Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Flora y fauna’

¿Qué haríamos sin ellos? (II)

Para ver la primera parte, aquí

 

Hay clientes que preguntan todoooos los precios, esos nunca llevan nada, solo vienen a babearse y a renegar por el valor de los libros.

Está el cliente perfecto, que entra, saluda, pregunta por un libro (¡que gracias a Dios tenemos!) no quiere envoltorios ni bolsitas, lo paga en efectivo y con cambio, saluda y se va.

Hay señoras cachondas, ellas hablan en voz alta y están mambeadas con los libros de los maestros orientales, el sexo tántrico, el manual de la tigresa blanca, se escuchan claro, son como una estampida y sacan al aire sus chapas de femmes fatales.

Hay amigos que se leen citas de sus libros favoritos, durante horas, se divierten mucho, se enfrenan, se corren, a veces se retiran completamente peleados por una frase de Cioran que dió con el perfil de uno.

Hay clientes maleducados como los hay en todos lados, hasta nosotros mismos lo somos, solo que algunos lo relucen con mayor frecuencia. Los maleducados entran, jamás saludan, no preguntan y se limitan a tender su carta de crédito sin mirar ni agradecer por supuesto. También los queremos, tenemos la esperanza que algún día cambiarán de actitud. Ojo, los hay educados, saludan…. son empáticos los domingos y se apiadan del librero.

Continuará ¿?

Read Full Post »

¿Qué haríamos sin ellos? (I)

Hay clientes que preguntan por algún libro imposible, sabiendo que no lo tenemos, sólo para gloria personal de su inútil búsqueda de tantos años que fracasó rotundamente.

Están los que se quedan en el fondo, y cada tanto, miran a escondidas el Black Book de Mapletorphe, algún culo desnudo de Lachapelle, después en el apuro los devuelven a la sección equivocada.

Los hay impacientes, que no tienen tiempo para nada, que no soportan que no encontremos los libros (ver los clientes anteriores), que el posnet no funcione a la velocidad de la luz, que para envolver un libro tardemos más de 3 segundos.

Otros clientes buscan la soledad del sillón, soledad dije, aunque es de dos cuerpos, el espacio es bastante pequeño y los lectores egoístas no soportan la cercanía de un desconocido.

Algunos dejan llevarse por los hechizos del librero, encantador y artero, siempre complaciente. Algunos de ellos reinciden, y son nuestros ángeles.

Están los solitarios que vienen a charlar de literatura. Nos cuentan sus lecturas, nos recomiendan autores, fusilan a otros. Es un placer charlar con ellos, excepto cuando hay 20 personas esperando y nos siguen charlando y charlando.

Uno de los peores, es aquel que leyó algún manual de historia y anda buscando información de los chamanes zurdos de la Amazonia, seguramente son un mito o nunca existieron, pero cuidado, nunca se los digas, ellos creen fehacientemente en lo que leyeron alguna vez.

Están también los loquitos que revuelven todo, van, vienen, pasan, miran a las chicas, a los chicos…. esos no preguntan ni compran nunca. Pero son parte de la fauna, son divertidos.

Continuará….

Read Full Post »