Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Maurice Sendak’

Donde viven los monstruos

Por Clara Levin.

donde viven los monstruosLa reseña anterior que hice sobre el libro Alex quiere un dino de Oram y Kitamura (FCE) me dejó con ganas de releer en Donde viven los monstruos de Maurice Sendak (recientemente re-editado por Alfaguara), cosa que no fue difícil porque es uno de los libros de cabecera de mis hijas.

El libro, escrito originalmente en inglés y publicado en 1963 por Harper & Row, lleva vendidas más de tres millones de copias en los Estados Unidos, ha sido traducido a cantidad de idiomas, incluyendo el español, el danés y el afrikaans y continúa siendo un bestseller al día de hoy. Su autor e ilustrador fue ganador del Caldecott Medal, el Hans Christian Andersen International Medal, el American Book Award, el Laura Ingalls Wilder Award, el National Medal of Arts y el Astrid Lindgren Memorial Award for Literature, entre otras distinciones. Este libro en particular ha inspirado una adaptación a dibujos animados (Gene Deitch, 1973), una ópera infantil (Oliver Knussen, 1980), un ballet (Randall Woolf, 1997), una canción (Metallica, 1997), un musical (Emerald City Theater Company, 2004) y una película que está actualmente en posproducción (Spike Jonze). No se trata de cualquier libro.

Escrito con apenas diez oraciones, menos de trescientas cincuenta palabras y un lenguaje sencillo, Sendak crea una alegoría de las emociones complejas de los niños. Las ilustraciones son deleitables y captan magníficamente el enojo y las fantasías del protagonista Max.

El libro narra la historia de un nene, Max, que, una tarde, disfrazado de lobo, hace travesuras y destrozos en su casa hasta que su madre lo castiga mandándolo a la cama sin cenar. Una vez en la habitación, Max imagina que está dentro de un bosque, y luego imagina un océano y a sí mismo cruzándolo en bote hasta llegar a una isla de monstruos salvajes. En la isla, Max es nombrado rey de los monstruos, y orquesta un gran jaleo. Pero después de la jarana, Max comienza a extrañar la comida y las personas de su casa, y decide regresar, cruzando nuevamente el océano imaginario, a su habitación, donde descubre, al llegar, su cena sobre la mesa.

(más…)

Read Full Post »