Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Vladímir Mayakovski’

Corazón tan rojo

Una lectura de Mi descubrimiento de América, las magníficas crónicas de viaje de Vladímir Maiakovski, publicadas por Entropía.

Por Valeria Tentoni.

Vladimir Mayakovsky, 1929

Vladimir Mayakovsky, 1929

“Como se dice/ el incidente está zanjado,/ la barca del amor/ se estrelló contra la vida cotidiana./ Estoy en paz con la vida. Inútil, recordar/ dolores/ desgracias/ y ofensas mutuas. (Maiakovski, 1930, fragmento final antes de despedirse de este mundo)”: esa leyenda acompañaba la cita en el muro de Mario Ortíz, hace unos días. En nada se parece el ánimo del futurista ruso entonces al que ostenta apenas un lustro antes en Mi descubrimiento de América, las crónicas que acaba de editar Entropía con traducción de Olga Korobenko. Allí, Maiakovski narra sus viajes a Cuba, México y Estados Unidos, entre 1925 y 1926, que continuaban un periplo que lo había llevado por reuniones y cónclaves desde principios de la década por lugares como Berlín y París. (más…)

Read Full Post »

Dos palabras

Los apuntes de Maiakovski del viaje que en 1925 realizó a América para estrechar lazos con el movimiento obrero local se compilaron en Mi descubrimiento de América, que acaba de salir por Entropía. De ese libro publicamos el primer texto que funciona también como prólogo.

Texto: Vladimir Maiakovsky.

mi descubrimientoNecesito viajar. Para mí, el contacto con todo aquello que respira vida casi sustituye la lectura de libros. El viaje emociona al lector de hoy. En lugar de historias ficticias, supuestamente curiosas, sobre imágenes, metáforas y temas aburridos, surgen experiencias interesantes en sí mismas.

He vivido demasiado poco como para describir los detalles de forma correcta y pormenorizada. He vivido lo suficientemente poco como para retratar fielmente los rasgos generales.

Dieciocho días de océano. El océano es fruto de la imaginación. Estando en el mar, no puedes ver las costas, las olas son más grandes de lo que sería necesario para disfrutar de ellas, y tampoco sabes qué es lo que tienes bajo tus pies. Pero lo que cuenta es la imaginación: saber que ni a derecha ni a izquierda hay tierra firme hasta el polo, que adelante hay un mundo completamente nuevo, un segundo mundo, y que debajo tal vez se encuentre la Atlántida. Esta imaginación le da forma al océano Atlántico.

(más…)

Read Full Post »