Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘J. M. Coetzee’

¿Qué puntos de encuentro es posible tejer entre Sudáfrica y Sudamérica? Esa fue la pregunta central de esta mesa del Filba, alrededor de las identidades periféricas.

Por Valeria Tentoni. Foto Rodrigo Ruiz Ciancia.

el futuro del sur

¿Qué vigencia tiene la noción de “literatura nacional”? Esa fue una de las preguntas centrales que tensaron las participaciones de cinco escritores de Argentina y Sudáfrica, ayer, en la segunda jornada del Filba Internacional en Buenos Aires, en el auditorio del Malba. La actividad fue organizada en el marco de la Cátedra Coetzee, Literaturas del Sur, de la Universidad de San Martín, creada el año pasado (y esta es la tercera visita del Nobel desde entonces a Buenos Aires). Las preguntas que turnó la moderadora, Anna Kazumi Stahl, coordinadora académica de la cátedra, fueron preparadas a partir de debates generados en ese ámbito alrededor de los paralelos entre estos países que podrían ser pensados como del hemisferio sur, aunque el autor de En medio de ninguna parte cerraría el encuentro problematizando esta etiqueta: “Estamos hablando del sur sin reconocer que es un concepto mucho más complicado de lo que parecería ser. (…) La definición de sur está formulada en el norte y establece que algunos países que no pertenecen al mundo del capital dominante forman parte de lo que se conoce como el sur global. Ahora bien, no es una definición del sur que debiéramos aceptar sin cuestionamientos”.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

El escritor boliviano, autor de La desaparición del paisaje, se pregunta qué significa ser escritor en una tradición menor. “Significa tener la ventaja de escribir sin la sombra de monstruos como Borges o Saer, Onetti o García Márquez”.

Por Maximiliano Barrientos.

Algunos años atrás, antes de publicar mi primer libro, bromeaba con una idea que entonces, creía yo, perfilaba las líneas del escritor en el que me quería convertir: un escritor que escribía desde y para el cosmopolitismo. La frase, casi un chiste, que repetía a menudo con quien sea que hablara del tema, era más o menos esta: una canción de Lou Reed habla más de mi experiencia vital que cualquier taquirari. Imagino que lo que quería decir con aquello era que la educación emocional que tuve pasaba por productos culturales foráneos, productos culturales que también formaron a un escritor argentino, chileno, norteamericano o español. Esto no significaba que no escribiera historias ambientadas en Santa Cruz, la ciudad donde nací y donde me convertí en adulto, sino que escribía sobre ese lugar desde las estrategias que me aportaban las formas de arte que no eran originarias de mi terruño, y por lo tanto la frase mostraba un rasgo común a algunos de los escritores de mi generación que desdeñábamos el regionalismo y el nacionalismo por considerarlos una limitación autoimpuesta. Luchar contra esta forma de encierro era la única vía para escribir en el siglo XXI sin caer en arcaísmos.

(más…)

Read Full Post »

Se presentó esta mañana el VII Festival de Literatura Filba Internacional, a desarrollarse del 23 al 29 de septiembre, en simultáneo, en Buenos Aires, Montevideo y Santiago de Chile.

Filba

Esta mañana, en la librería, se realizó el desayuno de prensa para presentar el programa, los invitados y las novedades del VII Festival Internacional de Literatura que organiza la Fundación Filba. Por segundo año consecutivo se realizará en tres países en simultáneo, con sedes en Montevideo, Buenos Aires y Santiago de Chile, del 23 al 29 de septiembre. Filba es el único festival del mundo que se lleva a cabo en tres ciudades al mismo tiempo. (más…)

Read Full Post »

¿Hasta dónde ir, cuánto contar, qué secretos propios o ajenos revelar para lograr que un texto brille y esté vivo? El escritor y su universo de experiencias y venganzas.

Por Virginia Cosin.

«Bueno, Nathan, no puede decirse que te hayas dejado nada en el tintero», le reprocha el padre de Nathan Zuckerman a su hijo, en la novela de Philip Roth La visita al maestro. Nathan es un joven escritor que publicó solamente un cuento en una revista universitaria. Un cuento lo suficientemente bueno como para llamar la atención del mundillo académico y, mejor aún, como para ser recibido como huésped en la casa del eminentísimo y consagrado escritor E. I. Lonoff, autor de títulos tales como “La vida es un fastidio”, entre muchos otros. Después de tomar el té, de conversar sobre literatura y de conocer a su joven secretaria, Zuckerman se queda solo en el estudio del maestro donde curiosea, no sin culpa, los papeles en los que ha tomado notas para la novela en la que su anfitrión está trabajando. Después se recuesta y comienza a recordar.

(más…)

Read Full Post »

Por P.Z.

Además de las evidentes referencias a Daniel Dafoe y Fiódor Dostoievski, a quienes convocó en Foe y El maestro de Petersburgo, la obra de J. M. Coetzee está salpicada de menciones a otros escritores. Un ejemplo que ya he citado es El buen soldado de Ford Madox Ford que circula por Juventd, la segunda parte de su autobiografía.

Coetzee, además de un gran escritor, es un escritor ideal para encontrarse y reencontrarse con los clásicos, un “abre puertas”. Las lecturas de Coetzee proponen una visión renovadora que terminan influyendo sobre la obra en cuestión. El breve ensayo que escribió sobre Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez, por ejemplo, consiguió mejorar la nouvelle del colombiano.

Coetzee también comentó a Borges, y nuevamente consiguió hacerlo desde un lugar imprevisto. “Funes el memorioso” es casi una mención obligada  en discusiones sobre la memoria -y la Memoria-, es un cliché. En Diario de un mal año, Coetzee toma a Funes -no a este Funes-, pero salta la observación sobre su asombrosa -y nefasta- capacidad de recuerdo, y avanza hacia una de las consecuencias que conlleva:

(más…)

Read Full Post »