología: “Se habla de «literatura sociológica» como si alguna literatura pudiera estar por afuera de condiciones de producción, de condiciones de lectura, de circulación, por fuera del sistema de relaciones sociales que componen a la literatura”, decía. Lo cierto es que a un nivel más epidérmico, no deja de ser llamativo la presencia de los sociólogos en el ambiente literario argentino actual. ¿Por qué tantos sociólogos se destacan en la literatura? Eugenia Zicavo, Diego Grillo Trubba, María Pía López, Gustavo Ferreyra y Hernán Vanoli buscan responder a este interrogante.

(más…)

Read Full Post »

¿Cómo se pone a consideración de un editor un libro? ¿Con qué método bucean esa marea de originales y toman títulos para sus catálogos los que están al frente de sellos que reciben, a veces, hasta un inédito por día?

Por Valeria Tentoni.

Muchos libros.

A fines de 1999, Liliana Bodoc era una escritora desconocida e “iba de aquí para allá, dejando los manuscritos, sin muchas expectativas”. No contaba siquiera con la intuición de esa enorme cantidad de lectores que devoraría sus libros en el futuro. Mandó el original de su primera novela a Norma. El anillado fue a ocupar un escalón más en la pila de propuestas del escritorio de Antonio Santa Ana, su editor por entonces. Alguna vez alguien contó que él estaba haciendo un llamado telefónico y quedó atrapado en una música de espera que duró lo suficiente como para que se pusiera a garabatear, así que manoteó el primer fajo de papeles de la pila. Era, caramba, Los días del venado. Pero claro: no siempre el azar está tan dispuesto a hacer justicia. (más…)

Read Full Post »

“El editor, en definitiva, es un inquilino. El autor te da en alquiler su texto y vos lo convertís en un libro”, dijo Damián Tabarovsky. Aquí, la desgrabación de la mesa de editores junto a Guido Indij y Leonora Djament en el marco del ciclo El mercado del libro 2015.

Por Nacho Damiano.

Editores

Compartimos la desgrabación de la mesa de debate de editores que coordinó Nacho Damiano en el marco del ciclo El mercado del libro 2015. En esta oportunidad se reunieron Guido Indij (Interzona, La marca editora), Damián Tabarovsky (Mardulce) y Leonora Djament (Eterna Cadencia) para conversar acerca de las condiciones de producción de los libros que publican y del diseño de sus catálogos.

a

(más…)

Read Full Post »

Entrevista a Damián Tabarovsky
por P.Z.

[Segunda parte, leer la primera]

La charla ahora se detiene casi exclusivamente en la Autobiografía médica. La novela narra los avatares de Dami, un hombre que recurrentemente se encuentra con enfermedades que lo obligan a apartarse del mundo (del mundo laboral, y por consiguiente, del mundo). Una historia que podría considerarse como una metáfora sobre el capitalismo, pero es Damián Tabarovsky quien desde la misma novela se encarga de desestimar esa interpretación. ¿Qué es, de qué se ocupa, entonces, Autobiografía médica? En la entrevista, Tabarovsky propone una aproximación “abstracta”:

damián tabarovsky

Dami tiene enfermedades que van in crescendo. De adentro a afuera, y de algo indoloro a algo terriblemente doloroso.

Como la uña encarnada, que sí tuve, y que es re dolorosa. Es interesante lo que estás diciendo, nunca lo pensé. Pensé en otra cosa, me interesaba mezclar lo banal con lo alto. Entonces pensaba, por ejemplo, una enfermedad con nobleza: la úlcera, que es de lo que se murió Lamborghini. Una enfermedad noble-noble: “con tradición”- con enfermedades triviales como una uña encarnada -que ni siquiera sé si es una enfermedad, por ahí es una lesión-. A mí siempre me interesó, ya desde Bingo, mezclar lo alto con lo bajo y mezclar la parte banal que tiene lo sublime y la parte sublime que tiene lo banal. De hecho ahora mismo estoy terminando una novela, ya, me falta pasarle el corrector del Word. Se llama Una belleza vulgar. El nombre es casi programático: cierta defensa de lo vulgar en la belleza.

Acá decía no voy a poner todas enfermedades tontas ni tampoco todas enfermedades pretenciosas. Vamos a mezclar un tipo que tiene discromatopsia, que es una estupidez, con una úlcera. Como algo taquicárdico, que sube baja sube baja, más que un crescendo. Pero es interesante lo que planteás; tendría que leerlo en esa clave.

(más…)

Read Full Post »

Entrevista a Damián Tabarovsky
por P.Z.

[Primera parte]

La nueva novela de Damián Tabarovsky, Autobiografía médica, acaba de desembarcar en las librerías argentinas. Arreglamos una entrevista para hablar de ella, pero como se verá, con Tabarovsky es imposible hablar de un solo tema. Generoso en las respuestas y con una velocidad prodigiosa para pronunciar una palabras tras otra (que puede convertirlo en la pesadilla de cualquier desgrabador; lo digo por experiencia), cuarenta minutos es un tiempo más que suficiente para hablar de Autobiografía, pero también de sus otras obras, de la idea de literatura, del populismo elitista, de su próximo proyecto, etc.

La entrevista, que publicamos en dos partes, no sigue un orden preciso. Los temas avanzan, retroceden, saltan. Un caos que parece asemejarse al desorden que domina las publicaciones de las novelas de Tabarovsky.

damián tabarovsky

– Esta edición de Autobiografía médica es la primera en Argentina -dice Damián-. Yo firmo contrato con el grupo Random House Mondadori en España. La Autobiografía médica -con La expectativa pasó lo mismo- sale en un sello que se llama Caballo de Troya, que dirige Constantino Bértolo. En Argentina y en México sale por Mondadori. Acá me pongo a disposición de Luis Chitarroni. Podría haber salido antes, podría haberle pedido a España que presionara para que salga mi libro; yo, tranquilo: me da igual que salga antes o después. Acá entro a la cola de todos los libros argentinos. Salí un año y medio después que la edición española.

Hay un gran desorden con mis libros. Con La expectativa pasó una cosa muy curiosa: salió antes la traducción al francés que la edición en Argentina. Salió en francés, la presenté en Francia, y recién después salió en Argentina. La Autobiografía médica ya salió en griego y recién salió en Argentina. También se está traduciendo al francés, al ruso y al alemán. Cuando fue lo de La expectativa, que había salido en España, salieron todas las reseñas, buenas, malas, lo que sea, y un año y medio después en Argentina. Al principio me sentía un poco perdido, pero después le empecé a tomar el gusto al desorden y ahora lo valoro. La idea de que un autor -en este caso yo- no tiene control sobre su obra.

(más…)

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. Cuarta y última parte. [Leer la tercera parte]

la novela luminosa #2

Luis Chitarroni: Pero es muy increíble también cómo absorbe cada uno de los temas. Porque el tema de la beca Guggenheim, uno podría pensar que si alguien lo agarra, lo banaliza inmediatamente o lo convierte en un acto de pleitesía un poco asqueroso, ¿no? Pero él sabe tratarlo, como vos decís, como si fuera un libro de autoayuda, de bálsamo, que le devuelve la posibilidad de escribir acerca de la imposibilidad de escribir.

Damián Tabarovsky: Ese “Gracias, Señor Guggenheim”, extraordinario. ¿Quiénes habrán sido los padrinos de Levrero para la Beca Guggenheim?

Luis Chitarroni: Es una buena pregunta.

[Intervención del público]: El habla en la novela de alguien que lo presenta, que lo postula en el ’78.

Damián Tabarovsky: Son cuatro los que lo tienen que presentar.

[Intervención del público]: Una pregunta. Yo la novela no la leí, pero la abrí al azar y apareció una frase que decía que a él le gustaría quedarse en la cama y no levantarse más. Le gustaría hacer lo que hizo Onetti: quedarse en la cama y no levantarse más. Pero la única diferencia es que Onetti tenía quien lo cuide. Parecería que ahí hay una especie de antagonismo implícito, ¿no?  “Onetti puede hacer esto porque tiene quién lo cuide, a mí no me cuida nadie”.

[Intervención del público]: Me parece que la gran diferencia es el humor. Lo que lo distingue a Onetti de Levrero es el sentido del humor. Levrero es una persona con sentido del humor, a Onetti no me lo imagino con una carcajada.

Damián Tabarovsky: Salvo que son uruguayos, no los pondría en una serie a Onetti y a Levrero.

Luis Chitarroni: Salvo por ese placer horizontal. No sé si cabría Levrero con esa agüita de Onetti que era siempre un whiscacho, ¿no? Como el que tengo aquí. Es rara también esa lucidez de Levrero, aunque uno encuentra también en escritores como Osvaldo Lamborghini -quien uno sabía que estaba escribiendo probablemente con muchas pastillas encima y con mucho alcohol- una sobriedad esencial cuando escriben, ¿no?

Pero también en este libro hay una cuestión del coleccionismo, el coleccionismo de literatura policial, sobre todo de la literatura que supuestamente los escritores no leen, y de ese raro prodigio que es Rosa Chacel. Curiosamente menciona, para mí, lo menos interesante de Rosa Chacel. Rosa Chacel tiene un libro que se llama Icada, Nevda, Diada, que para mí es uno de los cuentos más increíbles que se haya escrito en español. No lo recuerdo claramente pero es como que hay una asociación de lingüistas que sólo pueden producir el término cero, y el término cero a su vez, produce, estas tres palabras, que son “icada, nevda, diada”. Es un libro acerca de la generación de la palabra, como creo que La novela luminosa es. Porque creo que un hombre que estaba acostumbrado a la rutina de sequía, de poco estímulo, por lo menos de Levrero, generar una página u obligarse a escribir una página tiene también eso de generación de la palabra…

A mí me hizo acordar -perdoná por la referencia-, porque el tema de La novela luminosa es también el tema de muchas primeras novelas. Me hizo acordar a la primera novela de Damián Tabarovsky, que se llama Fotos movidas, que trata de este tema.

(más…)

Read Full Post »

Presentación: La novela luminosa, de Mario Levrero (Mondadori 2008)
Charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky.
Desgrabación: P.Z. Tercera parte. [Leer la segunda parte]

la novela luminosa #3

Damián Tabarovsky: Pero lo que yo te quiero preguntar, que me llamó mucho la atención, en la página 4 del texto que leí mientras lo leías vos, decís la palabra costumbrista. “Examen costumbrista”. Nunca había escuchado sobre Levrero la palabra costumbrista.

Luis Chitarroni: Yo creo que en eso tiene el gran peso, y el bello peso, de la tradición costumbrista uruguaya, de la que no se aparta ni Felisberto. Hay un libro de Felisberto que para mí es extraordinaria, que es Por los tiempos de Clemente Collins, que es una semblanza costumbrista. Que después uno podría pensar que en Felisberto ocurre lo contrario, que él le da una dimensión fantástica a lo que es un registro de escritor de semblanzas, de reseñas, ¿no?

Damián Tabarovsky: Vos sabés que es increíble lo que estás diciendo, o por ahí lo sabías, pero Gandolfo, que lo trató mucho, dice que ese era uno de los libros favoritos de Levrero.

Luis Chitarroni: ¡Qué bueno! No lo sabía. Ahí cuenta una cosa absolutamente maravillosa, que solo la percepción de Felisberto puede transmitir y es un cuento corto en muy pocos renglones. El dice que Clemente Collins, su profesor de piano, que era negro, dormía con la ropa puesta. Entonces él llega una mañana temprano a la casa y ve que tiene los zapatos resplandecientes y piensa “qué noche terrible habrá tenido Clemente Collins”. Porque esos zapatos se los han lustrado evidentemente las sábanas. [Risas] Pero bueno, esa es la percepción única de Felisberto. Como tiene una percepción también Levrero. Yo no sé si, como se decía antes, un poco peyorativamente, es más retórico.

Damián Tabarovsky: Sí, yo no sé si lo veo a Levrero en esa línea. Sí en otra línea, como a Felisberto y otros, porque hay una excentricidad uruguaya. Hay como un mundo de excéntricos uruguayos.

Luis Chitarroni: ¿No tenés latidos a la noche “¡Quiero ser uruguayo, quiero ser uruguayo!”? “¡Quiero ser oriental!”

(más…)

Read Full Post »

Por P.Z.

“Si esta fuera una mesa sobre Bolaño, seguro habrían venido más de 50 personas”. Promediando la charla, Damián Tabarovsky, se animó con una definición sobre el perfil entre perdedor y de culto de Mario Levrero.

la novela luminosa #1

Ayer se presentó en la librería La novela luminosa de Mario Levrero con una charla abierta entre Luis Chitarroni y Damián Tabarovsky. La charla comenzó con media hora de retraso (a las 19.30) empujada en parte por la tolerancia esperable para estos eventos y en parte por la escasa concurrencia. Esto último, que en principio parecía conspirar contra la expectativas, generó un ambiente de intimidad y proximidad, muy agradable. Creo que  se consiguió un diálogo mucho más rico.

Chitarroni comenzó leyendo un texto a modo de disparador un semblante de Levrero. De La novela luminosa afirmó que lleva el costumbrismo al extremo, y que en Levrero se sintetizan los estilos contrapuestos de Kafka y Onetti.

(más…)

Read Full Post »