Feeds:
Entradas
Comentarios

Un género familiar

Nueva dirección

Visitanos en: http://blog.eternacadencia.com.ar

Foucault como una obra de arte.

Esta semana, la “recomendación de amiga” la da la escritora y poetisa Marina Mariasch.

MM ha publicados los libros de poemas Coming attractions, XXX y Tigre y león. Además ha participado en diferentes antologías, como En Celo y Buenos Aires/Escala 1:1. Acaba de presentar su nuevo libro, El zig zag de las instituciones (Vox).

marina mariasch

Continuar leyendo »

Daniel Guebel /3

Entrevista a Daniel Guebel por Patricio Zunini
Ciclo: Martes de Eterna Cadencia
Fecha: 16 de junio de 2009
Desgrabación: P.Z. Fotos: L.D.

[Tercera parte; leer la segunda]

daniel guebel

¿Puede ser que el título original de La china haya sido Esperando a Godoy?

Sí, pero se termina ahí la anécdota. Iba en un taxi, estaba yendo para la casa de Sergio Bizzio y en el taxi aparece un programa folclórico de esos pedorros donde el locutor es entusiasta y los interlocutores también, y todos hablan como gente de campo. “¡Aquí, don Leonel, estamos esperando a Don Godoy!” Inmediatamente pensé por qué no escribir una obra donde dos gauchos esperan a un tercero. Llego a lo de Bizzio, se lo cuento y él me dice por qué en vez de esperar a otro gaucho no esperan a una china, una puta, y ninguno sale del rancho por miedo a que justo llegue la china y el otro se la garche primero. O sea: la idea de que yo segundo no voy. Así salió la obra. Eso fue.

Beckett tiene una influencia enorme. ¿Qué esperan los dos? ¿Esperan el sexo, la esperanza, el amor, la victoria de uno sobre el otro?

Todo eso. Todo y nada. Esa pavada del existencialismo de postguerra. Lo beckettiano es más grave que Beckett. Esperando a Godot es una obra bastante ligera y hasta diría pavota. Otra cosa, diría, es Fin de partida. Por supuesto no se me ocurrió hacer algo como Fin de partida. A Bizzio tampoco.

Nos salió una obra bastante amable que yo arruiné. Porque la obra iba todo el tiempo en un camino de humor, ligereza, obscenidad y chiste. Y cuando terminamos la primera versión, yo le dije a Bizzio: “si esta obra no tiene un final dramático y trágico no tiene la menor importancia ni el menor interés”. Entonces uno terminó cogiéndose al otro, matándolo y sacándole los ojos. La estrenamos en el teatro La Plaza. El público iba riéndose amablemente, las señoras con sus tapados más o menos se tragaban las malas palabras –esto fue hace 15 años, casi diría que no existía la televisión en esa época– pero cuando de golpe uno se garcha al otro en escena y le arranca los ojos, esa obra con la que Bizzio y yo creíamos haber escrito una obra maestra y, además haber hecho un negocio formidable que nos iba a hacer ricos por tres años por lo menos, se desarmaba. Nadie la recomendaba.

Continuar leyendo »

Ranking semanal

Por segunda semana consecutiva, los Papeles inesperados de Julio Cortázar son los preferidos entre los clientes de Eterna Cadencia. Dicen que los cronopios hicieron una fiesta en la librería, y que no dejaron que entraran a los famas.

Sándor Márai estrena el top con Los rebeldes, y un encuentro -pero no el último- con Kundera cierra la lista.

Entre las (cada vez menos casuales) repeticiones de esta última semana y la misma del año pasado, aparecen Sándor Márai y Coetzee.

pizarra cortázar

Estos son los libros más vendidos de la semana pasada:

  1. Papeles inesperados, Julio Cortázar (Alfaguara)
  2. Los hombres que no amaban a las mujeres, Stieg Larsson (Destino)
  3. La caza del carnero salvaje, Haruki MUrakami (Anagrama)
  4. Los rebeldes, Sándor Márai (Salamandra)
  5. Tierras de poniente, J. M. Coetzee (Mondadori)
  6. La mancha humana, Philip Roth (De Bols!llo)
  7. Siete días en el mundo del arte, Sarah Thorton (Edhasa)
  8. El maestro de almas, Irene Nemirovsky (Salamandra)
  9. ¡Pobre patria mía!, Marcos Aguinis (Sudamericana)
  10. Un encuentro, Milan Kundera (Tusquets)

Continuar leyendo »

“Lo hace como yo lo soñé toda la vida. Es ella, sus manos, su cuerpo. Tiene aspecto de tango”. Astor Piazzolla así se sentía cuando escuchaba cantar a Milva su Balada para un loco.

Te desafiamos a escucharla y no emocionarte:

Milva: música en la librería.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.