Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Marta Dillon’

Mamá

Mezcla de memoria, autobiografía y crónica, Marta Dillon cuenta en Aparecida (Sudamericana) cómo recuperó los restos de su madre, desaparecida por la dictadura en 1977.

Por Mónica Yemayel.

aparecidaLos ruidos la despertaron. Alguien le dijo al oído que se quedara quieta, había caído la cana, su mamá no estaba herida pero se la habían llevado. Marta Dillon tenía 10 años y al llegar a la ventana apenas pudo ver las luces rojas del auto que se alejaba. Lo que siguió a esa mañana de octubre de 1976 fue un largo silencio familiar, tan impenetrable que llegó a creer que sólo ella recordaba a la madre. Ocho años después, en democracia, comenzó el juicio a los comandantes de la dictadura. Las declaraciones de los testigos se transcribían en el Diario del Juicio que Marta Dillon comenzó a leer. En esas páginas, un día encontró el nombre de la madre y supo que su desaparición “era parte de algo grande, algo de lo que se hablaba en la esfera pública aunque no en su familia”.

(más…)

Read Full Post »

Mezcla de memoria, autobiografía y crónica, Marta Dillon cuenta en Aparecida (Sudamericana) cómo recuperó los restos de su madre, desaparecida por la dictadura en 1977.

Por Patricio Zunini.

aparecida

El 28 de enero de 1977, Montoneros puso una bomba en la seccional de Ciudadela, que mató al comisario y dejó varios policías heridos y también a una mujer y su hijo. La represalia fue rápida y cruenta. Los diarios de la época reportan en la jerga de entonces que durante la semana siguiente casi 30 subversivos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad en diferentes enfrentamientos. Todos esos enfrentamientos, en realidad, fueron ficticios. Uno se dio en la intersección de dos calles paralelas, otro incluyó a una pareja en fuga que chocó contra nada y así. Según esos registros, Marta Taboada debería haber sido una de las bajas del tiroteo del 2 de febrero, pero la realidad es distinta. Esa noche un grupo de tareas entró a su casa en Moreno —sus cuatro hijos dormían en uno de los cuartos— y la secuestró junto a su novio y a una amiga. Marta Dillon tenía 10 años, era la hija mayor. Recuerda que se despertó sobresaltada por los ruidos, pero que la chica que los cuidaba la tapó con una almohada: «Quedate quieta, cayó la cana. El Negro está herido, tu mamá está bien».

(más…)

Read Full Post »