Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Tomás Eloy Martínez’

A 70 años de la bomba.

Por Mónica Yemayel.

Pisaron Hiroshima. Sabían qué buscaban. La historia de unos pocos hombres y mujeres que resumieran la suerte de toda la humanidad. Sólo uno de cada seis habitantes había sobrevivido. Se quedaron allí, junto a los gembakusho. Sabían qué buscaban. Un relato perfectamente indestructible. Los dos cronistas registraron, con estilos diferentes y años de distancia, las huellas de lo que fuimos, de lo que somos.

Exactamente a las ocho y quince minutos de la mañana, hora japonesa, el 6 de agosto de 1945, en el momento en que la bomba atómica relampagueó sobre Hiroshima, la señorita Toshiko Sasaki, empleada del departamento de personal de la Fábrica Oriental de Estaño, acababa de ocupar su puesto en la oficina de planta y estaba girando la cabeza para hablar con la chica del escritorio vecino.

(más…)

Read Full Post »

Habla la Rubia

Incluido en el volumen de cuentos Tinieblas para mirar (Alfaguara, 2014), publicado en forma póstuma, este cuento muestra el fino oído y la versatilidad de registros en los que Tomás Eloy Martínez era capaz de moverse.

Un cuento de Tomás Eloy Martínez.

Ahora, la abuela Cleme me hace mojar los dedos con saliva y ponerlos sobre los ojos de don Osorio y decir fuerte: “Por Diosito y la Virgen Santísima, curesé”. Yo y la abuela, las dos, estamos sentadas y tocándonos en la cama de fierro, y don Osorio sigue arrodillado y reza. El tío Beni me trae agua y dice: “Tomá, para que te crezca la saliva”. Yo le pregunto otra vez a la abuela: “Qué no habrá sido el picor, abuela?”, y otra vez ella se queda callada. Don Osorio se para y le cuenta al tío Beni que está viendo un poquito de luz. A mí me besa la punta del vestido. “¡Estoy viendo un poquito de luz!”, le dice a la gente que ha venido. Oigo que la gente se pone a aplaudir y a cantar Oh María madre mía. Ahora, uno que ha venido en camión y que vive para el lado de Leales se arrodilla frente a la abuela Cleme y a mí y me muestra la espalda con el morado de las ventosas. La abuela me hace que le ponga saliva y que le diga: “Por Diosito y la Virgen santísima, curesé”. El José y el Mocho andan juntando los pesos que da la gente. A mí me viene un poco de sueño, y miedo porque nadie le va a dar maíz a la gallina colorada y se me puede morir ahora que es el tiempo del emplume, pero el tío Beni y la abuela no quieren que salga y que deje la curación. Para qué habrá venido la Virgen, digo yo.

(más…)

Read Full Post »

Tinieblas para mirar, publicado póstumamente, es el primer libros de cuentos de Tomás Eloy Martínez.

Por Patricio Zunini.

Publicado en forma póstuma como regalo de sus hijos para el que hubiera sido su cumpleaños número 80, Tinieblas para mirar (Alfaguara) es el primer libro de cuentos de Tomás Eloy Martínez. El volumen incluye 14 relatos, buena parte de ellos inéditos, encontrados en una carpeta de su computadora, junto con otros que salieron en diferentes medios pero aquí en versiones corregidas —en algunos casos, trabajados durante cinco décadas. En estos cuentos se ven los diferentes intereses que Martínez desarrolló en toda su obra: la política y, sobre todo, el peronismo, la religión, la memoria, el cruce de géneros, la relación con escritores del boom como Carlos Fuentes o Gabriel García Márquez, la muerte, el exilio.

(más…)

Read Full Post »