Feeds:
Entradas
Comentarios

El autor de Lo espeso real y En la resaca elige sus citas favoritas de Indeterminación, de John Cage.

Selección de Daniel Freidemberg.

Cage

El libro compila conferencias que dio John Cage en los años cincuenta. Las conferencias consistían simplemente en contar anécdotas, pero de acuerdo a un cierto ritmo. Transriptas al papel, de acuerdo a una peculiar disposición, el resultado puede decirse que es poesía, sobre todo por el valor que adquieren cada palabra y cada frase en esa disposición, como si fueran elementos musicales. Para citarlas aquí no tenía como reproducir la disposición espacial en la página ni los variables espacios en blanco que suele haber entre palabras o entre frases, de modo que me limité a sugerirlos muy vagamente por medio del uso de barras. De todos modos, me parece que, aun cuando faltan elementos fundamentales, en buena medida el resultado permite traslucir la gracia y la sabiduría de las anécdotas (al autor seguramente le molestaría la palabra “sabiduría”), que mucho tiene que ver con los conocimientos del budismo zen en que Cage basó su pensamiento y su trabajo. Seguir leyendo »

CAM00150

CAM00142

CAM00148

CAM01052

CAM01146#1

DSCN6308

 

La luz de las cosas

Tres poemas de la italiana Antonella Anedda (Roma, 1958), cuya obra fue traducida y antologada al cuidado de Jorge Aulicino y publicada por Hilos editora: una obra donde “las cosas, inhabitables en esencia, son permanentemente habitadas”.

Por Antonella Anedda. Traducción de Jorge Aulicino.

Anedda“Una de las obsesiones de Anedda es mencionar la topografía: la otra, los días, horas y estado del clima, como si el poema fuera producto sincrónico con esos datos (…) Otra de sus obsesiones es el nombre y la sombra. Esto es, aquellos miles de millones perdidos en la historia, muertos sin nombre, en guerras que continúan sin fin, como si la especie humana debiera negarse a sí misma. (…)

Aunque el propósito de esta poesía no es rendir testimonio de las bondades del mundo, hay lugares y momentos -los verá el lector- de íntima reconciliación a lo largo de los poemas. Y aunque no es esta una poesía de la felicidad (…) tampoco es una poesía desarrapada y amarga. Es una poesía tersa, si se quiere, y, por sobre todo, sensorial, como si estuviera en secreta posesión de la natural inocencia de los acontecimientos naturales y aun, a veces, sociales”.

Del prólogo de Jorge Aulicinoa

Seguir leyendo »

“En todas partes del mundo hay devotos de Marcel Schwob que constituyen pequeñas sociedades secretas”, escribió Borges. Aquí hay uno, por ejemplo: el autor de La comemadre, quien comparte extractos de Vidas imaginarias.

Selección de Roque Larraquy.

Vidas imaginarias

De Petronio, novelista.

“Petronio no se desvaneció delicadamente en una bañera de mármol, murmurando versitos lascivos. Huyó con Siro y terminó su vida recorriendo los caminos. (…) Comieron pan agrio y aceitunas blandas. No se sabe si volaron. Fueron magos ambulantes, charlatanes de campaña y compañeros de soldados vagabundos. Petronio olvidó completamente el arte de escribir tan pronto como vivió la vida que había imaginado. Tuvieron jóvenes amigos traidores a los que amaron, y que los abandonaron en las puertas de los municipios quitándoles hasta su último as. Se entregaron a toda clase de desenfrenos con gladiadores evadidos. Fueron barberos y mozos de baños. Durante varios meses vivieron de panes funerarios que sustraían de los sepulcros. Petronio aterrorizaba a los viajeros con su ojo opaco y su negrura parecía maliciosa. Desapareció una noche. Siro pensó que lo encontraría en una celda roñosa donde habían conocido a una ramera de cabellera enredada. Pero un carnicero ebrio le había hundido una ancha hoja en el pescuezo, cuando yacían juntos, a campo raso, en las losas de una sepultura abandonada”. Seguir leyendo »

El peine de los vientos

Una lectura del libro El valle de los molinos escrito por Noelia Blanco e ilustrado por Valeria Docampo (UnaLuna).

Por Coni Salgado.

¿Qué sería de nosotros sin los sueños? ¿Podríamos encontrar el sentido si no tuviéramos deseos? La vida es movimiento, pero ¿qué pasaría si la quietud se volviera permanente, si no hubiera que forzar a la imaginación para conseguir lo que deseamos? Si el viento se detuviera y el aire permaneciera quieto y estancado, sería difícil pensar en el vuelo de las semillas y así en la llegada de las primavera. Algo así parece suceder con los sueños en El valle de los molinos, escrito por Noelia Blanco. En este lugar habitados por hombres, mujeres y niños, llegan un día las máquinas perfectas, y ya no existe margen para el error.

Seguir leyendo »

El ejercicio de la luz

El escritor italiano Erri de Luca visitará la Argentina en marzo.

Por María Negroni.

Corre el mes de noviembre y, en el auditorio de la Casa Italiana de la Universidad de Nueva York, un periodista entrevista al escritor Erri de Luca por un cortometraje escrito y protagonizado por él: Di là del vetro/ Detrás del vidrio. Es cierto que no estoy ahí –sólo— por el film. Ya he leído varios libros de él –Montedidio, Tres caballos (cuya trama sorprendentemente ocurre en la Argentina de la dictadura) y El contrario de uno— y sé que es uno de esos fínísimos y escasos escritores que “descienden a la prosa para escribir poesía”. (La expresión es de Alejandro Zambra).

El cortometraje tiene la duración y la sintaxis de un sueño. Ningún argumento, salvo la intimidad de un hombre. En la cocina austera de una casa austera, el autor conversa durante una larga noche con su madre muerta. Se diría que busca ajustar cuentas con su propia vida, reconciliarse con lo que ha sido y lo que no pudo ser; en una palabra perdonar y hacerse perdonar. Cierta lentitud en los planos, cierta insistencia en los claroscuros contribuyen a crear un clima cargado de premoniciones, a condición de aclarar que se trata de premoniciones retrospectivas. Como ocurre con los poemas, ninguna glosa es posible ni deseable aquí. Lo que importa es dejarse mecer por el debe/haber emocional que allí se está exponiendo.

Seguir leyendo »

Se acaba de publicar Zona de obras (Anagrama), libro que reúne conferencias, columnas y ensayos de Leila Guerriero: un compilado de sus ensayos, hasta hoy desparramados, alrededor de la escritura periodística.

Por Valeria Tentoni. Foto de Emanuel Zerbos.

Leila Guerriero

Zona de obras, que acaba de salir por Anagrama para Latinoamérica en su colección de crónicas, fue originalmente publicado como libro en España, en 2014, por Círculo de Tiza. Allí se reúnen las columnas, conferencias, charlas, ensayos y notas alrededor de la escritura periodística que Leila Guerriero fue publicando entre 2006 y 2014. No todas, pero, porque se tomó el trabajo de seleccionar los elementos que pudieran complementarse y potenciarse entre sí. Ni en orden cronológico, tampoco –orden que le parece “el más fácil” en estos casos, pero no por eso el que mejor funciona. Guerriero, quien trabaja como editora en Gatopardo y que se desempeña en ese rol, por caso, también en el sello de la Universidad Diego Portales (donde se publicó recientemente la compilación de retratos Los malditos), es astuta y generosa al organizar las piezas de eso que construyó como un rompecabezas y que nosotros recibimos como un sistema de engranajes, valores, trucos, reflexiones y notas de trabajo, utilísimos para cualquiera que esté interesado (y dispuesto) a poner en estado de pregunta el oficio. Seguir leyendo »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.