Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jorge Luis Borges’

Tres maneras de entrar en Moby Dick, una tan obra urgente como los primeros álbumes de The Smiths o las películas de Fellini.

Por Andrés Hax.

Moby Dick (1851), de Herman Melville, está en la lista breve de libros que pueden cambiarte la vida. No es que te vaya a hacer más feliz, más apuesto, más productivo o más rico. Tampoco te va cambiar la manera de ver o vivir tu vida. Es más bien como vivir un mes en el bosque durante una enorme tormenta o como pasar una temporada en una ciudad medieval que no sabías que existía. Desfigura inalterablemente la memoria de una manera poética.

Si aun no lo leíste es comprensible que la idea de hacerlo te cause cierto rechazo. Puede que se parezca a uno de esos clásicos moribundos que sobrevivieron simplemente por estar en las listas curriculares de las facultades de letras. ¿Qué falta hace ilustrarse sobre la industria ballenera de Nueva Inglaterra del Siglo XIX? No parecería tan urgente.

(más…)

Read Full Post »

Se inauguró en el Museo del Libro y de la Lengua la muestra “Galaxia Borges. Museo de la eternidad”, que permanecerá hasta diciembre de este año.

Por Valeria Tentoni. Fotos Marcelo Huici.

Galaxia BorgesAndrés Di Tella, Horacio González, María Pía López y Soledad Quereilhac

“El Museo del libro y de la lengua contiene su propio e invertido museo: el de la Eternidad o Galaxia Borges. En este museo se presentan las huellas de la empresa que algunos consideran fracasada y otros triunfante, de vencer al tiempo. Varios escritores imaginaron modos de la eternidad: Jorge Luis Borges, Macedonio Fernández, Leopoldo Marechal, Adolfo Bioy Casares, Ricardo Piglia”, así se presenta la muestra que ha tomado desde el subsuelo hasta el segundo piso del edificio. Hay manuscritos, máquinas, videos, una instalación que toma un cuarto completo para recrear La invención de Morel, una muestra circular de arte visual, objetos, cosas, cositas. Hay libros expuestos —como la primera edición de Historia de la eternidad con las anotaciones de Borges en los márgenes, su letra pequeñita para corregirla para su edición definitiva. “El tiempo es un problema para nosotros, un tembloroso y exigente problema, acaso el más vital de la metafísica; la eternidad, un juego o una fatigada esperanza”, se puede leer en sus primeras páginas.

(más…)

Read Full Post »

Se inauguró en el Museo del Libro y de la Lengua la muestra “Galaxia Borges. Museo de la eternidad”, que permanecerá hasta diciembre de este año.

Por Valeria Tentoni. Fotos Marcelo Huici.

Galaxia BorgesAndrés Di Tella, Horacio González, María Pía López y Soledad Quereilhac

“El Museo del libro y de la lengua contiene su propio e invertido museo: el de la Eternidad o Galaxia Borges. En este museo se presentan las huellas de la empresa que algunos consideran fracasada y otros triunfante, de vencer al tiempo. Varios escritores imaginaron modos de la eternidad: Jorge Luis Borges, Macedonio Fernández, Leopoldo Marechal, Adolfo Bioy Casares, Ricardo Piglia”, así se presenta la muestra que ha tomado desde el subsuelo hasta el segundo piso del edificio. Hay manuscritos, máquinas, videos, una instalación que toma un cuarto completo para recrear La invención de Morel, una muestra circular de arte visual, objetos, cosas, cositas. Hay libros expuestos —como la primera edición de Historia de la eternidad con las anotaciones de Borges en los márgenes, su letra pequeñita para corregirla para su edición definitiva. “El tiempo es un problema para nosotros, un tembloroso y exigente problema, acaso el más vital de la metafísica; la eternidad, un juego o una fatigada esperanza”, se puede leer en sus primeras páginas.

(más…)

Read Full Post »

Carlos Gamerro participó en una entrevista pública en la librería, donde habló del ensayo Facundo o Martín Fierro. Los libros que inventaron la Argentina (Sudamericana) y de la nueva traducción de Hamlet, que publicó en Interzona.

Por Patricio Zunini. Foto: Valeria Tentoni.

gamerro

En el estudio preliminar a la traducción que Carlos Gamero hizo de Hamlet (Interzona) dice que «un clásico no es solo un texto que tiene algo nuevo que decir en cada época; un clásico es un texto del cual cada nueva época debe decir algo nuevo si quiere conformarse como tal». Esta definición es clave no sólo para entender su versión irreverente de Hamlet —y parecería que la irreverencia es la única manera de válida de acceder en esta época a los clásicos— sino también para entender el ensayo Facundo o Martín Fierro. Los libros que inventaron la Argentina, que el propio Gamerro acaba de publicar por Sudamericana. «No hay textos que duren», dice justamente en el capítulo dedicado al Martín Fierro, «hay textos que reviven. Los textos literarios están vivos mientras tengan la posibilidad de cambiarnos la vida, y esto es posible mientras haya un vínculo de contemporaneidad —afectiva, estética, experiencial— entre ellos y ella».

(más…)

Read Full Post »

El escritor boliviano, autor de La desaparición del paisaje, se pregunta qué significa ser escritor en una tradición menor. “Significa tener la ventaja de escribir sin la sombra de monstruos como Borges o Saer, Onetti o García Márquez”.

Por Maximiliano Barrientos.

Algunos años atrás, antes de publicar mi primer libro, bromeaba con una idea que entonces, creía yo, perfilaba las líneas del escritor en el que me quería convertir: un escritor que escribía desde y para el cosmopolitismo. La frase, casi un chiste, que repetía a menudo con quien sea que hablara del tema, era más o menos esta: una canción de Lou Reed habla más de mi experiencia vital que cualquier taquirari. Imagino que lo que quería decir con aquello era que la educación emocional que tuve pasaba por productos culturales foráneos, productos culturales que también formaron a un escritor argentino, chileno, norteamericano o español. Esto no significaba que no escribiera historias ambientadas en Santa Cruz, la ciudad donde nací y donde me convertí en adulto, sino que escribía sobre ese lugar desde las estrategias que me aportaban las formas de arte que no eran originarias de mi terruño, y por lo tanto la frase mostraba un rasgo común a algunos de los escritores de mi generación que desdeñábamos el regionalismo y el nacionalismo por considerarlos una limitación autoimpuesta. Luchar contra esta forma de encierro era la única vía para escribir en el siglo XXI sin caer en arcaísmos.

(más…)

Read Full Post »

Borges, Los Beatles, Queneau, Faulkner, Anderson y Crystal Castles: entrevistamos a Joe Meno, por primera vez traducido y publicado en español con su novela Chica de oficina (Páprika). 

Por Valeria Tentoni. Foto: Joe Widgdahl.

Joe Meno

“En cualquier momento Joe Meno será captado por el radar de algún editor en español” vaticinaba en 2008 Rodrigo Fresán sobre este escritor nacido en Chicago en 1974, cuya voz le parecía la de “un J. D. Salinger mutante y puesto al día”. Reclamaba, en su nota, “justicia para sus potenciales lectores”. La joven y pujante editorial Páprika –que no viene nada mal de puntería, con aciertos como El curso del corazón de Harrison o El último teorema de Fermat de Singh– hizo lugar a esa demanda. Les salen bien las apuestas de riesgo, parece: para esta entrega, además, estrenaron traductora, Virginia Higa. El resultado es efectivo, fluido, y acompaña bien la velocidad específica de la historia. Una “historia pequeña”, dice Joe Meno desde su casa, donde vive con su mujer y sus hijos, en su ciudad natal. La historia de un momento entre dos personas. (más…)

Read Full Post »

Borges, Los Beatles, Queneau, Faulkner, Anderson y Crystal Castles: entrevistamos a Joe Meno, por primera vez traducido y publicado en español con su novela Chica de oficina (Páprika). 

Por Valeria Tentoni. Foto: Joe Widgdahl.

Joe Meno

“En cualquier momento Joe Meno será captado por el radar de algún editor en español” vaticinaba en 2008 Rodrigo Fresán sobre este escritor nacido en Chicago en 1974, cuya voz le parecía la de “un J. D. Salinger mutante y puesto al día”. Reclamaba, en su nota, “justicia para sus potenciales lectores”. La joven y pujante editorial Páprika –que no viene nada mal de puntería, con aciertos como El curso del corazón de Harrison o El último teorema de Fermat de Singh– hizo lugar a esa demanda. Les salen bien las apuestas de riesgo, parece: para esta entrega, además, estrenaron traductora, Virginia Higa. El resultado es efectivo, fluido, y acompaña bien la velocidad específica de la historia. Una “historia pequeña”, dice Joe Meno desde su casa, donde vive con su mujer y sus hijos, en su ciudad natal. La historia de un momento entre dos personas. (más…)

Read Full Post »

En esta tanda de videos imperdibles, una serie desencajada para almorzar a pura procastinación.

Por Valeria Tentoni.

Borges cantando tango en unos minutos que quedaron registrado en el documental Los paseos con Borges de 1977. Arranca con “El carrero y el cochero”, de A. G. Villoldo, que puede escucharse en versión original acá.

(más…)

Read Full Post »

¿Es posible que un escritor intervenga un cuento de otro (más famoso, más importante) sólo por razones literarias?

Por Martín Kohan.

Un indicio elocuente de la insignificancia social de la literatura, entre los tantos que, lamentablemente, tenemos a disposición, es que en los casos en los que alguien toma una iniciativa por una motivación puramente literaria y, luego, es con esa motivación literaria con la que se explica y se justifica, pues bien: casi nadie le cree. O aparecen unos cuantos, en todo caso, y no son pocos, que se muestran escépticos y suspicaces, no ven nunca en la literatura una razón de por sí suficiente, malician y se preguntan qué clase de cosa hay por detrás. En los casos en los que se produce un entrevero librado en términos de un debate literario, con nerviosidades y acaloramientos, otra vez: casi nadie cree, o al menos muchos descreen; les parece que nadie habrá de ponerse a discutir así apenas por esa cosa nimia (pues para ellos es nimia), una cosa de tan poquita importancia (pues para ellos importa muy poco), como es la literatura. De nuevo sospechan, alzan su ceja, y se interrogan: ¿qué clase de cosa hay por detrás?

(más…)

Read Full Post »

La autora de la columna propone un experimento literario como apoyo a Pablo Katchadjian, y por una revisión y actualización de la Ley 11.723 que contemple las prácticas y las teorías de la cultura y el arte contemporáneos.

Por Virginia Cosin.

Quemar libros históricamente, no hay misterio en las dos medidas. Y erigir fortificaciones en que obró es tarea común de los magos; lo único singular en Shih Huang Ti fue la escala. Cercar esta nota es común; no, cercar un huerto o un jardín imperio. Indagar las razones de esa emoción es el fin de esta.

(más…)

Read Full Post »

Por qué Pablo Katchadjian no cometió delito alguno al intervenir el cuento de Borges. Opinan Mónica Herrero, Mónica Boretto, Beatriz Sarlo, Guillermo Schavelzon y Ricardo Strafacce.

Por Patricio Zunini.

Imaginemos que un escritor prepara una novela “basada en hechos reales”. El argumento central es el robo a un banco en la provincia de Buenos Aires cometido treinta años antes, en el que estuvieron involucrados políticos y policías. A medida que avanza, el escritor desarrolla los personajes; por un componente dramático o porque quiere explorar ciertos rasgos de la intimidad, decide que uno de los ladrones será homosexual. Decide también gestos, tics, ropa, motivaciones: es el dios de la ficción. El escritor envía la novela a un premio y lo gana —más adelante otro escritor entablará un juicio a la editorial por considerar que el premio estaba arreglado, pero ese es otro tema— y la novela se convierte en un gran éxito y Marcelo Piñeyro la lleva al cine. Imaginemos entonces que la hija (real) del ladrón (real) le hace juicio al escritor (real) por difamar al padre con la inclinación sexual de su personaje (ficticio). Eso fue lo que le pasó a Ricardo Piglia con Plata quemada.

(más…)

Read Full Post »

¿Qué diría Borges del proceso a Pablo Katchadjian por El aleph engordado? El autor del artículo afirma que Katchadjian no hizo más que poner en cuestión procedimientos utilizados por el propio Borges.

Por Luciano Lamberti. Foto: Florencia Levy.

pablo katchadjian¡Liberen a Katchadjian! La semana pasada nos desayunamos con la noticia de que la Cámara de Casación revocó la decisión que lo había liberado de responsabilidad penal por haber realizado un experimento con el cuento “El Aleph”, de Borges. El juez Guillermo Carvajal, bajo el título de defraudación a la propiedad intelectual, le trabó un embargo por, ejem, 80.000 pesos, amén de amenazarlo con 6 años de cárcel.

Al “experimento”, tal como lo llamó Ricardo Straface, abogado del escritor y escritor él mismo, lo conocemos de sobra. Katchadjian toma las enumeraciones vertiginosas que el narrador del cuento contempla en el Aleph, ese pedazo del universo capaz de contener al universo entero y que se encuentra en el sótano del horripilante poeta Carlos Argentino Daneri, y las extiende por páginas y páginas (el mismo Fogwill reescribió el cuento en clave porno drogodependiente y lo tituló con el anagrama “Help a él”).

(más…)

Read Full Post »

María Kodama impulsa el juicio por defraudación a la propiedad intelectual a Pablo Katchadjian debido a la intervención que el autor hizo sobre “El aleph”, de Jorge Luis Borges, para producir “El aleph engordado”.

Por Antonio Jiménez Morato.

Hay una amenaza para la literatura, no ya argentina, sino mundial. Se llama María Kodama. Kodama no es escritora ni editora (tiene libros publicados, pero hasta los Kardashian pueden editar libros), no hace crítica, ni da clases, tan sólo es una viuda. De hecho, esa es su profesión: viuda. Una «tímida viudita» que regenta los derechos del que, posiblemente, sea el escritor más importante del siglo xx. Unos derechos que generan una riqueza abundante y perpetua, que disfrutará hasta el día en que se muera. Pero no es suficiente. A la viudita no le basta con los ingresos que genera la obra de su difunto esposo. No le es suficiente con los recuerdos de su, suponemos, matrimonio feliz (habría que poder hablar con el marido para saber si él fue feliz, e incluso para poder hacerse una idea de los generosos parámetros que él usaría para describir un matrimonio como feliz), sino que, además, la viudita quiere poseer la obra de su marido. No sus derechos, sino la obra. La que ella fue, es y será incapaz de producir. La que es incapaz de entender, la que no está capacitada para interpretar.

(más…)

Read Full Post »

Escrito entre 1930 y 1931, Un bárbaro en Asia, de Herni Michaux, es un collage que mezcla diario de viaje, hoja de ruta, conjunto de ensayos y reportajes: una mirada de la India, de China, Japón y Malasia.

Texto: Herni Michaux.


Sin título, Henri Michaux

El amor chino no es el amor europeo.

La europea ama con transporte, y de pronto olvida al borde mismo del lecho, pensando en la gravedad de la vida, en ella misma, o en nada, o bien simplemente reconquistada por la «ansiedad blanca».

(más…)

Read Full Post »

La barbarie del cuento borgiano en una reescritura moderna.

Por Jorge Consiglio.

elsur

Ciego a las culpas, el destino puede ser despiadado con las mínimas distracciones.
J.L.B.

La carpintería es un arte nobilísimo; pero su abuelo nunca la consideró una elección. Estaba seguro: se dedicó a la madera porque la vida resolvió por él. Llegó a Buenos Aires en marzo de 1912 y tuvo la fortuna de que un ebanista lo empleara. A partir de ese momento y hasta el día de su muerte, su profesión funcionó como un circuito cerrado. Fue la defensa frente a las catástrofes: indigencia, desolación, tedio. A él, que se llama Francisco Montenegro, le pasó lo mismo con el comercio. Alguien insistió y puso un kiosco sobre la calle Suipacha. No le fue bien, pero perseveró: abrió un lugar de comida rápida en el microcentro. Su último emprendimiento, el que todavía conserva, es una pizzería que está en la esquina de Independencia y Matheu. Montenegro vive con su familia en un departamento y no tiene problemas. Entiende que la prosperidad, igual que la gordura, llega sin que uno lo note.

(más…)

Read Full Post »

Ranking semanal

Borges, el más llevado de la semana.

Hay muchas recurrencias y similitudes entre el ranking general del 2014 (que publicamos hace unos días) y los de los años anteriores. Una de las más evidentes: en 2013 el uno-dos fue para El viento que arrasa, de Selva Almada (Mardulce), y Una muchacha muy bella, de Julián López (Eterna Cadencia Editora); en 2014 los mismos títulos aparecieron en la cima, pero alternando las posiciones. ¿Estas similitudes dan cuenta del perfil del consumidor, señalan el rol del vendedor? Nosotros, con una mirada un poco más romántica, preferimos creer que hablan de la librería como un espacio donde compartir vínculos y motivaciones.

Es curioso, sin embargo, que, si bien en los rankings semanales hay algunas constantes (siempre hay un Aira), la lista de más vendidos varía mucho entre un lunes y el siguiente: hoy, por ejemplo, sólo un libro (¡de Aira!) repite de la semana pasada.

Los diez más vendidos de la semana:

(más…)

Read Full Post »

Borges por él mismo

El 14 de junio de 1986, Jorge Luis Borges moría en Ginebra. Nunca pudimos cumplir aquel deseo que tenía de ser olvidado. De hecho, a pocas cuadras de la librería, una calle lleva su nombre; de hecho, aquí lo recordamos con su propia voz.

borges por él mismo

Borges en un poema:

(más…)

Read Full Post »

Por P.Z.

Además de las evidentes referencias a Daniel Dafoe y Fiódor Dostoievski, a quienes convocó en Foe y El maestro de Petersburgo, la obra de J. M. Coetzee está salpicada de menciones a otros escritores. Un ejemplo que ya he citado es El buen soldado de Ford Madox Ford que circula por Juventd, la segunda parte de su autobiografía.

Coetzee, además de un gran escritor, es un escritor ideal para encontrarse y reencontrarse con los clásicos, un “abre puertas”. Las lecturas de Coetzee proponen una visión renovadora que terminan influyendo sobre la obra en cuestión. El breve ensayo que escribió sobre Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez, por ejemplo, consiguió mejorar la nouvelle del colombiano.

Coetzee también comentó a Borges, y nuevamente consiguió hacerlo desde un lugar imprevisto. “Funes el memorioso” es casi una mención obligada  en discusiones sobre la memoria -y la Memoria-, es un cliché. En Diario de un mal año, Coetzee toma a Funes -no a este Funes-, pero salta la observación sobre su asombrosa -y nefasta- capacidad de recuerdo, y avanza hacia una de las consecuencias que conlleva:

(más…)

Read Full Post »