Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Martín Kohan’

Compromiso

Qué signo político debe tener el intelectual comprometido.

Por Martín Kohan.

Quizás fue Sartre, desde París, o quizás fue Julio Cortázar, también desde París, quienes nos habituaron a suponer que toda vez que se habla del “intelectual comprometido” hay que pensar necesariamente en un escritor o un pensador de izquierda, en una postura socialmente crítica, en un fervor de transformación o de revolución. Como si la adopción del compromiso político pudiese cobrar tan sólo un único tipo de signo político.

(más…)

Read Full Post »

Martín Kohan acompañó ayer a Leila Guerriero, que presentó Zona de obras (Anagrama) en la librería.

Por Martín Kohan.

Kohan+Guerriero

No podría decirse, creo yo, que Leila Guerriero sea como esa clase de maestro que definió Jacques Rancière: el que enseña lo que no sabe. Pero sí, en todo caso, y con manifiesta convicción, es la que enseña que no sabe, la que enseña que no se sabe. Porque el supuesto auge de la crónica o del periodismo narrativo (digo supuesto porque ella misma fundamenta sus fuertes dudas al respecto), y su indudable condición de referente en la materia (hay varios factores que lo prueban; mencionaré uno, el que más relevante me resulta: sus libros) la han colocado en el lugar de quien se espera que pronuncie su lección, que revele su fórmula, que explique cómo se hace, que enseñe. Y así requerida, una y otra vez, Leila Guerriero enseña, efectivamente enseña, pero otra cosa: enseña que “en el fondo, dar consejos es oficio de soberbios” (13). Esta es su declaración de principios, que parece una confesión, a primera vista, pero admite leerse también como una reivindicación posible: “yo soy periodista, pero no sé nada de periodismo. Y cuando digo nada, es nada” (93). Basta leerla, al mismo tiempo, basta leer Los suicidas del fin del mundo o leer Una historia sencilla, para advertir que lo sabe todo. Lo que ocurre es que ese todo responde a una premisa socrática, o a la señal que en una entrevista le desliza un determinado mago y que apunta a ese mismo punto de partida, el de saber que no se sabe. Que no hay ni tiene que haber instrucciones, sino en todo caso algunas pistas; un recorrido necesariamente propio que cada cual habrá de procurarse, y no un discurso del método que alguien habrá de establecer y de impartir.

(más…)

Read Full Post »

La argentinidad al palo

Martín Kohan habla de su nuevo libro de cuentos, Cuerpo a tierra (Eterna Cadencia Editora). “La literatura es ir detrás de la imposibilidad, de la palabra que falta”, dice.

Por Patricio Zunini.

martín kohan

Luego de casi veinte años en los que se dedicó a novelas (Ciencias Morales, Bahía Blanca, Cuentas pendientes) y ensayos (Narrar a San Martín, El país de la guerra), Martín Kohan vuelve al cuento con Cuerpo a tierra (Eterna Cadencia Editora). Los nueve relatos que componen el libro atraviesan distintas maneras del saber y no saber, del amor y el desamor, de la relación con los clásicos y la política que obsesionan al autor. Fierro y Cruz se emparejan en un mismo amor. Un camionero camino al matadero sucumbe al murmullo perturbador de los animales que transporta. Un hombre abandonado percibe la bajante extrema del Río de la Plata como una señal para cruzarlo a pie en busca de la persona que ama. Un soldado comprende de a poco hasta qué punto admira al hombre que tiene que fusilar. Soledad, decepción, engaño, locura y pasión son los protagonistas de estas historias. En esta entrevista, Martín Kohan habla de su nuevo libro y de su forma de relacionarse con la literatura.

(más…)

Read Full Post »

111

Una reliquia, un recuerdo del pasado, sobrevive en Fitz Roy y Gorriti.

Por Martín Kohan.

111

No es porque estemos dispuestos a retroceder a cada rato en el tiempo que el pasado nos fascina tanto. No es por eso: es porque lo vemos en el presente. Si se tratara del tiempo perdido, si nos exigiera memoria y añoranza, si nos impusiera nostalgia y melancolía, haríamos lo que hacen tantos: evocarlo de vez en cuando, y olvidarlo la mayor parte del tiempo. Pero no es eso lo que nos sucede, sino otra cosa: que lo vemos persistir en el presente. El puro presente, y ahí está, huella o ruina, remedo o reliquia: el pasado. Si no tenemos que rescatarlo es justamente porque lo vemos ahí, tan real y tan actual como lo que empezó a existir ahora mismo. La ciudad de la que somos se nos empieza a volver así un museo de nosotros mismos. Los años, las cosas, las capas de tiempo, se vuelven simultáneas, o se entreveran sin acatar el criterio de la sucesividad cronológica.

(más…)

Read Full Post »

Se presentó esta mañana el VII Festival de Literatura Filba Internacional, a desarrollarse del 23 al 29 de septiembre, en simultáneo, en Buenos Aires, Montevideo y Santiago de Chile.

Filba

Esta mañana, en la librería, se realizó el desayuno de prensa para presentar el programa, los invitados y las novedades del VII Festival Internacional de Literatura que organiza la Fundación Filba. Por segundo año consecutivo se realizará en tres países en simultáneo, con sedes en Montevideo, Buenos Aires y Santiago de Chile, del 23 al 29 de septiembre. Filba es el único festival del mundo que se lleva a cabo en tres ciudades al mismo tiempo. (más…)

Read Full Post »

La orquídea

“¿Qué tiene de especial esa esquina? Evidentemente, nada. Presumo, en todo caso, que, bajo la presión constante del prestigio de lo extraordinario, el hecho de poder dar con un lugar así, común y corriente, procura una satisfacción a su manera”.

Por Martín Kohan.

La orquídea

El paisaje que más frecuento, y que inexplicablemente añoro cuando me toca ausentarme y estar lejos, es el de una esquina de Almagro: Acuña de Figueroa y Corrientes. Extraño eso cuando no estoy, así como otros, por lo que dicen, extrañan una cordillera o extrañan el campo o extrañan un mar. ¿Qué tiene de especial esa esquina? Evidentemente, nada. Presumo, en todo caso, que, bajo la presión constante del prestigio de lo extraordinario, el hecho de poder dar con un lugar así, común y corriente, procura una satisfacción a su manera.

Este paisaje cambió con el tiempo. Cuando yo lo conocí, hace más de diez años, el Mercado de las Flores ya no existía; en su lugar, o en su reemplazo, estaban sus ruinas, los restos húmedos de su abandono. Luego llegó una hipótesis que no me convence (“Jesucristo es el Señor”), y junto con la hipótesis una consigna que sí me convence pero no me funciona (“Pare de sufrir”). En fin, llegó un templo evangelista de fachada neoclasicoide, que viene a recordarnos que pocas cosas hay tan poderosas en el mundo como el kitsch. (más…)

Read Full Post »

Martín Kohan y Tomás Abraham, junto a Edgardo Castro, presentaron ayer La gran extranjera, de Michel Foucault (Siglo XXI).

Por Patricio Zunini.

La editorial Siglo XXI acaba de publicar el volumen La gran extranjera, que reúne textos inéditos de Michel Foucault sobre literatura y pertenecen a conversaciones radiales, cursos y conferencias que el filósofo francés dio entre 1963 y 1971. No serán estos los únicos artículos rescatados: La gran extranjera es el primero de una serie; la biblioteca de Foucault tiene más de 40mil páginas a la espera de ser leídas y catalogadas. La edición argentina respeta el título y el orden de los textos de la francesa y, además del prólogo original, incluye una introducción de Edgardo Castro. Foucault usa a la literatura como una herramienta para explorar la locura. «La locura es la extraña sintaxis del discurso», dice. Con ese objetivo lee a Cervantes, Shakespeare, Artaud, Proust, Diderot, Sade.

(más…)

Read Full Post »

¿Es posible que un escritor intervenga un cuento de otro (más famoso, más importante) sólo por razones literarias?

Por Martín Kohan.

Un indicio elocuente de la insignificancia social de la literatura, entre los tantos que, lamentablemente, tenemos a disposición, es que en los casos en los que alguien toma una iniciativa por una motivación puramente literaria y, luego, es con esa motivación literaria con la que se explica y se justifica, pues bien: casi nadie le cree. O aparecen unos cuantos, en todo caso, y no son pocos, que se muestran escépticos y suspicaces, no ven nunca en la literatura una razón de por sí suficiente, malician y se preguntan qué clase de cosa hay por detrás. En los casos en los que se produce un entrevero librado en términos de un debate literario, con nerviosidades y acaloramientos, otra vez: casi nadie cree, o al menos muchos descreen; les parece que nadie habrá de ponerse a discutir así apenas por esa cosa nimia (pues para ellos es nimia), una cosa de tan poquita importancia (pues para ellos importa muy poco), como es la literatura. De nuevo sospechan, alzan su ceja, y se interrogan: ¿qué clase de cosa hay por detrás?

(más…)

Read Full Post »

¿Cuán independiente es un personaje de su autor? Si hay cosas que no sabemos que sabemos, hay cosas que no sabemos que hemos escrito. Algunas preguntas sobre las transferencias involuntarias de los prejuicios, los temores, las pasiones, los deseos y posición del escritor ante su tiempo en las ficciones que compone.

Por Valeria Tentoni.

Zizek

Para Ray Bradbury, los personajes funcionan como médiums entre el autor y ese otro sí mismo dentro del autor: el proceso de escritura es a la vez un proceso de autoconocimiento. “La máquina de escribir debe ser como una Ouija, tus manos se deben mover sobre el teclado y revelar cosas sobre vos mismo que no sabías, que desconocías. Por ejemplo, en mi libro Farenheit 451, el personaje de Montag soy yo, descubriéndome a mí mismo. Hay partes de la personalidad que son destructivas, y las sacás y así encontrás maneras de volverte creativo. El personaje de Montag es un dictador que descubre que está incendiando no solo libros sino también ideas, así que sale en busca de redescubrirse y de descubrir cómo leer y cómo estar vivo a través de la lectura. Así abandona su profesión y se convierte en un destructor de los destructores”. (más…)

Read Full Post »

El derecho a la soledad es uno de los más vulnerados en los tiempos que corren.

Por Martín Kohan.


María Sonia Cristoff
Inclúyanme afuera, de María Sonia Cristoff, y El pez rojo, de Leonardo Sabbatella, son novelas de marcadas diferencias, fuera de que comparten la editorial (Mardulce) y el año de publicación (febrero de 2014 y junio de 2014, respectivamente). Podría decirse, incluso, que en algunos aspectos se oponen: la prosa fluida de Cristoff, deseosa de naturalidad y sutilmente relajada, contrasta con la tensión del fraseo de Sabbatella, que sigue en eso a su personaje, con dosis parejas de insistencia y de perturbación. Las historias que en estos libros se cuentan entran en contraste también: Mara, la protagonista del relato de Cristoff, deja su casa y se va, elige instalarse en un lugar ajeno, cambia de sitio para cambiar de vida; Víctor, en cambio, el protagonista del libro de Sabbatella, se aferra a su vida, a las cosas de siempre, se aboca a la reclusión: después de cerrar las ventanas pasa a correr las cortinas, después de correr las cortinas pasa a bajar las persianas, y por fin “decide que no volverá a salir a la calle”, se va a quedar metido en su casa de manera definitiva. A Mara, “si hay algo que no le interesa cultivar más es el estado de alerta”; la consigna de Víctor, por el contrario, es “permanecer alerta” todo el tiempo.

(más…)

Read Full Post »

A dónde ir cuando no se puede ir a ningún lado.


Martín Kohan en La Orquídea, donde es cliente desde hace 12 años. Foto: gentileza Clarín.

Para Leonardo Moledo, in memoriam

Los días difíciles pasaron. Los días de la angustia, o de la posible angustia: ya pasaron.

Hay personas que no precisan un lugar adonde ir, ya sea porque lo tienen, y es su casa, o ya sea porque pueden perfectamente prescindir de cobijos y de repliegues, de ritos y de pertenencias.

(más…)

Read Full Post »

Entrevista a Martín Kohan.
Por P.Z.

Las novelas de Martín Kohan parecen girar en torno al manejo del tiempo. Gauchos narrados en un presente que se eterniza. Una exiliada lee el cuaderno de un desaparecido  veinte años antes que a su vez escribía sobre Lenin y Trotsky y el tiempo de la Revolución. Una preceptora que trabaja en un colegio centenario donde una realidad claustrofóbica suspende lo externo.

Martín Kohan es un habitual visitante de Eterna Cadencia. Suele llegar por las tardes, se sienta en el bar, y café mediante, se dedica un buen rato a escribir en un cuadernito Gloria, como aquel de Rubén Tesare en Museo de la Revolución. Tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe: tanto verlo por acá, un día me fue irreprimible interrumpir su tarea, le pedí permiso y, grabador en mano, hablamos de su obra.

El TIEMPO

– Tenés un trabajo continuo sobre el tiempo. ¿Puede ser?

– Puede. En realidad, yo lo pondría de este modo, para mí es un tema y a la vez una especie de presupuesto formal para la narración. Me parece que una cierta problematización de la narración, o lo que yo pretendo que sea un acercamiento no ingenuo a la narración supone también una revisión o una problematización de la temporalidad. Por acercamiento no ingenuo, no entiendo nada más que eludir la simplificación de suponer que literatura puede ser contar historias y nada más. Entonces me parece que la literatura cuenta historia muchísimas veces, pero  que también supone cierto tipo de complejidad narrativa, escritural, lingüística, que la distingue de lo que es corrientemente contar historias. En el sentido que contar historias contamos todos todo el tiempo, y no necesariamente de una manera literaria. Entonces cuando contar historias adquiere una densidad literaria, es para mí, una cuestión. Hay algo más que contar historias. Aunque haya contado una historia.

(más…)

Read Full Post »