Feeds:
Entradas
Comentarios

El autor de Lo espeso real y En la resaca elige sus citas favoritas de Indeterminación, de John Cage.

Selección de Daniel Freidemberg.

Cage

El libro compila conferencias que dio John Cage en los años cincuenta. Las conferencias consistían simplemente en contar anécdotas, pero de acuerdo a un cierto ritmo. Transriptas al papel, de acuerdo a una peculiar disposición, el resultado puede decirse que es poesía, sobre todo por el valor que adquieren cada palabra y cada frase en esa disposición, como si fueran elementos musicales. Para citarlas aquí no tenía como reproducir la disposición espacial en la página ni los variables espacios en blanco que suele haber entre palabras o entre frases, de modo que me limité a sugerirlos muy vagamente por medio del uso de barras. De todos modos, me parece que, aun cuando faltan elementos fundamentales, en buena medida el resultado permite traslucir la gracia y la sabiduría de las anécdotas (al autor seguramente le molestaría la palabra “sabiduría”), que mucho tiene que ver con los conocimientos del budismo zen en que Cage basó su pensamiento y su trabajo. Seguir leyendo »

CAM00150

CAM00142

CAM00148

CAM01052

CAM01146#1

DSCN6308

 

La luz de las cosas

Tres poemas de la italiana Antonella Anedda (Roma, 1958), cuya obra fue traducida y antologada al cuidado de Jorge Aulicino y publicada por Hilos editora: una obra donde “las cosas, inhabitables en esencia, son permanentemente habitadas”.

Por Antonella Anedda. Traducción de Jorge Aulicino.

Anedda“Una de las obsesiones de Anedda es mencionar la topografía: la otra, los días, horas y estado del clima, como si el poema fuera producto sincrónico con esos datos (…) Otra de sus obsesiones es el nombre y la sombra. Esto es, aquellos miles de millones perdidos en la historia, muertos sin nombre, en guerras que continúan sin fin, como si la especie humana debiera negarse a sí misma. (…)

Aunque el propósito de esta poesía no es rendir testimonio de las bondades del mundo, hay lugares y momentos -los verá el lector- de íntima reconciliación a lo largo de los poemas. Y aunque no es esta una poesía de la felicidad (…) tampoco es una poesía desarrapada y amarga. Es una poesía tersa, si se quiere, y, por sobre todo, sensorial, como si estuviera en secreta posesión de la natural inocencia de los acontecimientos naturales y aun, a veces, sociales”.

Del prólogo de Jorge Aulicinoa

Seguir leyendo »

“En todas partes del mundo hay devotos de Marcel Schwob que constituyen pequeñas sociedades secretas”, escribió Borges. Aquí hay uno, por ejemplo: el autor de La comemadre, quien comparte extractos de Vidas imaginarias.

Selección de Roque Larraquy.

Vidas imaginarias

De Petronio, novelista.

“Petronio no se desvaneció delicadamente en una bañera de mármol, murmurando versitos lascivos. Huyó con Siro y terminó su vida recorriendo los caminos. (…) Comieron pan agrio y aceitunas blandas. No se sabe si volaron. Fueron magos ambulantes, charlatanes de campaña y compañeros de soldados vagabundos. Petronio olvidó completamente el arte de escribir tan pronto como vivió la vida que había imaginado. Tuvieron jóvenes amigos traidores a los que amaron, y que los abandonaron en las puertas de los municipios quitándoles hasta su último as. Se entregaron a toda clase de desenfrenos con gladiadores evadidos. Fueron barberos y mozos de baños. Durante varios meses vivieron de panes funerarios que sustraían de los sepulcros. Petronio aterrorizaba a los viajeros con su ojo opaco y su negrura parecía maliciosa. Desapareció una noche. Siro pensó que lo encontraría en una celda roñosa donde habían conocido a una ramera de cabellera enredada. Pero un carnicero ebrio le había hundido una ancha hoja en el pescuezo, cuando yacían juntos, a campo raso, en las losas de una sepultura abandonada”. Seguir leyendo »

El peine de los vientos

Una lectura del libro El valle de los molinos escrito por Noelia Blanco e ilustrado por Valeria Docampo (UnaLuna).

Por Coni Salgado.

¿Qué sería de nosotros sin los sueños? ¿Podríamos encontrar el sentido si no tuviéramos deseos? La vida es movimiento, pero ¿qué pasaría si la quietud se volviera permanente, si no hubiera que forzar a la imaginación para conseguir lo que deseamos? Si el viento se detuviera y el aire permaneciera quieto y estancado, sería difícil pensar en el vuelo de las semillas y así en la llegada de las primavera. Algo así parece suceder con los sueños en El valle de los molinos, escrito por Noelia Blanco. En este lugar habitados por hombres, mujeres y niños, llegan un día las máquinas perfectas, y ya no existe margen para el error.

Seguir leyendo »

El ejercicio de la luz

El escritor italiano Erri de Luca visitará la Argentina en marzo.

Por María Negroni.

Corre el mes de noviembre y, en el auditorio de la Casa Italiana de la Universidad de Nueva York, un periodista entrevista al escritor Erri de Luca por un cortometraje escrito y protagonizado por él: Di là del vetro/ Detrás del vidrio. Es cierto que no estoy ahí –sólo— por el film. Ya he leído varios libros de él –Montedidio, Tres caballos (cuya trama sorprendentemente ocurre en la Argentina de la dictadura) y El contrario de uno— y sé que es uno de esos fínísimos y escasos escritores que “descienden a la prosa para escribir poesía”. (La expresión es de Alejandro Zambra).

El cortometraje tiene la duración y la sintaxis de un sueño. Ningún argumento, salvo la intimidad de un hombre. En la cocina austera de una casa austera, el autor conversa durante una larga noche con su madre muerta. Se diría que busca ajustar cuentas con su propia vida, reconciliarse con lo que ha sido y lo que no pudo ser; en una palabra perdonar y hacerse perdonar. Cierta lentitud en los planos, cierta insistencia en los claroscuros contribuyen a crear un clima cargado de premoniciones, a condición de aclarar que se trata de premoniciones retrospectivas. Como ocurre con los poemas, ninguna glosa es posible ni deseable aquí. Lo que importa es dejarse mecer por el debe/haber emocional que allí se está exponiendo.

Seguir leyendo »

Se acaba de publicar Zona de obras (Anagrama), libro que reúne conferencias, columnas y ensayos de Leila Guerriero: un compilado de sus ensayos, hasta hoy desparramados, alrededor de la escritura periodística.

Por Valeria Tentoni. Foto de Emanuel Zerbos.

Leila Guerriero

Zona de obras, que acaba de salir por Anagrama para Latinoamérica en su colección de crónicas, fue originalmente publicado como libro en España, en 2014, por Círculo de Tiza. Allí se reúnen las columnas, conferencias, charlas, ensayos y notas alrededor de la escritura periodística que Leila Guerriero fue publicando entre 2006 y 2014. No todas, pero, porque se tomó el trabajo de seleccionar los elementos que pudieran complementarse y potenciarse entre sí. Ni en orden cronológico, tampoco –orden que le parece “el más fácil” en estos casos, pero no por eso el que mejor funciona. Guerriero, quien trabaja como editora en Gatopardo y que se desempeña en ese rol, por caso, también en el sello de la Universidad Diego Portales (donde se publicó recientemente la compilación de retratos Los malditos), es astuta y generosa al organizar las piezas de eso que construyó como un rompecabezas y que nosotros recibimos como un sistema de engranajes, valores, trucos, reflexiones y notas de trabajo, utilísimos para cualquiera que esté interesado (y dispuesto) a poner en estado de pregunta el oficio. Seguir leyendo »

Compromiso

Qué signo político debe tener el intelectual comprometido.

Por Martín Kohan.

Quizás fue Sartre, desde París, o quizás fue Julio Cortázar, también desde París, quienes nos habituaron a suponer que toda vez que se habla del “intelectual comprometido” hay que pensar necesariamente en un escritor o un pensador de izquierda, en una postura socialmente crítica, en un fervor de transformación o de revolución. Como si la adopción del compromiso político pudiese cobrar tan sólo un único tipo de signo político.

Seguir leyendo »

Samsara despixelado

El autor de Una muchacha muy bella acompañó a Facundo Gerez en la presentación de Samsara.

Por Julián López.

samsara

A pocas páginas de empezar la lectura de esta novela comencé a preguntarme dónde estaba el libro, Samsara cuenta la historia de una pareja que emprende un viaje corto pero no es en esa trama donde reposa la historia que se propone contar. Ese misterio que se plantea es lo que más me entusiasmó de la novela de Facundo Gerez, que despliega sin ansiedad un mecanismo que va acumulando sentido, como un tetris que encaja sus piezas a medida que aparecen en la lectura.

Seguir leyendo »

Drácula

La nueva edición de Penguin del clásico de Bram Stoker incluye un estudio preliminar estupendo que aquí publicamos.

Por Christopher Frayling.

Drácula llegó por primera vez a las librerías el 26 de mayo de 1897, con un precio de seis chelines y una tirada de tres mil ejemplares. Iba encuadernado en tela amarilla, con el título en letras rojas. Cuatro años después, se reeditó ligeramente abreviado en una edición barata para quioscos, a seis peniques, con una ilustración de portada que fue de las pocas a las que Bram Stoker tuvo la oportunidad de dar su aprobación. En ella aparece el conde como un comandante militar de pelo blanco, con un poblado bigote y una capa semejante a las alas de un murciélago, reptando boca abajo por los muros de piedra del castillo de Drácula: nada que ver con el galán seductor de incontables adaptaciones cinematográficas (más de doscientas, según el último recuento), ese hombre carismá tico con capa y traje de etiqueta que exclama portentosamente: «¡Son los hijos de la noche! ¡Sus aullidos son como música para mis oídos!». Es casi imposible hoy día deshacerse de la imagen de Max Schreck en Nosferatu, o de Bela Lugosi y Christopher Lee en sus respectivas versiones de Drácula, o de Gary Oldman en Drácula, de Bram Stoker, y acceder a la novela tal como Stoker la escribió.

Seguir leyendo »

Matías Néspolo habla de Con el sol en la boca, su nueva novela publicada por Ediciones del Lince.

Por Patricio Zunini.

matías néspolo

Quién no tiene la fantasía de dejar todo y poner un puestito en una playa de Río de Janeiro. Ese deseo que es casi universal es la excusa con la que se inicia Con el sol en la boca (Ediciones del Lince), la segunda novela de Matías Néspolo. El Tano Castiglione y Brizuela, estudiantes universitarios sumidos en trabajos precarios, empiezan a confabularse para huir de Buenos Aires y ponerse un chiringuito frentre al mar. Pero para eso necesitan dinero. La idea, entonces, es la de robar un cuadro que el padre de Castiglione mantiene celosamente escondido. Pero junto con el cuadro, otras verdades del pasado salen a la luz. Un sueño que rápidamente se vuelve pesadilla. Matías Néspolo vive en Barcelona desde el 2001. La semana pasada estuvo en Buenos Aires presentando su nueva novela. Con él hablamos de Con el sol en la boca.

Seguir leyendo »

¿Cuándo empezaron a posar ante la cámara los escritores? Un breve recorrido posible, con imágenes.

Por Valeria Tentoni.

Victor Hugo por Vacquerie 1856 “Victor Hugo leyendo frente a una pared de piedra” por Auguste Vacquerie, 1853. Musée D’Orsay

Derivado de la pintura y con una prehistoria en los bustos y estatuas (se cree que la más antigua en este orden es la del príncipe Gudea, gobernador de Lagash, Sumeria, del Siglo XXI a.C.) y en las monedas persas del Siglo V a.C., el retrato fotográfico se popularizó a partir de la aparición del daguerrotipo, hacia 1840. Deudor quedó, sin embargo, durante años, de la manera en que esa representación interpretada de una personalidad se conseguía con óleos y tintas. Como género, el retrato pictórico comenzó por obtener sus modelos de las clases dominantes; sólo ellas podían pagarlos, y lo hacían a modo de subrayado de poderío, como símbolo de pertenencia y como pasaje, vía imagen, a la inmortalidad. Entre otros usos, puede citarse el caso de Velázquez y los retratos de la infanta Margarita de Austria, a quien iba calcando cuidadosamente año tras año para enviar esas pinturas a su tío, el emperador Leopoldo I, que la tenía prometida como esposa y podía observar de ese modo el progreso de su belleza (en una serie que incluye esa pieza tan útil para el pensamiento contemporáneo, “Las meninas”). Seguir leyendo »

Teatro imprescindible

La autora de La sucesión elige diez obras de teatro imprescindibles.

cynthia edulCynthia Edul es dramaturga y narradora. Escribió las obras “Miami” (Premio Primera Obra otorgado por Argentores), “Familia Bonsai”, “La excursión” y “A dónde van los corazones rotos”. Junto a Alejandro Tantanián, creó en 2009 la plataforma de dramaturgia contemporánea Panorama Sur, siendo una de las gestoras y curadoras del proyecto y su directora académica. Es autora de la novela La sucesión (Conejos, 2012). En 2014 recibió la beca del International Writing Program de la Universidad de Iowa City y la beca Courants du Monde en Francia otorgada por la Maison de la Culture du Monde, y este año la beca de la Saison Foundation de Tokyo para realizar una investigación en artes escénicas japonesas contemporáneas.

Cynthia Edul elige diez obras de teatro imprescindibles:

Seguir leyendo »

Continuando nuestro dossier de editores, presentamos hoy la entrevista a Adriana Hidalgo, directora de la editorial que lleva su nombre y quien fuera distinguida con el Premio Konex de Platino a la labor editorial de la década en 2014. “No me gusta nada que haya trabas a la importación del libro”, dice.

Por Patricio Zunini. Foto: Cortesía Adriana Hidalgo Editora.

adriana hidalgoAdriana Hidalgo no conoció al abuelo que fundó El Ateneo —murió antes de que su madre se casara—, pero cada vez que iba a la librería de Florida y Corrientes miraba el busto que estaba en la entrada a la izquierda. Ir a la librería era como visitar la casa familiar. Hoy la librería es diferente. La cadena que la compró modificó la arquitectura y le agregó una escalera central que rompe un poco el encanto de entonces, cuando la mirada despejada podía pasear de pared a pared, con libros de piso a techo. Perteneciente a un linaje de libreros, Adriana Hidalgo no descarta en algún momento abrir su propia librería, pero por ahora lo mantiene en el terreno de las fantasías: desde hace más de quince años está abocada al proyecto editorial que lleva su nombre. Los primeros cuatro libros de Adriana Hidalgo Editora aparecieron en agosto de 1999, un dato que configura la identidad de la editorial que tiene por lema ser “la última del siglo XX”.

Seguir leyendo »

Poemas leídos III

“Cuando todo parecía dicho, Diana Bellessi vuelve a decir algo más”: tercera entrega de la curaduría de poesía del autor de Tres, quien coordina desde hace años talleres de lectura y escritura. Aquí, uno de los poemas que seguramente circulan en sus clases.

Selección y notas de Osvaldo Bossi.

Cuando todo parecía dicho, Diana Bellessi vuelve a decir algo más, y ese algo revoluciona nuestra poesía, la satura de una luz que ya estaba en sus poemas, pero que insiste, con una potencia siempre arrasadora. Poeta atenta a las pequeñas cosas del mundo, ha sabido hacer de la poesía un refugio y una manera de estar en comunión con los demás. Después de libros imbatibles como El jardín, Crucero ecuatorial, Eroica, La rebelión del instante, entre tantos otros, Diana nos asalta con estos poemas breves y deslumbrantes, donde nada sobra, y donde cada palabra, cada verso escandido, es una celebración -de la poesía y de la realidad que, a veces, como en este hermoso relámpago de 17 versos, van juntas.

a

Seguir leyendo »

El autor de Bioy envía desde París, donde extraña su biblioteca, que está en Lima, 5 citas de Los topos, la primera novela de Félix Bruzzone.

Selección de Diego Trelles Paz.

BruzzoneNo subrayo libros. Solo si los estudio. Siempre he usado un cuaderno aparte para escribir las citas que usaré luego. No sé por qué no lo hago. Creo que me da pena. Si les parece una idea cojuda, lo entiendo. Uno no elige las cojudeces que hace en la vida. Toda mi biblioteca está en Lima. Vivo en París. Tengo algunos ejemplares aquí. Entre ellos, Los topos de Félix Bruzzone. No estaba subrayado hasta hace unos meses. Pero lo usé en un trabajo de investigación. Lo he leído muchas veces. Ahora lo publicaré en el Perú. Es una novela rara y maravillosa, pero eso ustedes ya lo saben. Eso fue lo que encontré. Seguir leyendo »

Velocidad crucero

Una lectura de Sobre la felicidad a ultranza (Periférica), del italiano Ugo Cornia, Premio Bérgamo de novela, con quien conversamos acerca de la escritura.

Por Valeria Tentoni. Traducción del italiano María Susana Triocci.

CorniaPublicado originalmente en 1999, Sobre la felicidad a ultranza es el primer libro de Ugo Cornia (Módena, 1965), quien luego escribiría otros como Roma La historia de mi tía. Este tomo llega a Argentina con traducción de Francisco de Julio Carrobles, en edición de Periférica; en ese catálogo también se consigue, por caso, obra de Gianni Celati. Vinculados ambos italianos por la crítica, Cornia comenzó, en efecto, publicando sus cuentos en la revista que el autor de Vidas erráticas dirigía junto a Ermanno Cavazzoni.

La historia de Ugo, el hombre que entra en el río de su propia vida y parece narrarla como quien tiene el agua a las rodillas y la cabeza al sol, obtuvo el Premio Bérgamo, que le fuera entregado en una ceremonia en la que Claudio Magris ofreció una lectio magistralis. También este año llegó a Argentina, vía cargamento europeo, libro suyo –exquisito: El conde y otros relatos, no ya por Periférica sino por Sexto Piso–. Maravillosa invasión de libros de ese país en el que se habla cantando. Seguir leyendo »

Ranking semanal

Las casas vacías de Samanta Schweblin, lo más llevado de la semana.

libros

El ranking de ventas de esta semana abre con Siete casas vacías, de Samanta Schweblin, y cierra con la nueva novela de Fabián Casas. ¡Un ranking inmobiliario! (¡Tengo peores!) Luego de un par de semana “de descanso”, Samanta Schweblin vuelve al primer lugar del ranking con los cuentos publicados por Páginas de Espuma que le valieron el IV Premio Internacional de narrativa Breve Ribera del Duero. La acompañan Emmanuel Carrère con El reino (Anagrama) y Selva Almada con El desapego es una forma de querernos (Penguin). De haber tenido en cuenta los libros de la editorial, Kohan, Consiglio y Lacoue-Labarthe habrían estado entre los diez más llevados.

Estos son los diez libros más vendidos de la semana:

Seguir leyendo »

Tres maneras de entrar en Moby Dick, una tan obra urgente como los primeros álbumes de The Smiths o las películas de Fellini.

Por Andrés Hax.

Moby Dick (1851), de Herman Melville, está en la lista breve de libros que pueden cambiarte la vida. No es que te vaya a hacer más feliz, más apuesto, más productivo o más rico. Tampoco te va cambiar la manera de ver o vivir tu vida. Es más bien como vivir un mes en el bosque durante una enorme tormenta o como pasar una temporada en una ciudad medieval que no sabías que existía. Desfigura inalterablemente la memoria de una manera poética.

Si aun no lo leíste es comprensible que la idea de hacerlo te cause cierto rechazo. Puede que se parezca a uno de esos clásicos moribundos que sobrevivieron simplemente por estar en las listas curriculares de las facultades de letras. ¿Qué falta hace ilustrarse sobre la industria ballenera de Nueva Inglaterra del Siglo XIX? No parecería tan urgente.

Seguir leyendo »

El crítico venezolano Gustavo Puerta Leisse, que participó en el Filbita 2015, habla del estado literatura infantil: “Un libro para niños refleja de un modo extraordinario la sociedad en la cual surgió”, dice.

Por Patricio Zunini.

puertaleissegustavoSaca de una bolsa un libro ilustrado que es como un catálogo de niños desagradables: uno que no se baña ni se corta las uñas, otro al que le tuvieron que cortar el dedo por no dejar de chupárselo, otro más que se toca el pito hasta que se le cae. Pedro Melenas, se llama. Gustavo Puerta Leisse produjo la edición para Impedimenta en la que diferentes ilustradores acompañan al texto original con dibujos y cuentan sus propias historias de admonición. Puerta Leisse es un crítico venezolano especialista en literatura infantil. Desde su rol plantea romper con la posición tradicional y partir desde una mirada más irreverente que plantea no sólo la transmisión de conocimiento sino también la posibilidad de abrir debate sobre la historia y la ideología de una sociedad.

Hay una metáfora típica de los libros infantiles, que es la del libro alado. Yo creo que es una metáfora que nunca aplicarías.

—Al contrario, es una metáfora que suelo utilizar. En Guía turística del sistema solar, un libro de la editorial Iamiqué, se cuenta que hay uno de los planetas en donde el año tarda mucho menos que el día. Es decir que la traslación sobre su propio eje es más lenta que el viaje alrededor del sol. Esa idea, por ejemplo, transformó totalmente la forma en que mi hija ver el mundo. Le ha generado una relatividad sana, una forma de pensar que hay otros mundos, otras posibilidades, otras cosas. Justamente es la mayor expresión del libro alado.

Seguir leyendo »